Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Corrupción   ·   Cultura   ·   Salud



2011 España en el punto de mira


Inicio > Economía
20/02/2011

1266 Visitas



Cada vez más ciudadanos nos preguntamos porque, a pesar de las reformas tan drásticas que está acometiendo el Gobierno en materia económica y las que se están anunciando, los mercados siguen desconfiando de nuestro país, sometiéndonos a un estrecho marcaje y generando una incertidumbre creciente y recurrente, que continuará -según todas las previsiones- durante 2011.


 

Indagando, descartando y analizando se llega a la simple conclusión de que la causa última reside en que no se confía en nuestra capacidad como país de generar el crecimiento económico suficiente y la reducción de costes precisa para devolver lo que debemos y sus intereses.

 

Con lo cual, como veremos a continuación, nos encontramos ante una especie de pescadilla que se muerde la cola, o si se quiere, frente a la cuadratura del círculo. Resulta que para crecer, generar empleo y recaudar más tenemos que mejorar drásticamente nuestra productividad, el consumo interno y las exportaciones.

 

A corto plazo, parece imposible pues para ello tenemos que transformar nuestro sistema productivo introduciendo más innovación tecnológica y de producto y tener unas condiciones de trabajo, a nivel de empresa, más adaptables a la competitividad.

 

Por otro lado, no podemos crecer con inversión pública, ni devaluar la moneda y nos falta mucho recorrido de reforma, tanto en el sistema financiero, como en la reducción de gastos de las Autonomías, como en la reforma de las pensiones.

 

Si extrapolásemos la situación, a efectos didácticos, a una economía familiar, estaríamos ante una familia muy endeudada, que necesita seguirse endeudando para mantener sus gastos fijos (al menos en un 25% de estos), en la que sus miembros no asumen que son cada vez más pobres, y su banco les pide más ahorro, si quieren más crédito, y a mayor tipo de interés. A ello, habría que unirle, que cada vez más miembros de la familia se encuentran en paro, y un padre gobierno y una madre oposición que no se hablan y si lo hacen es para pelearse. ¡Menudo drama! (familiar en este caso).

 

Pues bien señores, esta es nuestra situación, cuya gravedad y sacrificios debemos asumir, independientemente del legítimo enfado que nos pueda provocar.

 

Salir, lo que se dice salir, saldremos, pero para ello tendremos que gastar menos -autonomías incluidas- trabajar más años, aprender a innovar rápidamente, fabricar más ingenieros e investigadores y generar el consenso necesario para imprimir velocidad a la transformación integral de nuestro sistema económico-financiero-productivo. 

 

La opinión pública tiene que saber, que en el año 2040 –si no hacemos nada- habrá un activo por cada dos pensionistas. Hoy somos 4 trabajadores activos por pensionista.

 

También tendremos que introducir mecanismos que aseguren la disciplina fiscal de las autonomías, si queremos que sigan siendo útiles para los ciudadanos. Seguramente, también tendremos que dotar a los bancos de más capital a través del FROB, pues su negocio no crece y sus activos se erosionan.

 

En fin, nos queda un largo trecho y estaremos en el punto de mira de nuestros acreedores hasta que no remontemos con crecimiento.

 

Lo más complejo del drama es sobre todo emocional. Es de destacar que el 70% de la población en edad de trabajar, así como niños y adolescentes jamás había vivido en carne propia una crisis profunda y mucho menos tan persistente como la actual.

 

Moraleja: tenemos que aprender, de una vez por todas, a dejar de lamentarnos y exigir acciones rápidas y concertadas. Por todo ello, desgraciadamente en 2011 España seguirá en el punto de mira, con, sin y a pesar de los mecanismos de solidaridad del Euro, cuyos principales miembros, no olvidemos, son nuestros principales acreedores.

 

2011 será duro, pero ya estamos acostumbrados, lo cual es una buena noticia, porque lo único que nos queda es ponernos a trabajar. 

 





Publicado en ABC y Diario de Navarra





Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21257 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora