Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Ética   ·   Educación



Pensamiento mágico y realidad


Inicio > Política Nacional
24/06/2018


441 Visitas



Empatamos con Islandia, perdimos con Croacia por paliza, pero festejamos que Nigeria le haya ganado a Islandia gritando como propios sus goles y ahora vamos a ganarle a Nigeria, Islandia va a empatar o perder y nuestra Selección argentina, va a pasar a octavos de final.




Los que crean que esta nota va a hablar de fútbol,  se equivocan.

Esta nota va a hablar de cómo somos, cómo vemos y cómo pensamos la realidad.

¿Qué nos hace creer luego de haber empatado con lo justo frente a Islandia, haber perdido de modo patético con Croacia, siendo que Nigeria le ganó a Islandia, que podemos nosotros ganarle a Nigeria? Además ganarle con diferencia de un gol más,  si Islandia gana a una Croacia ya clasificada y que va a jugar con varios suplentes...

Ya sé... que esto es fútbol...que en el fútbol puede pasar cualquier cosa... que tenemos a Messi... que es el mejor del mundo... que puede reaccionar él y el equipo... que va Armani... que entra Pavón... que somos la Selección argentina...

Un montón de frases hechas, mezcladas con algunos nombres nuevos de ocasión, una serie interminable de consignas, palabras a las que les ponemos emotividad y creencia, pero que no se ajustan a ningún concepto de la realidad.

El fútbol es un juego, aunque los Jugadores últimamente es más lo que sufren que lo que se divierten y nosotros también. La pelota es redonda, liviana y cada vez más rápida, puede ir para cualquier lado o para el lado que un experto la quiera hacer ir. Los arcos son enormes y los jugadores se mueven a toda velocidad (bueno los nuestros no tanto, ni todos). En suma: puede pasar cualquier cosa. 

Con Nigeria un equipo que su propio DT dice que está viviendo la experiencia y aprendiendo a jugar mundiales, pero recién en 2022 va a estar en su mejor nivel, claro que puede pasar cualquier cosa. Ellos no tienen ninguna responsabilidad, si pierden estaba en sus planes, pueden jugar con la mayor libertad y para ganar. Argentina tiene todo el peso de la historia---historia parte real y parte exagerada y hasta inventada--- que los hace sentir los mejores del mundo y si pierden, es el caos además de la derrota. 

Creemos en consignas vacías de realidad.

El mejor jugador del mundo, es aquel jugador que es determinante en mundiales de fútbol. Ese habilidoso o no tanto, pero vehemente, aguerrido, que se carga el equipo en su espalda, que no pierde sus valores técnicos y si los pierde, aunque sea con la garra gana el partido definitorio, sumando todas esas cualidades y llevando para el frente a sus compañeros.

Un jugador excelente, que hace goles increíbles, que corre y maneja la pelota como ningún otro a máxima velocidad, que gana todo con su club, en su liga y en su liga continental; es el mejor de la liga o de la copa, pero no del mundo.

Así veo a Messi, que tampoco tiene la culpa que sus patrocinadores y su club, por ciento de millones de dólares y euros que explotaron en marketing con su figura, le hayan puesto el título de mejor del mundo.

Sacando algunos logros juveniles y muy bien acompañado (por Riquelme por ejemplo) Messi fue un jugador desequilibrante en la selección argentina, mágico y contundente  a veces en sus interminables corridas al gol, llevando toda una defensa a la rastra,  pero nunca determinante para el logro mayor: salir campeón.

Estarán los que van a negar esto y lo van a colocar en lo más alto y los que ni siquiera le van a reconocer esto que enumeré sintéticamente y lo van a defenestrar, pero en todo caso unos y otros, solo se estarán peleando con los hechos.

Hechos con los que se pelea media sociedad hace bastante tiempo, sin mundial, en el día a día, a favor y en contra de este y el anterior gobierno.

Dije que no era de fútbol la nota y no lo es. Es de pensamiento mágico vs lógica, sentido común y apego a los hechos.

No estamos obligados a tener siempre un mejor del mundo, algunos equipos ganaron mundiales sin tenerlo. Tampoco estamos obligados a tener el mejor gobierno de la historia. Con una buena administración, que sepa asignar recursos que siempre son escasos, pensando en el bien común, alcanza. Es más, creo que luego de la historia de los últimos 30 años, con un gobierno que no perjudique y haga imposible la vida de los ciudadanos, estaría más que bien.

En buena medida y sin personalizar en ninguno en particular, las medidas de gestión de todos los gobiernos de esta última etapa, fueron las que más retrasaron el crecimiento, el desarrollo y empobrecieron a la sociedad en general. 

Los privados, los emprendedores y la sociedad en su conjunto, siempre apostaron al crecimiento, al bienestar y a desarrollarse, pese a las reglas de juego perversas que impusieron en cada administración.

En el gobierno del cambio, en el gobierno para el cual la inflación era lo más fácil de solucionar, al que le iban a llover inversiones, el del segundo semestre, el de los brotes verdes, el de lo peor ya pasó tres veces y  que sigue pasando lo peor y el de la lucecita al final del túnel, todo eso no cambió. Volvimos 8 años, 18 años, 25 años atrás y más, en cada una de las veces que terminamos pidiendo dinero al FMI.

Nunca antes ese dinero sirvió para normalizar nada y siempre terminó peor.

Pero esta vez es distinto. (dice el pensamiento mágico)

Eso dicen, como dicen que va a servir para fortalecer el crecimiento, para estabilizar el tipo de cambio, para enfrentar los pagos de deuda de aquí al final del gobierno. Además dicen que van a achicar las Lebac, van a bajar luego la tasa de interés para activar la economía. Pero a la vez aseguran que la actualización de tarifas va a seguir, que el precio de los combustibles va a  continuar atado al nivel internacional (aunque ahora no pueden) y que la gente debe pagar la energía lo que cuesta....  

Lo que no dicen, pero es claro que apuntan a eso y en algún punto es necesario, que los salarios van a parecerse más a la región en dólares para ser competitivos.

Bueno todo eso junto, solo es posible, en el pensamiento mágico.

Dice la canción ...voy hacia el fuego como la mariposa...y da la sensación que así va la gestión y nos arrastra a toda la sociedad.

Van hacia el fuego:  saben que con recesión, caída del consumo, caída en la demanda de dinero (pesos)  alta inflación casi sin pronóstico para fin de año, expectativa de más devaluación (aumento de la demanda de dólares), aumento del desempleo (y con el mismo índice irreal que usaban los K) y aumento de la pobreza; es técnica, social y matemáticamente imposible aplicar cualquiera de los aumentos, de servicios públicos y combustibles que faltan este año,  y quizá buena parte del próximo también.

Es irreal creer que  se va a poder aumentar la presión en costos fijos, a una sociedad en su conjunto (ciudadanos, pymes, productores y empresas) que no resiste más costos y en muchos casos, con la cadena de pagos rota.

Pero mucho más irreal es querer  ir a salarios en dólares como los de países vecinos  para ser competitivos (entre 300 y 400 dólares), con tarifas altas en dólares, combustibles altos en dólares, alimentos carísimos en dólares (porque además del granero ahora quieren ser el supermercado del mundo) y bienes durables en dólares, cuando todos estos consumos básicos, suman más en dólares que un salario de ese nivel, por la carga impositiva que se lleva el Estado, que llega al 50% del total.

Cobrar caro Luz, Gas, Naftas, alimentos y bienes durables y seguir teniendo además en cada tramo de la cadena de valor de esos consumos, semejante nivel de impuestos que se lleva el Estado, es inviable.

Es inviable, insostenible e imposible de aplicar, que en cada tramo de cualquier cadena de valor el Estado cobre impuestos, las empresas ganen buen dinero como para invertir, todo esté dolarizado y a la vez tener salarios competitivos (un 50% menos en dólares) para ser atractivos en la región y tener inversiones.

Claro, eso salvo que sea aceptable una pobreza por ingresos superior al 50 o 60% y que esa porción de la sociedad, sea toda clase media baja o baja. 

Por eso si Macri dijo en serio, convencido y no como una falacia de campaña y luego de gestión lo de "pobreza cero", sería bueno vea,  que va en la dirección opuesta.

Si los Servicios Básicos se llevan entre 100 y 150 dólares, un alquiler de vivienda familiar (más de 50% alquila en Argentina) porque las propiedades también se cotizan en dólares está desde 300 dólares, en alimentos una familia tipo no gasta menos de 300 a 400 dólares por mes, sin contar nada más (salud, educación, transporte, esparcimiento, o tecnología por ejemplo) solo esos consumos esenciales llegan casi a 1000 dólares ¿Cómo piensan tener salarios de 300 a 400 dólares como tiene Chile, Uruguay, Brasil o Perú?

El histórico dólar bajo como ancla de inflación y retrasado, solo sirvió para que los grupos económicos y las inversiones financieras de paso, se llevaran más dólares con menos pesos y luego nos dejaran el papel pintado, mientras cada gobierno nos endeudó en dólares en el exterior o con organismos. Las tasas altas, terminaron de cerrar el negocio.

Dólar alto y Tasas bajas  lo escribí hace poco, pueden revisar el enlace, es el único modelo lógico, para un país empobrecido, saqueado de recursos y divisas, que necesita crecer.

Pero para crecer hace falta abandonar el pensamiento mágico, de que todo lo dificil y hasta lo imposible se puede alinear y haciendo lo mismo que hacemos siempre, nos va a salir bien (porque son Cambiemos).

Y sobre todo debe dejar de haber idiotas útiles, que se convencen y tratan de convencer a los demás que con pensamiento mágico y haciendo lo mismo de siempre, se puede estar mejor. 

No pueden seguir defendiendo irrealidades del gobierno de turno, los defensores de turno, que luego no se hacen cargo de nada cuando sucede el fracaso. 

No podemos seguir perdiendo tiempo vital de este modo. 

Cada gobierno, cada programa irreal, cada repetición de errores, se lleva otra década de las personas, para terminar al final,  en el mismo lugar de partida  o peor.

En el fútbol nos podemos equivocar pero  la realidad emerge, los equipos o los sistemas de juego cambian y nos da revancha en menos tiempo: cada 2 años hay Copa América y cada 4 hay Mundial.

En la Política Institucional todo es más serio, nadie queda a salvo, sólo los dolarizados se sostienen y la sociedad es más pobre por mucho tiempo. (y algunos ya no vuelven a salir de la pobreza)

Hay que hablar sin hipocresía, sin defender o atacar, tan solo analizando los hechos y la realidad que para todos, nunca es la misma, pero en los fracasos atraviesa a todos. 

Y ver cómo se sale de esto. sin pensamiento mágico, sin salvadores, sin iluminados ni ególatras y con la verdad.



Etiquetas:   Crisis Económica   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Deuda Pública   ·   Mauricio Macri   ·   Lionel Messi   ·   Mundial de Fútbol

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18316 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora