Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Lectores   ·   Ética   ·   Educación



Lo más preocupante, es que faltan dos años.


Inicio > Política Nacional
17/08/2013


1372 Visitas



"Como siempre. Nada nuevo bajo el sol. Son de manual. Quiénes? Y quiénes van a ser. Adiviná: San Martín, Belgrano o Magnetto y cía.? Coooooorrecto! Acertaste. Perfil (el Salieri de Clarín). La Nación (debo reconocer que es un poco más paquete). Infobae (House Organ de la Embajada). De que Embajada? Y... de la de Ruanda no. Vos me entendés. En síntesis. La cadena nacional del odio y el desánimo, y el ocultamiento permanente a full" Cristina Kirchner en su cuenta de twitter


Argumento gastado, utilizado por demás por ella y toda su comunicación, actitud adolescente, inmadura, ante la resolución de un problema. ¿Cual problema? que el 74% del electorado no la prefirió. No la prefirió a Ella, así lo siente y no lo soporta. No importa que Insaurralde no haya podido con Massa, importa si, que Massa tampoco la haya preferido, que se haya alejado y que le dispute su propio aparato de poder (electoral y real). La irrita no ser ella, que no se vea en ella, la conducción del modelo, del gobierno, del peronismo, después de todo lo que ella dio. La diferencia es adversidad para la presidenta, la propuesta distinta, una amenaza, la Oposición no partidaria, volver al pasado y la oposición partidaria, una traición. Su discurso dice palabras, que no se condicen con su enojo . Habla de "reconocer errores" no ser "obcecados " pero a la vez su imagen y su actitud, es de poner la culpa  en otro,  fuera de ella. 

¿Si la oposición no partidaria, es el "pasado", la partidaria es una "traición", entonces, con quien va a debatir,  esos errores?  



En realidad quizá   no se refirió a los opositores,sino a la sociedad, pero pretendemos ser serios en este análisis y todos sabemos, que la sociedad, la gente, el pueblo, son abstracciones, ellos escuchan a la presidenta (y cómo la escuchan) pero no pueden responder, salvo, a través de las encuestas y los votos y eso fue exactamente lo que hicieron. Y ella no lo acepta. No acepta que no la hayan elegido, ni "propios, ni extraños" como repite en su discurso. 

No aceptan, que no la valoren, que no la entiendan, que no la defiendan. ¿Será que busco tanto el aplauso, que terminó perdiendo a todos, los que no están dispuestos a aplaudir y menos, aplaudir lo que está mal? Es que fue muy grande, muy violento y contundente el cambio en nada más que dos años.



La Presidenta pasó, de hacerse rogar con la frase "no se hagan los rulos" y que todo el aparato peronista, la necesitara para su continuidad en el poder, porque el resto de los presidenciables 2011 no median. Pasó de tener a todos los sindicalistas burocráticos de su lado (por obvias conveniencias, económicas y judiciales) Pasó de tener a  la UIA comiendo de su mano y a los empresarios aplaudiendo (por conveniencia también o por evitarse la Afip) ,pasó de ser elegida por amplios sectores medios de la sociedad, cerca de un 20% por arriba del techo histórico peronista, con el 54% de los votos, a no superar en las Paso 2013, el 26% a nivel nacional.

Esto no debería ser más que un llamado de atención, las elecciones primarias (Paso) solo eligen candidatos para las legislativas, en los partidos que tienen distintas opciones internas, no es el caso del FPV donde los candidatos fueron elegidos por la Presidenta. Pero para ella fue dramático, contundente y visiblemente devastador.

 El problema no fueron los mal llamados "resultados" que no cuentan legislativamente, si no   que ella lo sintió cómo un desprecio de la sociedad, de algunos por seguir a traidores y otros por dejarse manipular por los medios (Clarin y Perfil puntualmente, más críticos de envergadura no hay)   

Grave subestimación a la gente, que a esta altura, es claro, le cree a los medios (oficialistas o críticos) y a la vez le cree a los gobiernos, si su discurso, su información, se relaciona, con lo que cada quien vive día a día. 

Los Muertos de Once, de Castelar, de la Inseguridad, no son más o menos, porque los medios lo repitan todo el día o los omitan, existen, son reales y la gente sabe que en muchos casos, fue evitable, si no se gobernara con tanta desidia y desaprensión. Cuando lo irreparable se omite, no se analiza, el gobierno no se hace cargo y no alcanza con decir que los "errores se van a corregir", y que "no son obcecados"(sic) porque la vida no se devuelve. 

Tampoco se devuelven los años perdidos, los esfuerzos realizados. Que los planes sociales, solo hayan sostenido necesidades básicas, pero que los pobres siguen siendo pobres. No se devuelve el sufrimiento a los jubilados, que muchos mueren esperando justicia. No se devuelven los desaparecidos en la trata de personas. Ni los años perdidos de los jóvenes adictos al Paco , si es que se recuperan. 

La gente no cree que la política,  en particular la que es responsable de la gestión, sea ajena al narcotrafico. Cualquier vecina común de barrio y de lo memos informada, sabe donde y quien vende droga, si hay o no prostíbulos en su barrio, quienes son los punteros que manejan el dinero público. Si alguien así lo sabe, la gente es consciente, que la Policía  los Políticos y los Funcionarios, si no son victimas igual que ellos (los cual habría que sincerarlo) también lo saben y  son parte.

La distancia que hoy tiene la presidenta y la mayoría de los funcionarios con la gente, es enorme. Pero lo más grave, es que esa distancia se produce por negación y no por desconocimiento,

Estos diez años, más que  otros en la historia y pese a la poca información y la pobre educación que tienen algunos sectores, fueron fundamentales para la sociedad. Cada vez son más los que creen, menos en los discursos y más en las realidades que pueden percibir. Cuando la Presidenta dice enfrentarse a las Corporaciones y estas, durante su mandato, giraron tres veces (un 300%) más en dólares a sus casas matrices, que en la década de los 90´, la gente no compra su discurso, que eso fue por crecimiento, porque la sociedad no solo no creció en esa medida, si no que casi no tuvo capacidad de ahorro. Cuando la presidenta habla del alto consumo, que según números reales es verdad, mucha de la gente que tiene su LCD, Notebook, Tablet y Smarphone en algunos casos, vive en casas precarias, no tiene cloacas, tiene agua poco potable y para los que usan el transporte público, es desgastante y riesgoso. 

Cuando desde el gobierno, hablan del aumento de ventas en Shoppings y supermercados, que también son reales, la gente también ve, que esas poderosas corporaciones internacionales, forman precios, tienen altos costos, pese a la publicidad que dice lo contrario y arrasan con las Pymes comerciales, que para la sociedad, eran un servicio y a la vez emprendimientos y puestos laborales.

Tenemos  a fin de este ciclo, la peor concentración económica de la historia reciente, en los productivo superior al 80% y en lo comercial al 90%, eso no solo no distribuye riqueza, sino que destruye puestos de trabajo.

La minería a cielo abierto, la mayoría de esta actividad muy contaminante, solo paga regalías del 3%. Por dar un ejemplo, solo la Barrick Gold, el año pasado "declaró" exportación de minerales no procesados, ni manufacturados en el país por más de U$S 40 mil millones. A estas poderosas corporaciones, se enfrentan los que ven amenazado su hábitat y sus recursos naturales. Son minorias es verdad, porque la minería se explota en lugares desérticos o cordilleranos, pero su reclamo es valido, son ciudadanos, como cualquier otro. En esta lucha desigual solo la gente de Famatina tuvo éxito  cuando en Río Negro nada más, hay 600 proyectos mineros aprobados,( muchos de ellos, desplazan a pueblos Mapuches y de lugareños completos). En el resto del país se supera los mil emprendimientos.  

En ninguno de estos casos y muchos otros que podríamos mencionar, donde ciudadanos comunes se enfrentaron a  poderosas corporaciones, la presidenta, se puso del lado de la gente, al contrario, la cuestionó.

Por eso, hoy cuando Cristina, luego de ¿la decepción? ¿frustración? ¿ego herido? ¿Síndrome de Hibris? (según el Dr. Nelsón Castro) por lo que la gente, le comunicó en las Paso, pone en el lugar de "suplentes" (representantes de corporaciones en realidad), a la Oposición (peronista y no peronista) y a ella, como la "Presidenta de los 40 millones de argentinos", es como menos, fantasiosa.  Ella claramente no defiende a los ciudadanos, las corporaciones tuvieron con su gobierno, enormes rentas y beneficios. Pero en lo que está más equivocada (y atrasa a principio del siglo pasado) es es fijar como  norma, que los ciudadanos no cuentan, porque los representantes que eligen, no son más que suplentes. Su concepto de democracia, es tan peligroso, como excluyente. Para ella la representación política y provincial,  no existe, y con quienes va a resolver, los temas socio- económicos del país, es con los factores de poder: la UIA, los Sindicatos, los Bancos, las "verdaderas representaciones económicas"  .

¿Y los que no están representados por esas corporaciones? ¿Y los que no son factores de poder? ¿Esos ciudadanos no cuentan? ¿Esa es la idea de la presidenta de democracia? Evidentemente si, y por eso estos resultados.

 No es necesario caer en lugares comunes, ni  cuestionar su equilibrio emocional o psicológico y menos  faltar el respeto a su investidura, ni a su persona (  aunque sea critico de su gestión) Sobretodo, porque una persona con su responsabilidad, no se puede permitir excesos, en situaciones tan serias. La presidenta, debe gobernar dos años más, en un escenario complejo, debe corregir muchos factores, debe evitar que la sociedad vuelva a pagar por los errores de la política y todo por el modelo, que ella misma llevó adelante y defendió, 

La realidad es, que en el cambiante y nunca fiel peronismo, surgió un nuevo liderazgo, aunque también podría ser, que los peronistas usen a Massa un "híbrido" que tiene algo de peronismo y algo de kirchnerismo, para desplazar a Cristina de la conducción y dejar atrás otro personalismo. Quizá luego, en el camino a 2015, no sea el intendente de Tigre, quien finalmente lidere el peronismo, o el candidato presidencial, pero ahora es un buen elemento para el cambio. Massa y su entorno, no es distinto en lo sustancial al kirchnerismo, de hecho y lo analizamos en columnas anteriores, recorrió muchos de los mismos pasos, que el matrimonio Kirchner (hasta su presentación en sociedad, es con un lugar conflictivo para su esposa) 

Sin embrago, el cambio de conducción, que como analizamos, quizá sea temporal (o no), no significa un cambio, más que de modales y no de modelo.

El aparato porque el que van a luchar, los tres frentes peronistas en octubre, es el mismo. El mismo que tuvo el menemismo, el mismo que empujó a La Alianza a un final precipitado, el mismo que sostuvo a Duhalde para apagar el incendio, el mismo que estuvo en puja en 2003, que no fue más que una interna peronista y el mismo que condujo  Néstor Kirchner y  Cristina, hasta acá.

El Peronismo, sin importar quien finalmente se quede con el aparato, en 2015, no tendrá ningún candidato progresista o de Izquierda, porque los emergentes de hoy no lo son (y sin Cristina, ni siquiera en el discurso)

Si la Oposición no peronista, que mayoritariamente es de Centro Izquierda y de Izquierda, no advierte esto y no aprovecha, para armar un gran frente (todos adentro, incluso la dividida Izquierda) y dejar al peronismo a la derecha, habrán desperdiciado, un momento único.

Por el momento, lo más preocupante sigue siendo, que faltan dos años y la presidenta, es Cristina.

.









Etiquetas:   Economía   ·   Elecciones   ·   Minería   ·   Política   ·   Crisis Económica   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Sociedad   ·   Daniel Scioli   ·   Elecciones Presidenciales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora