Propuesta sobre el Euro: una moneda común y no única



 

. Según se está constatando recientemente, en Alemania está aumentando el apoyo a una hipotética posible salida alemana de la UEM. Las razones que se aducen son diversas: no tener que acarrear con los costes de salvar a los países del Sur, necesidad de devaluaciones competitivas en el Sur y apreciaciones en el Norte -inviables según ellos de forma conjunta sin gran coste-, reestructuración posible de deuda,…

 

Oskar Lafontaine, exministro de Finanzas alemán y socialdemócrata recientemente ha declarado que Europa es más importante que el euro y que "la moneda única se creó para mejorar la vida de la gente, no para llevarla a la ruina".

 

Al respecto, vayamos por partes.

 

¿Es Europa más importante que el euro?

 

Ciertamente cuando uno mira por ejemplo los datos del PIB de la UE queda completamente convencido de que Europa es muy importante: según datos del FMI de 2012, el PIB de la UE es el primero del mundo (en PPA 15.821.264 Millones de $), por encima del PIB de EEUU (15.609.697 Millones de $), de China (12.387.048 Millones de $), de India (4.824.551 Millones de $) y de Japón (4.588.972 Millones de $).

 

OJO, LA UE ES LA PRIMERA POTENCIA MUNDIAL !

 

En cuanto a la dimensión de la UEM (Zona Euro) si bien es menor (11.349.970 Millones de $) representa un 72% del PIB de la UE, un 73% del PIB de EEUU o un 92% del PIB de China. Sería la tercera potencia mundial.

 

Así pues, si bien es cierto que la UE es más importante que la UEM, el euro (UEM) es y seguirá siendo a nivel global muy, muy relevante.

 

Personalmente, me parece incomprensible que desde Alemania se esté de forma racional a favor de la salida de la UEM por varias razones:

 

-         Hoy Alemania es el país que manda en la UEM, siendo su PIB un 38% del PIB total. Y ello influye en el poder alemán en toda la UE.

 

-         Siendo el país que manda en la UEM, si sólo apuesta por la UE, disminuirá de forma relevante su poder político y económico: su PIB sólo representa hoy el 25% del PIB de la UE.

 

-         Además el euro posibilita mayores intercambios comerciales, con lo que su no utilización supondría para Alemania un menor crecimiento, acrecentando la disminución de su PIB y de su poder en Europa

 

-         Y en un Mundo global donde los grandes jugadores se reparten todo el pastel político y económico, si Alemania prefiere ir “por su lado” puede quedar seriamente perjudicada al suponer el PIB alemán sólo un 20% del PIB de EEUU o un 25% del PIB de China

 

-         Y ojo, estas “dudas” alemanas acerca del proyecto europeo han acrecentado los poderes políticos y económicos de EEUU, China e India y, si siguen dudando, van a seguir acrecentándolos.

 

 

Así, la actual política económica alemana (en pos de una austeridad que podría llegar a eliminar al euro) y la manifestación alemana de este sentimiento político antieuro, parecería tener dos explicaciones: la inmediatez de las elecciones y/o sólo ver el coste nacional asociado a la salvación del euro y no la oportunidad global del euro (la Eurozona es la tercera potencia mundial en PIB y que en caso de superar esta crisis se podría ampliar la utilización del euro en toda la UE y llegar a ser a muy largo plazo el euro la primera moneda mundial de referencia).

 

Estos momentos son para políticos con altura de miras: para poder aprovechar nuestra oportunidad global es necesario ver el vaso medio lleno porque existen razones de muchísimo peso como para hacerlo !

 

En lugar de ello, a veces parece que desde Europa se está forzando la situación económica de los países del Sur para propiciar que sean ellos los que soliciten su salida del euro y la devaluación de su moneda.

 

Pues bien, en este contexto coincido con el Sr. Sami Naïr en que es considerablemente urgente un debate sobre el futuro del euro.

 

Y en este debate, coincido con la opinión de algunos economistas franceses sobre que parece razonable proponer realizar un cambio de la moneda única a una moneda común, que posibilitaría que todas las monedas nacionales (euro-marco, euro-franco, euro-pesetas, …) estuvieran ligadas a un patrón común que funcionaría como moneda de cambio y de reserva internacional. Ello permitiría a estas monedas fluctuar en su seno y que los países del Sur pudieran realizar devaluaciones competitivas de tipo de cambio, necesarias para impulsar de la actividad económica de los países y permitir mejorar las condiciones de vida de las personas y no llevarlas a la ruina.

 

Sres. Alemanes sí se puede. Es mucho más fácil de lo que parece. Salvando el euro, se salva a Europa y a los europeos. Y además se sigue liderando económicamente el mundo y propiciando un renovado impulso político y económico para exigir lo que merecemos a nivel global desde un punto de vista político.  

 

Por favor, lideren bien. No desaprovechen esta oportunidad que les vuelve a brindar la historia para liderar el Mundo de forma correcta. Si es así, seguro que se les recordará de forma muy diferente de lo que se hizo en el pasado. Seguro.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Propuesta sobre el Euro: una moneda común y no única


 

en muchos países europeos están aumentando los euroescépticos. Según se está constatando recientemente, en Alemania está aumentando el apoyo a una hipotética posible salida alemana de la UEM. Las razones que se aducen son diversas: no tener que acarrear con los costes de salvar a los países del Sur, necesidad de devaluaciones competitivas en el Sur y apreciaciones en el Norte -inviables según ellos de forma conjunta sin gran coste-, reestructuración posible de deuda,…

 

Oskar Lafontaine, exministro de Finanzas alemán y socialdemócrata recientemente ha declarado que Europa es más importante que el euro y que "la moneda única se creó para mejorar la vida de la gente, no para llevarla a la ruina".

 

Al respecto, vayamos por partes.

 

¿Es Europa más importante que el euro?

 

Ciertamente cuando uno mira por ejemplo los datos del PIB de la UE queda completamente convencido de que Europa es muy importante: según datos del FMI de 2012, el PIB de la UE es el primero del mundo (en PPA 15.821.264 Millones de $), por encima del PIB de EEUU (15.609.697 Millones de $), de China (12.387.048 Millones de $), de India (4.824.551 Millones de $) y de Japón (4.588.972 Millones de $).

 

OJO, LA UE ES LA PRIMERA POTENCIA MUNDIAL !

 

En cuanto a la dimensión de la UEM (Zona Euro) si bien es menor (11.349.970 Millones de $) representa un 72% del PIB de la UE, un 73% del PIB de EEUU o un 92% del PIB de China. Sería la tercera potencia mundial.

 

Así pues, si bien es cierto que la UE es más importante que la UEM, el euro (UEM) es y seguirá siendo a nivel global muy, muy relevante.

 

Personalmente, me parece incomprensible que desde Alemania se esté de forma racional a favor de la salida de la UEM por varias razones:

 

-         Hoy Alemania es el país que manda en la UEM, siendo su PIB un 38% del PIB total. Y ello influye en el poder alemán en toda la UE.

 

-         Siendo el país que manda en la UEM, si sólo apuesta por la UE, disminuirá de forma relevante su poder político y económico: su PIB sólo representa hoy el 25% del PIB de la UE.

 

-         Además el euro posibilita mayores intercambios comerciales, con lo que su no utilización supondría para Alemania un menor crecimiento, acrecentando la disminución de su PIB y de su poder en Europa

 

-         Y en un Mundo global donde los grandes jugadores se reparten todo el pastel político y económico, si Alemania prefiere ir “por su lado” puede quedar seriamente perjudicada al suponer el PIB alemán sólo un 20% del PIB de EEUU o un 25% del PIB de China

 

-         Y ojo, estas “dudas” alemanas acerca del proyecto europeo han acrecentado los poderes políticos y económicos de EEUU, China e India y, si siguen dudando, van a seguir acrecentándolos.

 

 

Así, la actual política económica alemana (en pos de una austeridad que podría llegar a eliminar al euro) y la manifestación alemana de este sentimiento político antieuro, parecería tener dos explicaciones: la inmediatez de las elecciones y/o sólo ver el coste nacional asociado a la salvación del euro y no la oportunidad global del euro (la Eurozona es la tercera potencia mundial en PIB y que en caso de superar esta crisis se podría ampliar la utilización del euro en toda la UE y llegar a ser a muy largo plazo el euro la primera moneda mundial de referencia).

 

Estos momentos son para políticos con altura de miras: para poder aprovechar nuestra oportunidad global es necesario ver el vaso medio lleno porque existen razones de muchísimo peso como para hacerlo !

 

En lugar de ello, a veces parece que desde Europa se está forzando la situación económica de los países del Sur para propiciar que sean ellos los que soliciten su salida del euro y la devaluación de su moneda.

 

Pues bien, en este contexto coincido con el Sr. Sami Naïr en que es considerablemente urgente un debate sobre el futuro del euro.

 

Y en este debate, coincido con la opinión de algunos economistas franceses sobre que parece razonable proponer realizar un cambio de la moneda única a una moneda común, que posibilitaría que todas las monedas nacionales (euro-marco, euro-franco, euro-pesetas, …) estuvieran ligadas a un patrón común que funcionaría como moneda de cambio y de reserva internacional. Ello permitiría a estas monedas fluctuar en su seno y que los países del Sur pudieran realizar devaluaciones competitivas de tipo de cambio, necesarias para impulsar de la actividad económica de los países y permitir mejorar las condiciones de vida de las personas y no llevarlas a la ruina.

 

Sres. Alemanes sí se puede. Es mucho más fácil de lo que parece. Salvando el euro, se salva a Europa y a los europeos. Y además se sigue liderando económicamente el mundo y propiciando un renovado impulso político y económico para exigir lo que merecemos a nivel global desde un punto de vista político.  

 

Por favor, lideren bien. No desaprovechen esta oportunidad que les vuelve a brindar la historia para liderar el Mundo de forma correcta. Si es así, seguro que se les recordará de forma muy diferente de lo que se hizo en el pasado. Seguro.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE