Asamblea Constituyente

ASAMBLEA CONSTITUYENTE

 

.

 

Así hoy se hace evidente que frente a los necesarios cambios políticos, siempre la actual constitución constituye una barrera que no logra dar respuestas a los cambios requeridos en razón de una institucionalidad cuyos quorum calificados no permitan dinamizar ni dar paso a un estado moderno con más democracia, de este modo la gran demanda de hoy es una nueva constitución la que se establecería a través de una asamblea constituyente no institucionalizada, en razón que ella no está contemplada en la actual de 1980, en este sentido ella sería el gran referente social, que conduzca a las grandes mayorías nacionales a dar forma a una nueva organización social a nuestro país.

 

El ilegitimo nacimiento en dictadura de la constitución de 1980, establece en su texto profundas desigualdades que hoy afectan a nuestro pueblo. Por ello es necesario avanzar en realizar las transformaciones las que por cierto no constituyan solo una forma cosmética con enmiendas a las actuales medidas, y por cierto la propuesta es la derogación de la constitución que hoy nos rige.

 

Sobre el particular, existen las más variadas versiones unos desean avanzar con lentitud, y señalan que no hay que atarantarse en un intento por ir más lento, aseverando que es buena la aparición de proyectos de constitución, pero solo como proyectos de nueva constitución para ser evaluados sin indicar cuando ni por quien.

 

La presentación de esos proyectos, intenta que estos sean censados por un organismo intermedio, tal vez el congreso instalando con toda probabilidad una larga y compleja discusión que finalmente lleve a una forma cosmética de la anterior, en razón de la dificultad de avanzar por los quórum calificados, lo que no lograra dinamizar el sentido de lo que se propone en razón de que el parlamento se ve obligado a no poder contradecir nunca lo consagrado en Constitución Política de 1980, entrampando de este modo cualquier cambio, ya que requiere la negociación obligada con los sectores que defienden la actual constitución.

 

Las grandes mayorías del país necesitan avanzar con prontitud, para lo cual el programa del próximo gobierno democrático, debe en el corto plazo llamar a constituir la asamblea constituyente, la que debe surgir del llamado a todo el pueblo de Chile

 a participar, y a ejercer su voluntad de dar una nueva institucionalidad que esté al servicio de las grandes mayorías nacionales y por tanto sustituir la constitución ilegitima, por una que surja de un gran foro social, el que establezca el nuevo contrato social; por ello es necesario conocer un programa del próximo gobierno, que establezca el llamado inmediato.

 

Finalmente es necesaria una nueva constitución que surja de la voluntad general del pueblo, el cual luego ha de ser ratificado o reprobado por la ciudadanía mediante referéndum. Al mismo tiempo la constituyente debe dar seguridad, legitimidad, democracia y transparencia al documento final donde la voluntad general del pueblo sea la voluntad de su libre determinación.

 

 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales