Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Contaminación   ·   Cambio Climático   ·   Derecho   ·   Derecho Penal



Votar en defensa propia.


Inicio > Política Nacional
24/06/2019


275 Visitas



Cerraron las listas con cierto optimismo generalizado en cada frente. La movida cuestionable fue del partido de gobierno, al sumar a un actor más de la política con menos votos que el anterior con el que sorprendió, pero intentando sacar de juego a un competidor que le resta votos de centro derecha y joven.




Tanto Pichetto primero como Asseff ahora, si bien muy distintos ambos, parecieron intentos desesperados del gobierno, más por diluir la oferta del medio que le quiten votos con Lavagna y evitar perder votos de su franja ideológica de centro derecha con Espert, que sumar. 

Con las listas concretas y viendo cómo se angostó la tercera vía, queda muy claro que el Ex Socma, Ex FIAT, Ex empelado de los Macri, el gobernador de Córdoba Schiaretti, jugó realmente como un doble agente entre Alternativa Federal que nunca existió, el Peronismo y el Gobierno.

Esta realidad es algo que el Peronismo y K unidos deberán tener  en cuenta y no solo con los Gobernadores Peronistas, sino con los Intendentes del Conurbano del PJ. A ambos grupos les conviene mucho más una continuidad de Macri y Vidal, ya que ellos dependen de los gobernadores e intendentes Peronistas para su gobernabilidad, que tener la posibilidad de volver al "látigo y chequera" que impuso el Kirchnerismo en su último gobierno sobre todo. Al PRO tanto gobernadores como intendentes los desplumaron exigiendo recursos y obras, algo que no sería tan sencillo con uno propio gobernando.

Es verdad que Lavagna estaría en la misma situación que Macri o peor aún, por carecer de territorio real y de bancas, pero esta es la posibilidad más lejana.

Posibilidad lejana, pero como analicé en la columna anterior, que abre un interrogante importante "¿Puede gobernar algún lado de la grieta?" 

En función de este concepto, la fórmula de Lavagna sería  la más equilibrada, la que menos confrontaciones tendría, la única de las tres  que no tiene ninguna responsabilidad en ninguna de las dos herencias y el escenario de 2019 a resolver y quizá la que más tolerancia social, de organismos e internacional tendría, para aplicar las correcciones y volver a crecer.

Se ve poco claro y dificil de cumplir, la frase del presidente de que haría "lo mismo pero más rápido.." Lo mismo para la gente es inflación, ajuste, tarifazos, menos acceso al consumo y a bienes y mayor pobreza. Para Macri  no tiene ese significado, él con lo mismo se refiere a mantener el Déficit Fiscal en cero, que no es del todo real cuando se suman los intereses en el déficit consolidado y llega a más de 4 puntos. Como también lo es el Superávit Comercial Externo, que hoy solo es posible con una economía que su actividad interna y su consumo, cayó más de 50 puntos reales en 4 años, lo cual lo confirma el 52% de capacidad instalada ociosa. Osea, para que sea factible lo que dice Macri de hacer lo mismo pero más rápido, debería seguir ajustando tarifas luego de las elecciones, autorizando aumentos de combustibles, peajes, prepagas y educación como mínimo, seguir teniendo un nivel alto de inflación para que no se le caiga la recaudación y no bajar ningún impuesto, al contrario, presionar al pago a los que están en blanco (seguir cazando en el zoo) 

Con respecto al Peronisno y K juntos, por ahora no hay propuestas concretas de sus figuras políticas, sino solo expresiones de deseos de lo que "querrían hacer". Entre ellas hablan de reactivar el mercado interno, subir salarios para que eso sea posible, recuperando el poder adquisitivo que está al menos unos 21 puntos por detrás de la inflación y un fuerte apoyo a la industria y a las pymes. Cómo sería eso en lo concreto de las medidas, no dan datos, pero los distintos referentes del Grupo Callao que Alberto Fernández armó hace más de un año, compuesto por importantes técnicos económicos, muestran algunos indicios en cuanto a todo lo que hagan, será negociando con el FMI y los acreedores privados de deuda soberana.

Lavagna por su parte plantea algo similar en cuanto a recuperar el mercado interno, el poder de consumo con los salarios y con ellos la actividad y como economista que es, dio algunos datos de cómo lo haría. En su caso también asegura que se negociaran deudas del Estado con Organismos Internacionales y acreedores.

Espert por su parte, quien todavía no está confirmado en la competencia electoral, habla de abrir el país a los mercados internacionales, ajustar al Estado y la política, bajar impuestos al sector privado y sobre todo tomar medidas para simplificar y dinamizar la actividad productiva exportadora y comercial. De cómo haga todo esto, podría depender el éxito o el fracaso de su modelo. Abrir y no tener los dólares suficientes para importar. Importar con un dólar que no sea competitivo, haría poco competitivos a los jugadores locales. Tener a la vez un dólar competitivo y todos los costos internos dolarizados, como energía, combustible, insumos y demás, lo metería en el mismo cuello de botella que está Macri, de que los ingresos de las empresas y la gente no los pueden soportar, no al menos si no aumentan en el mismo nivel. Como se ve Despertar tiene propuestas interesantes, pero poco claras en cómo se implementarían.

Gomez Centurión un ex funcionario de este gobierno, que dejó su cargo por combatir la corrupción aduanera, también Combatiente en Malvinas, tiene otra propuesta interesante en cuanto a lo institucional, en lo económico no expresó mucho aún, pero se posiciona en la misma franja de electorado que el Macrismo y Espert.

Por último están los frentes de Izquierda divididos en dos nacionales, que pasan los años y sus propuestas no cambian. Sus consignas son muchas, pero todas se podrían sintetizar en romper con el Fondo, no pagar las deudas contraídas por Macri, revisar toda la deuda y nacionalizar buena parte de los servicios, la banca y explotaciones del país. En el extremo opuesto a Espert, este grupo político tampoco deja claro cómo sería el proceso para aplicar esas medidas, cómo sería el escenario de default que plantean y de dónde saldrían los dólares para que funcione la economía privada, importar los bienes, insumos y productos que no producimos y son indispensables.

Las ofertas electorales en cuanto a lo económico, que por la crisis en la que está el modelo deberían ser centrales, todavía no están claras.

Pero por lo primero que no están claras, más allá de detalles que deban dar los candidatos, es porque nadie, ni oficialismo ni oposición, tienen alguna certeza de cuál será el escenario financiero en diciembre.

Podrán dar proyecciones, simular distintos escenarios, ser de optimistas a pesimistas, pero será dificil tener certezas. Porque esas certezas que hacen a dolarización mayor o menor de carteras en pesos, al nivel de la tasa de interés y al volumen de Reservas, que va a determinar todo el resto de la economía (real) también depende en muchos aspectos, de qué fórmula tenga más posibilidades de ganar a medida que se desarrollan las distintas vueltas electorales.

Desde el oficialismo y sus medios adeptos, instalan que si la fórmula de Aberto F se posicionara arriba y con grandes posibilidades, la dolarización sería mayor e incluso podría haber corridas. Si en cambio el que tienen más posibilidades es Macri, todo sería más tranquilo. De la posibilidad de Lavagna o Espert no dicen nada en cuanto a dolarización y caída de reservas, pero los acusan de ser "funcionales" al Kirchnerismo.

Sin embargo en el fondo parece un juego de locos el que proponen, porque si esa dolarización sucediera en Paso y Primera Vuelta, Macri llegaría a la Segunda Vuelta a definir, en medio de corridas y quizá de más devaluación para frenarla.

Lo peor de esta situación si se diera del modo que la intentan forzar, es que aunque luego ganara,  con semejante escenario sus posibilidades de correcciones serían mucho menores y empezaría un nuevo mandato, en medio de un desenlace de crisis.

Ese desenlace de crisis es real que lo podría tener cualquier candidato que gane el balotaje, pero no todos tendrían la posibilidad de lograr suficientes consensos con la oposición, para sobrellevar el momento.

Por eso vuelvo sobre la misma pregunta, que creo debería ser central para analizar y decidir el voto en cada etapa. ¿Puede gobernar un frente, con más de la mitad del arco político y la mitad de la sociedad en contra?

¿Pueden asumir la gravedad del escenario que van a recibir y que ni siquiera tenemos certeza cómo va a ser, el frente del Gobierno con casi todo el Peronismo y K en contra o el frente de Todos, con  el frente del gobierno y el resto de la oposición en contra?

Dicen que el voto está totalmente polarizado, porque la comunicación del gobierno o de frente que integra el Peronismo-K y sus medios afines son mayoritarios. Sin embargo cualquiera de los dos frentes, si son ellos los que llegaran al balotaje,. lo más probable,  sobre todo si el Peronismo-K va arriba a partir de las paso en adelante, llegaría a asumir en diciembre con muy pocas reservas o ninguna disponible. 

Votar a cualquiera de los dos, poner a ambos en un balotaje, daría el mismo resultado ruinoso en cualquier escenario hipotético.

Votar en este caso "el mal menor" o bien votar "en contra de que vuelvan o que sigan.." en el resultado económico podría ser similar.

La única posibilidad que daría cierta tranquilidad en el mercado financiero, sería si en la disputa electoral desde las Paso en adelante, quienes compitieran fueran solo uno de los dos lados de la grieta ---Gobierno o Peronismo-K--- con uno del medio ---Lavagna o Espert--- cualquier escenario de la grieta compitiendo entre si, sería impensado en lo económico.

Las empresas que cotizan en bolsa, están retirando en algunos casos hasta 400% de sus utilidades, pesos que evidentemente van a terminar en el dólar o en instrumentos dolarizados. Como sea este 2019 año electoral está perdido. 

Macri pudo cambiar esta trayectoria de crisis, ahora atenuada por ingresos de dólares de las cosechas y el escenario internacional que está más favorable, si se dedicaba a administrar la crisis, dejar un país más ordenado al próximo pero no competía por su reelección. En ese caso hubiera continuado las correcciones de modo gradual y hubiera dado otra confianza a los mercados. Pero pese a lo cuestionable de su gestión y el escenario que va a dejar, bastante más complejo de resolver que el de 2015 cuando asumió, Macri insiste en seguir. 

Es dificil entender qué lo motiva, la medida que el mismo se puso al comienzo:  la pobreza, es bastante más grave que hace 4 años. Por lo demás, nada se puede decir que deje corregido y equilibrado, las tarifas dolarizadas ya se están quedando atrás con los aumentos postergados, la inflación se duplicó en 4 años, el déficit fiscal es cero pero si no se cuentan intereses y el endeudamiento es más de el doble y en dólares. Las tasas son insostenibles y llevan demasiado tiempo altas para que lo resistan mucho más las empresas y familias. El dólar tiene  expectativas de alza abiertas, por la manipulación electoralista que están haciendo y la caída de reservas es constante.

Dicen que el destino de los pueblos,  lo definen los propios pueblos  y creo que nunca más real que en estas elecciones.

Sin establecer buenos de un lado y malos del otro, porque de ningún lado de la grieta hay delfines, de los dos lados y en buena parte de la política son todos tiburones, es claro---o debería serlo--- que apoyar mayoritariamente con el voto, a cualquiera de los dos lados, va a empobrecernos mucho más y hará más dificil salir de la crisis.

La decisión está en nosotros, sobre todo en los independientes.

Votar por nuestra pertenencia, por nuestra creencia, en contra del otro o votar en defensa propia, y lo que conviene al bien común.








Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18164 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora