Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Ciencias   ·   Moralidad   ·   Reseña   ·   Libros



Mirar para no ver


Inicio > Economía
03/06/2013


1428 Visitas



La Presidenta pasó,  de hablar de "buena vibra" el 25 de mayo,  pedir  "desdramatizar los conflictos por intereses" el 29 ,  a su día de furia el 30 , en el que dijo y con tono muy emotivo, estar "cansada" de los ataques de "corporaciones mediáticas, que no hacen lo mismo con otros sectores" y de dirigentes, que "no la defienden... "


El mensaje fue claro, la ataca Clarín,  no la defiende Scioli y el multimedios, no lo critica ni a él, ni a Macri. 

A esta altura, el mensaje es conocido y es lo de menos, lo serio, es que gaste tanta energía y recursos, en temas que no cambian,  la vida de la gente, y ni siquiera su propio gobierno. Después de tantas tapas del diario negativas y de noticieros y programas que la cuestionan, como bien dice la militancia, ganó con el 54% del electorado.

Los altibajos emocionales, discursivos y emotivos, no son lo más importante, si al menos no se reflejan luego en la gestión.

El problema es que si se reflejan.

Se reflejan en contradicciones, en relatos que no tienen que ver con la realidad, en omisiones, y en inevitables ocultamientos.

Nadie puede exigir ( ni mucho menos creer), que un gobierno, no tenga falencias, errores, cuestiones que corregir. Por eso es difícil entender, porque los que apoyan al modelo y la militancia oficialista, niegan y no aceptan nunca un error, que algo  se podría hacer de otro modo, una idea superadora.

No.

Nada de lo que hizo Néstor y luego continuó Cristina, está mal, ni se pudo haber hecho mejor, distinto.

Nada.

Así su declamación peronista (el partido de los "pobres") progresista (opuesta al  neo liberalismo del menemismo y La Alianza) y afín al socialismo latinoamericano (de Venezuela, Ecuador y Bolivia) se choca de frente con los resultados de su gestión.

Solo un concepto, alcanza como ejemplo para ver y además trasladar a otras decisiones de gestión, las contradicciones, entre declamación y realidad: la asignación Universal por Hijo.

Poca importancia tiene, quién hizo el primer proyecto, si la CTA de De Genaro (1993) Elisa Carrió (que presentó el proyecto en 1994) o el Kirchnerismo por decreto presidencial 1602 en 2009, lo importante es que el beneficio existe, y los niños lo necesitan.

Indudablemente, que si todos los que integraban el menemismo, y  que luego muchos también integraron el kirchnerismo, así como apoyaron en 2009, lo hubieran hecho en 1994, muchos niños y familias, habrían sufrido menos. Es más, quizá hoy no pensaríamos lo que pensamos del menemismo, si se hubiera asistido, a los que el modelo, corporativo, concentrador, extractivo y extranjerizante, excluía. (pocos hoy reconocen, las inversiones, estructuras y actividad económica, que generó, al menos los primeros años, la convertibilidad, con asistencia a sectores vulnerables, sería otra la historia)

"La AUH, junto a las asignaciones familiares que cobran los trabajadores en blanco, integran el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino, que es el fondo creado en el traspaso de los fondos de las AFJP al actual Sistema de Reparto. El mismo cuenta con los aportes de los aportes de los trabajadores y las contribuciones de los empleadores; recursos tributarios de afectación específica, como el IVA, Ganancias, Riquezas y transferencias del Tesoro Nacional."

Esta en general, es la explicación oficial, acerca de cómo se conforma el fondo y de dónde se obtiene la financiación.

Claro que si la AUH fuera ley y no un decreto y además, no rigiera todavía una Ley de Emergencia económica (después del "mayor crecimiento de la historia"), que al Jefe de Gabinete,  y al Poder Ejecutivo les permite  reasignar recursos, habría transparencia en la financiación del fondo y el Congreso podría obtener los recursos, de donde crea más conveniente y re distributivo.

No es así.

Hasta hace poco, casi $30.000 millones y ahora con el aumento que se aprobó, unos $40.000 millones al año, se transfieren de Fondos jubilatorios, aportes de trabajadores, en menor medida patronales y de la Renta General, para asistir a niños y familias. ¿Es re distributivo transferir dinero de fondos jubilatorios, de trabajadores y de renta general, que como dice CFK "impuestos pagan los pobres, que no pueden evadir" , para asistir al sector más vulnerable?

¿No hay posibilidades de recuperar por ejemplo, aquel 15% de cargas patronales a grandes empresas que descontó Cavallo?

¿No sería más progresista crear un fondo con impuestos a la Mega Minería que casi no paga, a los grandes exportadores de Soja y Pooles (no a los Chacareros) , a la renta y negocios financieros, a la importación de alta gama en autos y productos suntuosos, a la venta de propiedades de lujo en sectores específicos, a los casinos y juegos de azar privados?

¿No sería sensato, que los $1500 millones de Fútbol, los $400 o $500 de automovilismo y los nadie sabe cuanto, se paga  del Box para todos, fueran a los niños y madres?

¿Y los U$S 2 o U$S 3 millones tampoco hoy se sabe con certeza, que pierde Aerolineas cada día, sumando  ahora cada vez más rutas internacionales deficitarias?

Parece que para el gobierno y su modelo progresista no, todo lo contrario, es mejor sacar fondos, de sectores medios, jubilados y pequeños y medianos empresarios, que son los que más pagan; qué de grandes corporaciones o intereses económicos.

Pero, lo que decididamente está mal gestionado, es que no solo, esos fondos, salen sobre todo de sectores medios y jubilados, asisten a sectores vulnerables, sino que terminan en los primeros diez días del mes, en las cajas de los grandes supermercados.

Del aporte de  los jubilados y sectores medios, va a los niños vulnerables, para finalmente llegar una parte importante de esos fondos, que en general se gastan en consumo, a las corporaciones supermercadistas.

Muchos se preguntaran ¿donde van a comprar las madres con ese dinero, lo que necesitan , si no es en los supermercados?

Bueno eso debería ser parte del debate, si la AUH fuera una Ley, si el Congreso determinara su financiación e implementación  y si el Gobierno, desde medidas superadoras y progresistas, intentara,  además, de devolver en parte el aporte que hicieron  los sectores medios, dinamizar a la Pymes.

Pero no es así.

No es ley, y  no se discute en el Congreso.

¿Será que el gobierno, quiere exactamente eso? ¿Que el fondo no salga de aportes de  las corporaciones?

Y que en cambio, si , buena parte de esos fondos, terminen en sus cajas registradoras.

Con solo descontar o eliminar IVA y otros impuestos, en productos de consumo diario, para pequeños y medianos comercios, eso solo,  ya conseguiría que buena parte de ese consumo, la gente lo hiciera en PYMES y los supermercados, deberían hacer mejores ofertas.

Y así, bajar la inflación.

Pero no.

Nada de esto se hace, ni siquiera se piensa, todo lo contrario, se congelan precios en grandes cadenas ( asi como pasa con el dólar blue, y oficial), los pequeños negocios tienen aumentos de costos y las corporaciones no, de esta forma, solo se agranda la diferencia, entre las corporaciones y las PYMES.

Los Supermercados, en el congelamiento anterior de "10.000 productos" (que anunciaron), no solo no perdieron, si no que ganaron, porque hasta ese momento, hacían enormes descuentos, por la compra de un segundo o tercer articulo. Los "2 x 1" o "llevas dos productos iguales y el segundo tiene un descuento del 50,70 o 100%". Al no poder publicar estas ofertas, ganaron  eso que antes promocionaban.

Por eso, los consumidores, antes de festejar estos descuentos, no deberían preguntarse 

¿Si solo llevo un producto, me están robando? ¿Con cuanto cargan la mercadería los supermercados, cual es su porcentaje de ganancia, para hacer descuentos tan importantes?

En realidad no solo ganan mucho por cada producto, sino, como bien dijo la presidenta, con su "capacidad de compra, capaz de exigir a un proveedor o productor toda una producción" bajan los costos a su necesidad.

Ellos ponen el precio.

Pero en la segunda etapa de congelamiento, esta vez con 500 productos (osea, 9500 de los del principio dejan de estar congelados, si alguna vez estuvieron) Los supermercados, que son muchos, pero todos (todos los nacionales) responden solo a cuatro grupos económicos (por haber comprado o absorbido algunas cadenas a otras) otra vez vuelven a ganar y por supuesto, los consumidores a perder. No tiene ninguna importancia si hay controles "civiles", como el programa "Mirar para cuidar" porque la ganancia de ellos está, primero en que cada vez sacan más competencia minorista y Pyme, luego que a los proveedores les pagan a más de 180 días y mientras mueven el dinero y lo más importante, que no hay referencia de precios, previa al congelamiento, por lo que pueden acordar entre las cadenas y poner cualquier precio.

Los productores del campo, que esta semana protestaron en el Obelisco y expusieron precios de referencia, de materias primas cuando salen del productor, tienen razón y en algunos artículos pasa el 1000% la diferencia, entre materia prima y producto elaborado.

Los medios (oficialistas, críticos y opositores, todos) no se hicieron eco de esta protesta.

Sencillo: las empresas que elaboran esos productos son sus anunciantes.

Mientras termino esta nota, estoy recibiendo en uno de mis minimercados (saben que además de periodista tengo una Pyme comercial) al repartidor de La Serenisima. Este trabajador ( me reservo su nombre) que solo reparte lácteos y no es responsable de nada más que comunicar, me dice al pasar, que "remarque todos los productos, porque tuvieron un aumento de 7% y 3% dependiendo de la linea de productos" . Ante el anuncio, le solicito una lista actualizada, me dice " que hace dos meses no le dan lista y que en los últimos dos años, entregaron unas pocas veces" de las cuales tengo una, pero ya está desactualizada.

Esta escena, que si siguen el enlace, la van a poder escuchar, ya que grabé la charla, es habitual los últimos 6 años, pero Cristina y sus funcionarios insisten "que los comerciantes ponemos los precios" 

Cuatro grupos económicos controlan todos los supermercados nacionales, los mercados Chinos trabajan de un modo corporativo y todos hacen lo mismo, aunque sean individuales y las pequeñas Pymes comerciales, minimercados, almacenes, autoservicios y Maxikioscos, están en vías de extinción.

Todas empresas de capitales extranjeros y que dolarizan su renta, hoy controlan la mesa, la higiene, la limpieza, el confort y la vida de los argentinos, no solo son dominantes,  y oligopolicas, sino que  en poco tiempo, quizá sean lo único.

Y el gobierno vive obsesionado, por el "monopolio multimediatico Clarin" que con 247 licencia, de un total de 5000 otorgadas, tiene el 5% del espectro comunicacional.

Quizá el programa implementado por el gobierno todos estos años y no lo reconocen,  fue "Mirar para no ver"

Y es difícil que cambie.















Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora