Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Informática   ·   Devaluación



Por impunidad


Inicio > Política Nacional
08/07/2019


437 Visitas



Había que estar un poco loco para querer heredar el país que dejó Cristina en 2015, pero hay que estar mucho más loco para querer volver, con el escenario mucho más complejo que va a dejar Macri este 2019 ---que hasta diciembre ni siquiera tenemos certeza de cómo va a ser--- y loco al extremo, para querer seguir de parte de Macri.




¿Qué moviliza a Cristina en segundo plano y a Macri que resistió el primerísimo plano pese a los propios, para este diciembre querer tener el poder de la Nación?

¿Qué necesitan de ese poder, para someterse a semejante escenario financiero, que causó un desastre económico de proporciones y lo que eso significa en lo social?

¿Qué puede ser tan importante en lo personal para ellos ---que son millonarios--- para disputarse ese poder, con las complejidades que significa administrar este escenario hasta 2023 y lo mucho que ambos tienen para perder?

¿O tendrán más para perder,  si no tienen ese poder de la Nación?

Esta nota y estos interrogantes no son para creyentes de ninguno de los dos lados. Porque la primera respuesta que ensayarían de cada lado, sería que lo hacen por el país, por la patria,  por la gente, por el largo plazo, por el desarrollo y para terminar con la pobreza.

Quizá sea un poco bilardista mi mirada, pero a ambos bandos les diría, que si lo hacen por eso, dejen intentarlo a otro, porque tanto Cristina como Macri a todos esos aspectos, desde 2011 hasta hoy los empeoraron gravemente.

Ninguno de los dos, ni ella en segundo plano acompañando, pero con toda la estructura K debajo, ni Macri ahora asociado a 1 peronista con el reduccionismo de PRO sosteniendo y la UCR en las sombras; pueden generar ninguna expectativa, al menos a los no creyentes y mucho  menos sin mentir.

Y esto no lo digo para pinchar ningún globo, ni voltear ningún relato, lo digo por los hechos que todos podemos verificar. Ella ya estuvo y partiendo del mejor escenario en años no pudo, él también tuvo estos cuatro años para corregir y cambiar el modelo y lo empeoró.

Cristina con un apoyo electoral histórico de 54%, record de reservas genuinas a 2011 de 52.000 millones de dólares, inflación promedio 25%, teniendo solo que corregir 60% de atraso cambiario y 300% de tarifas de servicios públicos también atrasadas; se consumió las reservas, hizo crecer la pobreza de 23% a 29% y llegó de casualidad a diciembre de 2015 vendiendo Lebac y dólar futuro al por mayor.

Macri que debía corregir esto,  con el poder intacto por las expectativas de cambio apenas asumió en 2015, no solo corrigió mal, salió con retraso cambiario del cepo, dejó expectativas de alza del dólar abiertas, quintuplicó la venta de letras del Central, pagó a holdouts con eso tuvo crédito externo, nos endeudó en más de 80% del PBI ---con un PBI en dólares más chico-- y está llegando a fin de su gobierno, en default real que es sostenido por un crédito inedito del FMI, y  buena parte de esos dólares se están fugando por el carry trade.

No hay duda, es solo cuestión de sentido común y aceptar los hechos, claramente ninguno de los dos pudo, supo o quiso,  y en los dos casos los últimos 8 años, empeoraron lo recibido, Cristina de si misma y Macri de Cristina.

¿Entonces? ¿Por qué insisten?¿Y por qué tantos creen en ellos dos y los apoyan?

El por qué cree la gente, se lo dejo a los sociólogos.

Dicen que el voto es en un alto porcentaje emocional, de empatía o por rechazo. Durán Barba va más allá y dice que la gente son "Simios emocionales...que buscan lo igual..."De mi parte creo que hay además un componente de ego  por haber apoyado tan ferréamente a un grupo, que ellos creían sostenían sus valores, tendencias y oponerse al otro grupo que los hacía peligrar, reconocer que su grupo elegido fracasó o es  un fiasco, es algo que los afecta internamente.

Sin embargo los hechos lo demuestran, Cristina fracasó al final de su gestión con el resultado que dejó, y peor aún  desde donde había comenzado y con todo lo que pudo hacer. Y Macri no solo no cambió el modelo, sino que lo financió y ajustó en la gente para empeorar el resultado, fue un fiasco.

Pero el fracaso de Cristina en 2015 y el fiasco de Macri este 2019, no son gratis, el resultado es mayor endeudamiento y mucha más pobreza. Con todo lo que eso significa.

No hay lugar para dar la gestión con el voto,  a dos grupos políticos que ya fracasaron, con tantos pobres, con Salario Mínimo y Jubilación Mínima por debajo o en línea con la Indigencia que dio INDEC, no hay lugar.

Cualquiera nueva corrida con devaluación, cualquiera nueva escalada de aumentos o cualquier correción de precios relativos, sin antes reactivar la economía interna y recuperar poder adquisitivo, podría llevar la pobreza a niveles impensados, quizá como los de 2002.

Por eso para terminar esta nota y anticipar la próxima, que va a dar algunas respuestas, repito la pregunta:

¿Qué motiva a Cristina y a Macri  tener el poder de la Nación?

Cristina en sus 8 años de gobierno, más los distintos equipos sumados a los de Néstor y los empresarios de su entorno, llegaron a tener más de 700 denuncias por corrupción. De esas denuncias para la ex presidenta, avanzan 12 causas en las que está procesada y en algunas con un exagerado pedido de prisión preventiva, que no es efectivo por sus fueros de Senadora. Y digo exagerado ---o político--- pedido de prisión preventiva, porque los primeros dos años de gestión de Macri nada avanzó en sus causas y a partir de los fueros, todo se aceleró y los jueces pidieron su detención.

Macri por su parte, junto a su equipo incluyendo algunos que hoy no están en el gobierno y su entorno empresario, ya suman en 4 años 114 denuncias, 22 se convirtieron en causas judiciales, 8 fueron desestimadas rápidamente, 14 siguen aunque todavía no hay procesamientos y el resto espera tratamiento.

Además tanto Cristina como Macri reduciendo a ellos dos ambos entornos de gobierno y empresarios, desde la Causa Skanska en 2005, pasando por les Estaciones del FC Roca en 2009 y hasta el Soterramiento, los Gasoductos y la Causa AySA  todas de Odebrecth desde 2010 a 2016, en todas esas causas, más decenas de causas intermedias, en todas, de un lado hay K y del otro hay M.

Cristina y Macri con sus respectivos entornos, están relacionados en corrupción que son causas judiciales, o sea: hechos fácticos no opiniones, y que si no terminan de avanzar en algunos casos, es porque Macri tiene el poder y Cristina podría recuperarlo.

Un solo hecho de 2007 que se naturalizó, demuestra esa asociación de K y M en corrupción, la Causa Skanska que ahora reabrió la Corte en 2006 tenía imputados a Funcionarios K y a IECSA como la principal empresa que dio las Facturas Apócrifas para las coimas. Ese año que Macri ganó en la Ciudad, y se llevó a Montenegro como Ministro de Seguridad, quien había descubierto las facturas. 

Por su lado Scioli electo gobernador de PBA por los K, se llevó a Stornelli para el mismo cargo. 

Macri y Scioli dejaron sin juez y sin fiscal la causa Skanska, que cayó en Oyarbide y sobreseyó a todos, Funcionarios y Empresarios. Macri en 2017 le devolvió la gentileza al juez---entre otras que le debía-- y lo jubiló con 300 mil pesos por mes, mientras tenía 11 pedidos de juicio político, incluso de Carrió.

Esto es solo un botón de muestra, de las asociaciones K y M, si quieren profundizar pueden leer mi nota de 2016 "La grieta funcional a los negocios PRO y K" o esperar a la próxima nota, donde voy a analizar las dos megacausas que tienen complicados a los dos lados de la grieta: Los Cuadernos y la Causa D'alessio.

¿Dos operaciones?¿Dos causas reales  y con prueba firme?¿Dos jueces afines a cada parte?¿Dos causas contradictorias o complementarias?

Todo eso trataré de responder en la próxima nota al menos con interrogantes, porque certezas judiciales aún no hay, pero en esta nota voy  adelantar mi hipótesis de por qué Cristina y Macri se disputan el poder: por  impunidad.

El que pierda, se va a pasar el resto de sus días en tribunales y quizá peor, más allá de la prueba firme o no que haya.

Son demasiadas las causas que tiene cada lado de la grieta.

Y solo el poder,  puede mejorar ambas situaciones.

(lamentablemente)

Pero solo un lado lo puede tener.

Si los votan..



Etiquetas:   Corrupción   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Justicia   ·   Mauricio Macri   ·   Elecciones Presidenciales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18416 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora