Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Redes Sociales   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Política   ·   Teoría Crítica   ·   Comunicación   ·   Gobierno   ·   Derechos Humanos   ·   Libros



Transgénicos: alimentación por dinero.


Inicio > Sociología
21/05/2013


2040 Visitas






Si bien mis queridos lectores una vez más tengo el gusto de escribir para ustedes, aun cuando esta note les agrade o no, hoy tratare un tema delicado para el equilibrio tanto ecológico como en materia de salud para la población en general, este tema por supuesto son los transgénicos, siendo así entonces analizaré desde mi opinión y mi óptica la situación que rodea al tema de los transgénicos y el ambiente político, social y cultural que rodea a este tema.





La introducción de los transgénicos en la dieta popular, no es un secreto para nadie, es más que sabido las dimensiones que las grandes empresas trasnacionales han llegado a dominar en cuestión alimenticia, controlándolo prácticamente todo, desde las semillas, pasando por los fertilizantes y pesticidas hasta las propias medicinas para sus efectos.





Pero habría que mencionar que solo algunos científicos has sido capaces de poner su ética como estudiosos de la bioquímica para exponer las repercusiones de una alimentación con productos transgénicos, la mayoría de ellos desprestigiados e incluso aislados de la comunidad científica, tal es el caso del Dr. Pusztai ex colaborador, del instituto Rowell de Escocia, el cual fue no solamente aislado permanentemente de sus colaboradores cercanos investigadores, sino que incluso fue desprestigiado públicamente y exhibido por una investigación que ponía en evidencia el peligro de consumir alimentos transgénicos, otro caso que ha sido un secreto a voces es el del Dr. Chapela que también fue desacreditado después de su investigación sobre el maíz transgénico en Oaxaca.





Pero desmenucemos el asunto, en realidad cuando es patentada la vida, es donde en realidad empieza el problema, en realidad esto nos demuestra que todo tiene un precio o al menos todo es manipulable, desde la conciencia y la ética de algunos investigadores hasta la vida misma al patentar las semillas y plantas, en realidad los grandes corporativos y sus capitales se han engordado de utilidades a costa de la salud de los consumidores.





Según estos dos científicos han comprobado con estudios que estos productos transgénicos no solo dañan el pleno funcionamiento del cerebro, sino incluso del intestino y del hígado, lo que nos dice que el ser humano que consume estos productos sin ninguna duda podríamos decir que podría padecer exactamente igual que los experimentos realizados con ratones, sin embargo el problema no es si consumir o no consumir transgénicos, incluso me podría ser refutable que es un decisión meramente personal, pero entonces ¿Cuál es la verdadera violación?





Bueno pues esta sin lugar a dudas radica en que la gente no decide si desea o no consumir productos de origen transgénico, que los productos que lo contienen no le dicen al consumidor que los contienen, pero sobre todo que en ningún momento se ha oído hablar de investigaciones comprobables de las grandes industrias acerca de la acreditación de sus productos.





No sabemos que consumimos día con día, pero tampoco sabemos sus implicaciones y cuando un científico respetable y consiente decide exponer sus implicaciones, entonces es callado, atemorizado, desprestigiado e incluso hasta demandado, esto por supuesto apoyado por las cúpulas de poder que nos gobiernan y que sin lugar a dudas son títeres de empresas que se dedican a intentar dañar la vida para obtener ganancias sin un gramo de conciencia y menos de ética, en donde el dinero compra conciencias pero no comprar la salud dañada de la población de recursos medios o bajos que se alimentan de estos productos.





Aun con la diminución de especies prehistóricas del maíz, de especies nativas de estas tierras mexicanas, el gobierno sigue alentando la expansión del maíz transgénico en México para poder ganar más de estos sobornos y donaciones de empresas trasnacionales, pero en realidad ¿Cómo afectará esto a la población? ¿Cómo afectara al medio ambiente? Y sobre todo ¿Cómo afectara a la biodiversidad del territorio nacional? Y ¿Cuál es entonces el argumento que le vende el gobierno a la población para introducir productos transgénicos?





Si bien se nos dijo que se podría alimentar a la población más marginada, que terminaríamos con el hambre y se nos vendió un discurso hecho sin lugar a dudas por las grandes empresas trasnacionales, también es cierto que como siempre, el gobierno solo se burlo del pueblo y la brecha entre los pobres y ricos es cada vez más grande, vemos crisis ir y venir y en realidad ya no sabemos dónde comienza una y donde termina la otra, solo sabemos que hay crisis, déficit, inflación, pobreza y marginación, pero jamás hemos visto esa disminución en el hambre, porque los productos comercializados cada día son más caros y estos afectan a toda la población en general, lo que deja al gobierno sin un solo argumento, porque si esto no fuera cierto entonces ¿Para qué es necesaria su cruzada contra el hambre o porque tenernos esas cifras de desnutrición en las poblaciones marginadas de las sierras mexicanas? ¿No se supone que los transgénicos iban a curar el hambre y todos podríamos gozar de la excelente alimentación de las clases altas?





Al parecer como siempre fuimos engañados, los transgénicos introducidos mas por el gusto político y las remuneraciones que esto les trae que por intentar para el hambre, la disminución de las especies de maíz mexicano entre otros alimentos como las papas y sobre todo el ensanchamientos constante de las clases del poder sobre las marginadas.





Eso  nos deja 1 -0 favor las empresas trasnacionales contra los científicos que han intentado divulgar este tipo de cosas, inmiscuyéndose en las mentes de la población y vendiéndoles una idea de que todo será mejor si todo cultivamos transgénicos para convertir la alimentación en una verdadera industria de comida, una verdadera fabrica de animales y vegetales pero sobre todo para seguir ensanchando sus bolsillos a costa de nuestra salud.



Etiquetas:   Agricultura   ·   Alimentos   ·   Políticas Sociales   ·   Salud   ·   Políticas Públicas   ·   Pobreza

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19211 publicaciones
4807 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora