Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Filosofía Social



A fondo con Macri


Inicio > Economía
01/05/2019


387 Visitas



El Fondo Monetario Internacional aceptó las últimas medidas que le propuso el gobierno de Macri, flexibilizando las intervenciones del BCRA en el mercado de cambios sin tener en cuenta el techo de las bandas propuestas en el acuerdo.




Para la gente común, los que viven pendientes del dólar porque cualquier movimiento acelera la inflación, o los que tienen ahorros en pesos y temen otro derrumbe de la moneda, quizá vean este cambio como positivo. Tener la posibilidad de intervenir en cualquier desnivel de demanda y sostener en esta cotización el dólar, parece una buena medida, como lo pareció la salida del cepo en su momento con una cotización arriba de la oficial de Cristina, pero debajo del nivel del dólar paralelo.

En ese momento cuestioné la salida del cepo en la nota "El Mercado ya lo adivinó" de febrero de 2016, y la salida por debajo de la cotización que en ese momento había en el mercado informal y con la cual se pactaban  los intercambios internos y el nivel de precios del sector privado, terminó dejando abiertas las expectativas de alza. Dejar abiertas esas expectativas, que el nivel de precios relativos locales se posicionara todo el tiempo siguiendo cualquier fluctuación a la alza y con la cantidad de pesos que había en distintos instrumentos, pero sobre todo en Lebac, hizo a la vez que nunca se pudiera bajar la tasa de interés en pesos. No bajar la tasa para generar actividad interna con crédito para privados y para que puedan pagar endeudamiento que arrastraban, fue el principio de la caida de la economía real, que ya venía desde 2011, justamente con la colocación del cepo, el retraso cambiario y las altas tasas, en decadencia.

Se forzó demasiado al sector privado, se enfocó todo el ajuste en este sector, se los endeudó más de lo que estaban con la tasa, se les degradó la rentabilidad con inflación y suba de impuestos,  y se le dio el tiro de gracia con los Tarifazos.

Hoy la actividad en promedio está a un 50% de la capacidad instalada, el mercado interno hizo caer la recaudación y aumenta el desempleo. El mercado exportador se vio beneficiado con la constante suba del dólar y los saltos devaluatorios, pero no compensa la actividad, cuando casi un 80% del PBI argentino a 2015 era consumo interno.

Para completar esta tormenta perfecta, el gobierno de Macri levantó toda restricción en el mercado cambiario tanto a la entrada como a la salida de dólares y la obligación de rendir divisas a los exportadores, que hoy tienen hasta 10 años de plazo.

A una economía interna que venía de dos años de recesión y dos rebotes con Cristina, Macri la metió en un año de recesión, uno de leve rebote y los últimos dos después de un trimestre en 2018 de crecimiento, en caída libre.

Recurrir al FMI fue el principio del fin de cualquier modelo que haya intentado aplicar Macri. A partir de allí sus continuos giros de fondos, del mayor crédito que haya dado el organismo en la historia, fueron los únicos ingresos importantes de dólares. Los dólares comerciales apenas si mueven la aguja y se rinden básicamente para cubrir costos fijos y gastos de los exportadores. Argentina no tiene ninguna expectativa de poder colocar deuda a privados o tomar créditos que no sean con FMI. El riesgo país hace inviable las tasas a pagar y por momentos los tenedores de bonos argentinos se deshacen de sus posiciones generando aún más expectativas e indices negativos.

El crédito con FMI se amplió, se incumplió al menos dos veces con respecto a los prospecto que tiene el organismo y dieron un monto inédito para la historia de cualquier país en crisis.

Es real que FMI siempre va a renegociar con los países si no pueden pagar y que sus créditos tienen el más bajo interés, en comparación a cualquiera de deuda privada. Como es real también, que el organismo internacional no espera cobrar, no al menos en tiempo y forma como  estaría dictaminado a partir de 2021.

El problema no es pagar a FMI, sino,  que no vuelven a ingresar dólares genuinos y comerciales.

Por eso el nivel de tasa.

Se supone que si ahora, con esta última medida se tiene otro control del nivel cambiario, pudiendo intervenir en cualquier momento y con montos poco precisos, esto permitiría no tener una tasa tan alta, que el último día hábil llegó a 73.6% 

Pero no es así,  en realidad la tasa sirve de anzuelo.

Lo que intentan con esa tasa tan alta -- de un modo suicida-- es tentar a que entren más dólares, cambien a depósitos en pesos, para luego volver a comprar más dólares y salir. 

¿Salir cuándo? ¿Salir antes de qué? ¿Y de dónde van a salir más dólares para compensar la tasa en pesos que ganaron en el traspaso? ¿Solo de los dólares del Fondo? 

Un carry trade insostenible.

El gobierno de Macri no solo se está gastando los dólares del Fondo, en Formación de Activos Externos (fuga), sino que además con la tasa alta,  al revés de lo que dicen los libros de economía ortodoxa que sirve para bajar la inflación y valorizar la moneda local, está acelerando la inflación y desvalorizando al peso. Es que las empresas productoras y comercializadoras tienen gran endeudamiento a esta altura y una tasa alta les hace crecer esa deuda, que es contabilizada en la formación de precios. Y termina desvalorizando al peso, porque el cambio permanente con el carry trade (bicicleta) de dólar a peso y de peso a dólar para salir con la diferencia, termina dejando cada vez más pesos en el mercado local, que por emisión indirecta los desvaloriza.

Sin embargo con lo grave que se ve todo esto, no es lo más grave.

Lo más grave es que el famoso "déficit fiscal cero" que Macri dice "este es el camino, no hay otro" y se comprometió con el FMI, solo es posible por la contabilidad creativa de Dujovne. 

La tasa superior al 70% que marca el BCRA no solo la cobran especuladores internacionales que entran con dólares, cambian a un asiento contable en pesos (nos multiplican los pesos por cada dólar que entra) y luego salen, no solo tampoco la cobran los ahorristas locales para los cuales la inflación cuenta y no ganan tanto (a veces hasta pierden con algunos productos y bienes) si no que también organismos, gobiernos jurisdiccionales y el propio Tesoro Nacional la cobra. 

¿El Tesoro se cobra a si mismo? 

En el fondo, para simplificar, si, se cobra a si mismo. 

Es como si cualquiera de nosotros fuéramos dueños de un comercio quebrado, ponemos plata para ir pagando sus gastos corrientes, apenas si levantamos alguna deuda y así estiramos los plazos del seguro cierre, pero mientras en nuestra contabilidad, desde nuestra propia caja deficitaria nos pagáramos intereses a nosotros mismos por el dinero que pusimos. Con el agravante además, que ese dinero también es prestado y lo debemos.

O sea, contando que la actividad interanual según los últimos números de marzo cayó más de 9%. La recaudación a su vez tuvo una caída de 14% descontando inflación. Y que se cuentan los intereses que generan, los fondos depositados del Tesoro hasta que se giran,  es claro que sin inflación que disimule la caída en recaudación, y sin contabilizar esos intereses de los montos depositados, estarían lejos del déficit cero.

Ni siquiera el principal objetivo que le fijo el Fondo a Macri, se cumple realmente.

A la eliminación no formal de las bandas de flotación del dólar (que ya de arranque fueron mala idea) se suma a que los giros del Fondo se van a utilizar para sostener al dólar, pero además también se sostiene la tasa alta  y para cerrar con este círculo perverso, se dejaron de publicar las estadísticas del nivel de Reservas del BCRA a partir del 26 de abril.

Por eso la pregunta (hoy pregunta, quizá en un futuro demanda judicial) es inevitable ¿Macri y su equipo son conscientes, primero de la fortuna que le pidieron al FMI, segundo que la decisión fue unilateral y no intervino el Congreso ni la Oposición y tercero que la deuda le queda al país, mientras ellos reparten los dólares en fuga?

Y la pregunta inevitable para FMI sería ¿Son conscientes de lo que está haciendo el gobierno de Macri con el crédito y que desde cualquier sentido común viola todas las prácticas históricas del organismo, pero además ven que esos dólares que prestaron eran para garantizar pagos de deudas a privados y se están yendo en fuga?

La verdad no es serio que el representante de FMI Gerry Rice, avale esto por Twitter.

Los ciudadanos debemos  exigir que los documentos que se firmaron con FMI sean públicos, se cumplan sus pautas, los fondos se destinen para lo que fueron prestados y sobre todo que se pare esto.

Empezó la cuenta regresiva de las Reservas y con ellas de los dólares del Fondo.

A medida que queden menos dólares, más pesos van a saturar la plaza y va a ser imposible absorberlos con ningún instrumento. Si se gastan los dólares en especulación, no se va a poder pagar deudas con privados y cuantos más desequilibrios haya, más lejos va a estar la posibilidad de recuperar flujo de divisas comerciales y de inversión.

Si no se frena esto ahora, gane Macri o gane cualquier opositor, nadie va a tener dólares para poder responder a los pagos de 2020, pero tampoco para sostener algún valor del peso.

Y de esto nos solo será responsable Macri, el FMI que no debe desconocer la situación, sino también nosotros, los ciudadanos que no hicimos nada.























Etiquetas:   Devaluación   ·   Dólar   ·   Mauricio Macri

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora