Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Naturaleza   ·   Historia   ·   Monumentos   ·   Ecología   ·   Elecciones   ·   Joe Biden   ·   Donald Trump   ·   Estados Unidos   ·   Reseña



Curación de contenidos: concepto, exigencias y oportunidades


Inicio > Informática
12/06/2013

2018 Visitas



El acceso a la información ha superado, gracias a los avances tecnológicos, las limitaciones de antaño. Hoy estamos por el contrario expuestos a una intrincada red de datos que precisa de estrategias específicas para transformarlos en valor. La curación de contenidos es una de ellas y se refiere al proceso de seleccionar información relevante mediante una estrategia y criterios previamente trazados y encaminado a la obtención de un informe final.


Los datos no son nada si no hay alguien que les conceda sentido, si no hay un criterio detrás capaz de hacer las conexiones y conclusiones entre las distintas variables, si no existe en últimas, un marco de referencia que lo coordine.

La ventaja de hacer curación es doble: además de seleccionar información, estimula la producción de nuevos contenidos que satisfacen también las exigencias de actualidad, pertinencia y calidad.

A grandes rasgos podríamos definir las etapas de un proceso de curación así:

  • Puntualizar la estrategiaEsto es, definir qué, por qué, y para qué necesitamos esa información. En esta instancia se determina el eje de la curación marcando los  límites, objetivos y exigencias del proceso. Sin una estrategia, la curación no es otra cosa que acumulación de datos al azar. 

  • Exploración y acumulaciónEn este paso se da inicio a la recolección de la información, que puede ser arbitraria en un principio (fase exploratoria), pero que luego deberá ir afinándose de acuerdo a los criterios trazados inicialmente. Es muy importante en esta instancia verificar la confiabilidad de las fuentes; uno de los riesgos del exceso de información es la existencia de fuentes apócrifas, contenidos inexactos y reproducidos incorrectamente. Se aconseja además detectar las principales autoridades en el tema en cuestión, los debates actuales y el comportamiento de la competencia, por citar algunos ejemplos. 

  • Análisis y categorizaciónPosteriormente será necesario categorizar la información, seleccionando la relevante y descartando la que comparativamente no aporte datos de valor. En esta instancia de evaluación, se destaca la experiencia y las habilidades del curador, la formación de este criterio de selección subjetiva supone una visión multidisciplinaria capaz de detectar valor de tipo técnico, social, cultural o político. 

  • CreaciónAunque es probable en el paso anterior obtener un informe sobre el tema de interés y sus variantes, es siempre enriquecedor que el curador aporte su punto de vista y su interpretación del mismo, favoreciendo la producción de nuevos contenidos. Este apreciación, será neurálgica para la toma de decisiones, y los procesos de innovación, mediante el aporte de una visión del problema actual, profesional y competente.

Siendo honestos, la curación de contenidos no constituye en sí misma una innovación. Si uno la analiza detenidamente el proceso es análogo al de una investigación tradicional, que define objetivos, explora, selecciona fuentes y finalmente incorpora el criterio personal. Sin embargo tiene dos vueltas de tuerca: En primer lugar: la aplicación de herramientas web (software especializado) que potencializa estos resultados, mediante el ahorro de tiempo y la pericia en el manejo, interpretación y presentación de los datos. En segundo lugar tenemos el feedback que otorgan las redes sociales, a través del que se puede hacer investigaciones con inmersiones en el campo, lo que supera algunos escollos del método tradicional de las encuestas.

Un curador de contenidos, es ante todo un investigador y como tal debe dominar con amplitud los métodos y las herramientas de este proceso de construcción cognoscitiva. Pero debido a la exigencia actual, tiene además que dominar estas herramientas tecnológicas a la perfección, para complementar un perfil que garantice una verdadera creación de valor. Estos dos exigentes rasgos, son los que le han dado paso a la profesionalización de esta actividad.

La curación se puede hacer desde el ambiente académico, periodístico, educativo o empresarial y dependiendo de cuál de ellos se elija, variarán las características del procedimiento.

Lo que sí es claro es que hoy en día, no se puede negar la importancia de contar con un profesional capacitado para seguir el ritmo acelerado de la sociedad de la información y poder vislumbrar sus oportunidades.



Etiquetas:   Comunicación   ·   Investigación   ·   Curación de contenidos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21307 publicaciones
5204 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora