Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Comunicación   ·   Filosofía Social   ·   Escritores   ·   Género   ·   Feminismo   ·   Censura   ·   Biología



Cristina, Mauricio y Clarín


Inicio > Política Nacional
19/05/2013


1381 Visitas



Lo más cuestionable de los políticos, que tienen responsabilidad de gestión no es lo que dicen, si no,  lo que no dicen.






Esta semana Cristina Kirchner fue protagonista (como siempre) aunque esto no siempre signifique, que su protagonismo es positivo. 

Pero también lo fue Mauricio Macri con el anuncio de su DNU "en defensa de la prensa" y dio un paso adelante (aunque puede ser en falso) a la inactiva línea opositora, que observa, cuestiona  analiza al gobierno y diagnostica (una función más de la prensa que de la política) , pero no aporta una propuesta distinta, superadora y que identifique a la sociedad (no kirchnerista).

La presidenta tuvo distintos actos y exposiciones,  pero lo más impactante (aunque a muchos ya nada les impacte de Cristina) fue cuando reclamó nuevamente por la "Democratización de la Justicia". A su lado estaban familiares de varios de los casos más dramáticos sin justicia. Imposible no sentirse conmovido e identificarse con ellos (por eso ella los utilizó, para sostener el concepto que la Justicia necesita reformarse). 

Pero cometió un error, que solo aquellos que están "informados"  en qué consiste la reforma judicial y qué jurisdicción contempla y a su vez, de qué jurisdicciones eran cada uno de los casos, pudieron notarlo. 

Salvo Pablo Ferreyra, que estaba allí por el asesinato de su hermano Mariano Ferreyra militante de PO a manos de una patota sindical de la Unión Ferroviaria, y que su caso se llevó en en la Justicia que se quiere reformar. 

Los demás: la madre de Miguel Bru, en la justicia de Buenos Aires, la mamá de Mariano Witis  también en la bonaerense,  el caso de Sebastián Bordón, de la justicia de Mendoza. y Marita Verón, caso de la Justicia de de Tucumán,   que no tienen nada que ver con los tribunales nacionales, que se pretenden reformar con esas leyes.

"Seis Leyes" dijo la presidenta "... cómo puede ser que no les gustó ninguna".

Bueno,  la ley no es para que guste o no, sino para saldar un derecho, corregir una vulnerabilidad o terminar con una injusticia. Y que la sociedad, (no solo Grupo Clarín) tenga reducido su derecho a obtener medidas cautelares o amparos frente al Estado, no parece el caso. Aunque este sea solo, el espíritu de una de esas seis Leyes, las otras cinco no son mejores. No se ve bien que un querellante o acusado que sea identificado con un partido opositor, se enfrente a un juez elegido por un Consejo de la Magistratura cuyos miembros estaban en la misma lista (sábana) electoral del partido del gobierno. Tampoco parece mejor, que si bien las Declaraciones de Riquezas, se extienden a todos los funcionarios, con la nueva ley, dejaran de estar donde hoy se las puede consultar, para ser presentadas a un sector del Ejecutivo.

Politizar la Justicia (más de lo que está) quizá sea el termino adecuado a esta reforma, y que tenga más control el gobierno (y su partido) sobre jueces, frente al lobby de los grupos de poder.

Todo esto por supuesto no lo dijo Cristina, pero si volvió a repetir que "Clarín  no cumple la Ley de medios y que se debe terminar con los poderosos que controlan a la Justicia" (como si ella no la controlara, como si Oyarbide a quien nunca menciona, no fallara a la carta para el gobierno y no hubieran más jueces, que por ocultar patrimonios, compras o situaciones que evitan sean públicas, no congelaran causas que afectan a su entorno) Pero además habla, cómo si el resto si cumpliera con la Ley de Medios, cabe recordar que Telefónica  sigue transportando contenidos, que de TELEFE, más allá de la versión oficial, no hay un dueño o sociedad que permita la ley, que Canal 9 tiene una sociedad, lejos de lo que quieran hacer figurar, que es totalmente extranjera, que lo del Grupo Vila-Manzano, sino fuera serio, sería un chiste y que Cristobal López, todo lo que compró,  la ley no lo permite,  pero además es prestador de Obra Pública, Petrolero y Zar del Juego, aunque lo más increíble  sea,  que todas las compras las hizo, con la Ley promulgada y en plena adecuación (discursiva) de los otros medios.

Medias verdades.

Sin embargo no se debe perder el tiempo, ni la atención sobre lo importante, aunque lo importante no esté ni en los medios oficialistas, ni en los opositores, pero está (hay que verlo)  Porque todas esas leyes, la de Medios y las de la Reforma Judicial, si pasaban sin resistencia (social y judicial, porque legislativa no hay) le daba un enorme poder al Ejecutivo, pero si no pasaban (como está pasando) son el justificativo perfecto a los malos resultados del modelo (que eran totalmente previsibles) porque "las corporaciones, no los dejaron profundizar el modelo".

Lo van a decir... los puedo escuchar.

Al que fue difícil escuchar hablando de Libertad de Expresión y de Libertad de Prensa, de avasallamiento del estado sobre medios y periodistas, fue al jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, luego que su Policía Metropolitana, en varias oportunidades  pero la más grave sin duda, en la protesta del Borda, golpeó, reprimió, baleó con proyectiles de goma a 13 periodistas y hasta detuvo a un fotógrafo de Clarín. 

Si eso no es coartar la libre expresión y la libertad de prensa, entonces que pensará Macri que es hacerlo.

Algunos calificaron de "engendro" a su proyecto, otros que fue hecho para "salvar a Clarín" , los constitucionalistas se repartieron entre los que dicen que es inconstitucional y los que creen que es reiterativo de derechos consagrados en ambas constituciones y en tratados internacionales. Sin embargo no parece mala idea, tener tribunales, juzgados o al menos jueces, que sean realmente especialistas en el tema libertad de expresión y de prensa y que se encarguen de estos casos.  Porque lo que no advierten aquellos que cuestionan el DNU (el kirchnerismo principalmente) que también van a servir para defenderse del propio gobierno de la ciudad y hasta de corporaciones mediáticas en el caso de periodistas, trabajadores de prensa, gráficos y los ciudadanos.

 Macri no se si queriendo o sin querer abrió la puerta a un derecho, que seguramente con la aprobación del DNU convertido en ley, puede ser muy interesante, para lograr una verdadera libertad de prensa y de expresión y no va a poder, como dicen los oficialistas del gobierno nacional, impedir protestas o huelgas, ya que son derechos constitucionales. En cambio si,  pueden terminar amparando, iniciativas como las que están en marcha, las Paritarias de Prensa 2013,   si sabemos encontrarle el fundamento, de que,  "terminar con la precarización laboral" en los  medios, la prensa y las empresas periodisticas,  garantiza también la libertad de prensa y expresión. Esos tribunales o instancias judiciales, van a ser muy importantes.

Seguramente Mauricio no pensó hasta donde podrá llegar su DNU, o  su auxilio a Clarín.  Pero si ambos, Cristina y Mauricio, no se pusieron colorados (al contrario) al valorizar en sus discursos, lo que desprecian con sus gestiones.

Cristina no dudó en relacionar a familiares de Víctimas sin Justicia, con una necesaria reforma judicial, aunque esa reforma, no alcanzaba a los que mostraba en su escenario, no solo por que las leyes no son retroactivas, sino porque las jurisdicciones judiciales de esos casos no se van a reformar.

Mauricio, tampoco dudo en calificar los ataques a Clarín, como violaciones a la libertad de prensa y expresión, cuando el Grupo ha coartado esas libertades en varias oportunidades a sus propios operarios gráficos y personal de planta. 

Cristina ni se acordó, quizá porque sean solo dos, de Juio López y Luciano Arruga desaparecidos en democracia (su democracia) como si esto no fuera brutal injusticia. Mauricio no recordó que Clarin, cuando Néstor le aprobaba beneficios millonarios sin parar, lo hacía dueño del 70% de los cable operadores del país, lo salvaba de pagar deudas internacionales en dólares y desplazaba a Gils Carbó por las denuncias que le hizo al Grupo, además de garantizarle 15 años de buenos negocios, Clarín no lo criticaba (al contrario, diría que hasta lo hizo popular, ya que a Kirchner no lo conocía nadie y nos vendió como "normal" una "sucesión matrimonial).

Es mucho lo que Cristina y Mauricio no recordaron en sus discursos.

De justicia. De libre expresión. De libertad de Prensa.

No es el momento de cuestionar a Clarin, todos los demás medios son kirchneristas. Pero a saber: va a seguir inventando candidatos, posicionando líderes, aunque no sean del todo reales. Y va a seguir, siendo condescendiente al comienzo de los gobiernos, para tener beneficios. Y crítico al final de los ciclos (en especial si son adversos a sus intereses) para que cambie el gobierno.

Pero por afuera de Cristina, Mauricio y Clarín (más toda su influencia) hay un mundo real.

Para que lo veamos.







































Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Leyes   ·   Mauricio Macri   ·   Diario Clarin

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18594 publicaciones
4707 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora