Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia



'Bates Motel', los orígenes de Norman y 'Psicosis'


Inicio > Cultura
06/06/2013


1511 Visitas



Esta semana he visto la serie "Bates Motel". Y debo decir que ha superado mis expectativas. De hecho, no eran muy altas. 'Psicosis' es, creo, mi película favorita, no porque sea mejor que otras -no me gusta ese tipo de comparaciones-, sino por lo que supuso en su día, supuso después para otras películas y series y lo que supone para mí. Por ello, pensar en una serie basada en ese misterioso y erguido caserón y en ese motel solitario, me daba escalofríos y he estado evitando verla. Hasta que un día le di la oportunidad.






La serie, que tiene sus puntos débiles y fuertes obviamente, sobresale por la calidad de sus interpretaciones, especialmente de las dos más relevantes: las de Norma y Norman Bates. Madre (Vera Farmiga) e hijo (Freddie Highmore). La primera por sus estados de ánimo cambiantes, la manera de influir a su hijo, su forma de ser dulce y dominante a la vez, hacer que te caiga bien y mal, que sea la protagonista y la antagonista al mismo tiempo. Me parece elogiable. Y luego está Freddie Highmore del que simplemente puedes pensar que es Norman. Que lo que pasa por su cabeza tiene sentido. Entiendes cómo piensa y cómo siente y su cara cuando se le olvidan las cosas es escalofriante, y por tanto, magistral.





El resto de personajes y entramados de la historia (o subhistorias) parecen no tener otra función más que la de rellenar, pero hacen llevadero un tema que no daría para una serie entera. Eso sí, me pregunto, y si alguien me lo puede aclarar lo agradezco enormemente: ¿Toda esa trama de corrupción sexual está en el libro de Robert Bloch en el que se basó Hitchcock para hacer su película? Me temo que no, pero a veces pienso que ese contexto favorece -y da sentido- a la inestabilidad psíquica y emocional de Norma y Norman.





De los capítulos me quedo con el primero, el que se llama 'The truth' y el último. En el primero, vemos el origen de todo. Vemos la impagable llegada al motel. Norma dice a su hijo: "He comprado esto para ti, para nosotros, para que podamos empezar de nuevo". La madre se mudó como 6 veces y obligó a su hijo a empezar de cero en tantas ocasiones. 





De ahí su célebre frase: "Quizá algunas personas no puedan empezar de cero".





Es impagable la primera vista de la casa y del motel para todos los aficionados a 'Psycho', como lo es también la primera vez que se ve la habitación de Marion Crane o cuando Norman está mirando desde el motel a la ventana de la casa o la escalofriante primera toma del interior de la casa con las famosas escaleras, el cadáver en la bañera... Pero más allá de los guiños a Hitchcock, la serie toma personalidad propia, quizá por ese mismo entramado secundario, que hacen real y dan vida a ese motel y esa lúgubre casa.





La decisión de haber trasladado la historia al momento actual con Iphones, internet y ordenadores le quita, sobre todo al principio, luego uno se acostumbra, encanto y seriedad. No obstante, avanzados los capítulos vemos como cuadran, o terminamos adaptándonos. Aunque tengo que confesar que, al principio, me chirriaba muchísimo un ambiente tan antiguo (que propicia el terror y el misterio) de la casa, el motel y a veces la ropa de la madre, con otras en las que todo es moderno. Y pienso, si en pleno siglo XXI, año 2013, mi madre me lleva a vivir a un sitio así no soy capaz de pegar ojo y más después de tantos sobresaltos.





Asimismo, tenemos que hacer un pacto con la ficción como es el hecho de que "nadie conozca la película en la serie" ni tan siquiera la escena de la ducha... aunque es un pacto menor.





En todo caso, la primera temporada ha estado bien y espero que sigan ahondando en los intríngulis psicológicos de madre e hijo. Esa relación de amor odio, de amor de madre enfermizo que le cuenta a su hijo adolescente antes de irse un baile un hecho trágico. Una madre que hace que te sientas culpable por todo lo malo, y que permitas sentirte pisoteado por los demás. En definitiva, espero que reflejen bien, como hasta ahora, el cambio psicológico que hemos ido viendo en esta temporada en Norman. Desde su lado más sano hasta el menos sano con el pasar de los capítulos. Y ponernos de su parte, para eso es el protagonista!









"El mejor amigo de un chico es su madre". 









Norman Bates





Etiquetas:   Televisión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18740 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora