El Abrazo del Oso

Cuesta abajo en la rodada,  mismos rostros, mismas prácticas, es la percepción popular sobre la Concertación.

 

.

Con denuncias confusas de acoso ante la Contraloría, con una excusa rara por no concurrir a la cuenta presidencial del 21 de mayo, la candidata Michelle Bachelet se victimiza, atribuyendo a una persecución en su contra, cualquier crítica política normal que debe soportar toda persona que se postula a un cargo de representación popular.

Michelle Bachelet se ve fatigada, al punto que manda a otros a hablar por ella, sin propuestas claras, sin hilvanar argumentos, claramente incomoda en esta campaña que cada día se ve más complicada, enredada en sus propios dichos, sin poder explicar las primarias truchas o fallidas de la Concertación,  ni el abrazo del oso que le ha dado el PC al declararla su candidata. Ella que es conservadora sabe que ir con el PC espanta adherentes antes que sumarlos. Ir con el PC y el MAS se contradice con las prácticas que tuvo su gobierno a favor de multinacionales de la energía, la minería y los transgénicos, al respaldo que obtuvo de los más conspicuos grupos económicos de Chile y EEUU.

Allamand ha tomado las banderas regionalistas criticando la ausencia de Bachelet a un acto republicano y denunciando sus inconsistencias

Pablo Longueira ha expresado que Bachelet ofrece una opción chavista y ha planteado  su convocatoria a la DC; Orrego, que cree en Dios y que nunca pondría en su gabinete a un comunista, se ve molesto con la inclusión del PC en la coalición. Son sendos testimonios que hablan de una debacle  que sufre la Concertación, donde quieren hacer coexistir el aceite con el vinagre.

El producto Bachelet se agota y el desarrollo del proceso judicial que la tiene en calidad de querellada ha venido a profundizar la preocupación que refleja en cámaras la candidata.

La nueva mayoría es la "nueva pillería" ironizó Marco Enriquez-Ominami. Los alternativos, Parisi, MEO, Holt, Claude, se hacen guiños  que permiten avizorar una campana dura pero entretenida. En política una semana es un siglo y el respaldo del Partido Comunista a Bachelet ha sido un salvavidas de plomo que tendrá consecuencias.

28.05.2013

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales