Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia



Crisis española: ¿Se encuentra sin solución?


Inicio > Política Internacional
10/05/2013

1176 Visitas



La Madre Patria está inmersa en su peor crisis política, económica y social desde la muerte del Generalísimo Francisco Franco en 1975. Su presidente de Gobierno o Primer Ministro, Mariano Rajoy, enfrenta números en las encuestas realmente lamentables. Su organización política gobernante, el Partido Popular, con mayoría absoluta en un poco más de dos tercios del territorio español, ha descendido más de 10 puntos en las encuestas más recientes. Y para colmo, la monarquía, la institución a la cabeza del jefe de Estado, Don Juan Carlos de Borbón, aparece en esas mismas encuestas no como una de las fortalezas del país, como lo fue por años, sino como uno de los problemas por solucionar.


España es el segundo inversor en Panamá, y por eso su suerte es importante para nosotros. A principios y mitad del siglo pasado, grupos de españoles llegaron a nuestro país con la esperanza de mejores días. En nuestros tiempos, esta tendencia, aunque no de manera tan dramática, ha vuelto a suceder en forma de profesionales, sobre todo en las áreas de banca, ingeniería y otras relacionadas.

Volviendo a la realidad del Reino de España, como se denomina oficialmente, diariamente, aparecen escándalos que relacionan a políticos de todas las tendencias en temas de corrupción y terminan siendo procesados por los estamentos judiciales. A esto hay que sumarle las intenciones separatistas, tanto del País Vasco como de Cataluña. Este último, incluso, en abierta violación a lo que indica la constitución vigente. Aun así, el principal problema de los españoles radica en el desempleo. Es sencillo: al día que usted lee este artículo, en España hay más de 7 millones de desempleados. En algunas comunidades autónomas (lo que serían nuestras provincias, pero con presupuesto, autonomía y gestión propia), el desempleo juvenil llega hasta el 50%.

Ante este panorama, la Unión Europea estuvo muy cerca de iniciar un rescate financiero, lo cual habría sido catastrófico para una de sus economías más grandes, y habría creado un pánico mundial.

Esto fue posible gracias a que el Gobierno decidió incumplir su programa de gobierno y acometer medidas de ajuste fiscal que incluyeron la subida de varios impuestos. Muchos piensan que en dicho país no se han tomado las medidas adecuadas aún. El gasto público es increíblemente elevado: Podemos encontrar televisoras autonómicas con poca justificación, más allá de promover falsos e inútiles nacionalismos; una astronómica cantidad de asesores de todos los partidos en todas las áreas del Estado, tanto en el Gobierno central como en la Autonomías. Analistas locales cifran extraoficialmente la cifra en unos 20 mil.

Y por supuesto, miles de millones de euros repartidos en absurdos subsidios y compensaciones por desempleo. Esto último se ha convertido en refugio de muchos para lograr beneficios económicos sin realizar trabajo alguno.

A pesar de que el Gobierno de España posee las mayorías para acometer las reformas económicas que los deben sacar de la crisis, esto se ha visto impedido por una legislación territorial muy descentralizada, y un sistema electoral en el que los partidos regionales terminan siendo protagonistas a la hora de conformar gobiernos en los que no se logran mayorías absolutas, y así es casi imposible solucionar problemas sin que alguien no termine por tratar de sabotear las mismas.

La última modalidad es hacer que organizaciones ciudadanas protesten frente a las residencias de los políticos de gobierno a todas horas del día. Esto se originó por la tragedia del lanzamiento de personas que no podían pagar sus hipotecas de los respectivos inmuebles, provocando el suicidio de varios de estos afectados. Si bien se ha legislado para flexibilizar estas medidas, las consecuencias han sido aprovechadas por la antipolítica y los antisistemas, para promover sus ideas por métodos violentos.

¿Hay solución? Posiblemente. Pero va a depender de la capacidad del gobierno conservador para lograr repetir en las próximas elecciones. De lo contrario, cualquier cosa es posible, sobre todo con los políticos separatistas y radicales de las regiones autónomas. Y pensar que hasta hace poco se habló del “milagro español” y que jóvenes sudamericanos hacían filas para conseguir su nacionalidad española y buscar trabajo allá. A ver si nos vemos en ese espejo antes de que lo tengamos que lamentar.



Artículo publicado en el diario El Panamá América.





Etiquetas:   Política   ·   Políticas Públicas   ·   Política Fiscal

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18740 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora