Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Poesía   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Pandemia   ·   Elecciones   ·   Lectura   ·   Niños



Escarnio *


Inicio > Política Internacional
19/02/2020


549 Visitas



Las Mujeres y las Madres Mexicanas fueron a reclamar Justicia, recibieron desprecio, burla y sorna: “no es motivo de alarma”, “no distraigan de la rifa", “el Pueblo esta feliz, feliz, feliz”, “la culpa es de los neoliberales”, “yo tengo mi conciencia tranquila”, y hasta un improvisado decaloguito… todo con una hiriente sonrisa en los labios presidenciales: ¿de que o de quienes se burla el Presidente?.


Otro tanto ocurrió con la “Jefa de Gobierno”, haciendo entrada triunfal entre vítores y aplausos de sus paleros en la Escuela de cuya puerta desapareció la pequeña Fátima para aparecer después muerta, violada, torturada y sin viseras. La Madre ya se había quejado y la ignoraron, luego los perros al servicio de “la 4T”, quisieron arrojarles la culpa alegando demencia y lo que fuera. Rastreros repugnantes.

Quienes fueron a protestar al Palacio Nacional lo hicieron impulsadas por una serie de crímenes repugnantes que remataron con el asesinato de una pequeña niña de siete años: Fátima.

No fue de ninguna forma una protesta artificial, inventada para molestar al Señor Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Pero fueron recibidas con gases en la puerta de Palacio Nacional y le hicieron pintas.

Las vidas humanas tienen un rango muy superior al de los inmuebles, por muy “monumentos históricos” que los quieran ver “ahora”, porque cuando ellos eran los de las protestas, eso “les valía madre” y lo que le sigue.

Ya antes habían ocurrido otros varios crímenes que sacudieron la Conciencia Nacional, los Le Barón, Isabel Cabanillas de la Torre, Janeth Rubí, María del Pilar González Llamas, Minerva,  Ingrid Escamilla, … y ese mismo día asesinaron a dos menores: Aned y Edwin, en Minatitlan, (1), y otros tres estudiantes de telesecundaria en Santiago, Llano Grande en Oaxaca. (2)

Los Mexicanos recibimos la promesa del candidato presidencia AMLO, ahora Presidente, que la Seguridad Pública se recuperaría tan pronto como el asumiera la Presidencia, no ocurrió, es explicable; pidió seis meses mas, tampoco sucedió, preocupante; pidió esperar a fin de año, pero pasó todo lo contrario: 2019 tuvo récord al alza de asesinatos violentos: alarma y angustia nacionales… el Ejecutivo pidió un año mas… y desde entonces ya han asesinado otros varios miles, además de los mencionados en el párrafo anterior, las condiciones empeoran ante la negligencia del Gobierno Federal.

Quien encabeza el Sistema Nacional de Seguridad Pública es el Gobierno Federal, y su cabeza es el Presidente, (3) a través del Consejo Nacional de Seguridad Pública (4),  no los gobernadores a los que ahora comodinamente López Obrador les quiere batear el problema, después de que les recortó sus respectivos presupuestos.

Los Mexicanos sentimos que estamos recibiendo el trato de “súbditos” o “siervos” de una monarquía o de una dictadura, pero no el de Ciudadanos de una República Democrática, a los que además se les toma por imbéciles o retardados mentales.

El Señor Presidente se excusa diciendo que a diario se levanta a las seis de la mañana a atender el problema, pero eso no lo exime de su responsabilidad ni ha servido de nada, no basta con “atender”, lo que sea que el entienda por eso; los Mexicanos esperan que “resuelva” el problema. Su respuesta es la de un displicente godínez que se molesta porque le exigen que cumpla mínimamente con su trabajo.

Ya ha transcurrido mas de un año y la Seguridad Pública sigue empeorando, en gran medida por la impunidad de la que gozan los delincuentes. Como candidato AMLO había ofrecido “amnistía” para ellos, y lo está cumpliendo, el Ejército, la Marina y las demás fuerzas policiales están maniatadas o sin un plan específico y concreto para garantizar la Seguridad Pública.

Que los delincuentes biológicamente son seres humanos eso todos los Mexicanos lo sabemos, solo que muchos de ellos se comportan como bestias carentes de emociones (5), sentimientos y valores humanos:  en contra de los ciudadanos indefensos confiados en los “abrazos y no balazos” que la gracia presidencial les ha ofrecido y les está cumpliendo. ¿Y los Derechos Humanos de la víctimas, o de las familias enlutada por los crímenes?, parece que eso no conmueve el “humanismo” del Señor Presidente.

El Presidente condiciona los resultados a la consecución de otros objetivos que para el son mas importantes: “garantizar empleo, educación, salud y bienestar”, francamente inalcanzables con la creciente deuda pública que padecemos, y “erradicar la corrupción”, enquistada en los círculos mas próximos al Señor Presidente de la República. Solo basta mirar la información diaria, la CONADE y las empresas fantasma para cobrar las “becas” de “construyendo el futuro”, son las últimas “perlas” sobre la cual el Gobierno Federal ahora guarda ominoso silencio.

Antes fue la exhibición de la farsa del Presidente viajando en vuelos comerciales, mientras su gruesa comitiva lo hace aparte, en un avión de la Fuerza Aérea mexicana FAM, cuando el Ejecutivo debería volar con aquellos para ahorrarse realmente el boleto y no arriesgar la seguridad de los demás pasajeros que se sienten usados como escudos humanos para protegerlo.

Otra excusa es el de una “Constitución Moral” que el Señor Presidente ofreció tiempo atrás pidiendo la colaboración de los mexicanos para ese propósito, le hice 30 aportaciones y una propuesta concreta por conducto de Enrique Galván Ochoa y Twitter, (6) pero ni recibo acusó, esa es la seriedad de su propuesta. Luego la quiso sustituir, para salir del paso con la “Cartilla Moral” de Alfonso Reyes que se distribuyo masivamente.

Pero, además, no es necesario que expida ninguna “Constitución Moral”, las normas “morales” no requieren ser expedidas por un órgano formal del Estado, ni de un “constituyente moral”, no son coactivas como las jurídicas, que puedan hacerse cumplir aun en contra de la voluntad del obligado para preservar el Estado de Derecho, se imponen con los actos reiterados por las clases dominantes a las que ahora representa plenamente el Presidente, sobre las dominadas: los gobernados. Ya han varios casos de represión documentados en las Redes Sociales.

Además, ya el Señor Presidente con su conducta y ejemplos ha venido mostrando a los Mexicanos cuales son esas “normas morales” que ahora aplican bajo el disfraz de la “honestidad por la gracia presidencial”: Ineptitud, Impunidad, Hipocresía, Corrupción, Negligencia, Soberbia, Simulación, Cuatismo, Despotismo, Dogmatismo, Centralismo, Antihumanismo, Dictadura, que nuestros jóvenes aprenden a predicar, mientras hacen exactamente lo contrario. 

Hubo además la excusa de culpar al neoliberalismo de la Inseguridad Pública, cuando desde el Ingeniero Cuahutémoc Cárdenas a la fecha los gobiernos de la Ciudad de México han sido “de izquierda”, y cuando en muchos estados neoliberales del Mundo, la Inseguridad Pública es mínima. El Presidente habla por hablar, a la ligera, y eso le ha ganado una falta de credibilidad, de confianza y de respeto generalizadas.

Como escarnio, hubo también una cargada de declaraciones de mujeres que cobran en el gobierno de la 4T, la Secretaria de Gobernación, de la ¿presidenta aun? de Morena, de una Senadora, tratando de “acuerpar” al Señor Presidente de lo que ellos consideran “ataques”, y que para el Pueblo de México son legitimas protestas.

Que el Gobierno Federal puede acabar con la Inseguridad Pública y la delincuencia es algo que ya demostró el Ejercito Mexicano, actuando con inteligencia y disciplina en el “Culiacanazo” (7).

¿Por qué no lo quiere hacer?, es la pregunta.

¿Cuales son sus estrategias concretas, directas e inmediatas para acabar con la Inseguridad Pública, Señor Presidente Andrés Manuel López Obrador?, y ¿qué plazos se han establecido para alcanzar resultados satisfactorios?. Eso no incluye sus inauguraciones de edificios, porque gastar dinero público “escaso” y sin licitar, cualquiera lo hace.

Sus ideas y planes en Seguridad Pública no han dado resultados, y sus quimeras inalcanzables hacen imposible que eso suceda. Usted debe hacer los cambios que espera el Pueblo de México, Señor Presidente: el Pueblo Manda, y El Pueblo, no es Usted.

Twitter y facebook: @adiazpi

  • https://twitter.com/rodrigo_dector/status/1229551790791639040?s=20
  • https://www.elpinero.mx/ejecutan-a-tres-estudiantes-de-telesecundaria-en-santiago-llano-grande-oaxaca/

    (3) CPEU, ver art. 21: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_201219.pdf,  

    (4) Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, art. 12, http://www.ordenjuridico.gob.mx/Documentos/Federal/pdf/wo96855.pdf

    (5) https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150820_vert_fut_salud_vivir_sin_emociones_alexitimia_hr

    (6) https://www.reeditor.com/columna/20306/23/politica/nacional/constitucion/moral/*

    (7) https://www.infobae.com/america/mexico/2019/12/23/los-secretos-del-culiacanazo-por-que-el-ejercito-clasifico-por-cinco-anos-los-partes-informativos-del-caso-ovidio-guzman/









    * Fuente: Web, Twitter 

    Etiquetas:   Seguridad Pública   ·   Derechos Humanos

    Compartir
    Tu nombre:

    E-mail amigo:
    Enviar
    PDF

    0 comentarios  Deja tu comentario




    Comienza
    a leer


    Un espacio que invita a la actualidad e información
     

    Publica tus artículos


    Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

    Una comunidad de expertos


    Rodéate de los mejores y comienza a influir
     

    Ayudamos a tu negocio


    El lugar y el momento adecuado donde debes estar
    Secciones
    20415 publicaciones
    5090 usuarios
    Columnas destacadas
    Los más leídos
    Mapa web
    Categorías
    Política
    Economía
    Sociedad
    Cultura
    Ciencia
    Tecnología
    Conócenos
    Quiénes somos
    Cómo publicar en Reeditor
    Contacto
    Síguenos


    reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora