Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Chile   ·   Poesía   ·   Novela   ·   Razonamiento   ·   Fondos de Pensiones



Las fases del proceso creador


Inicio > Artes
22/05/2011

2011 Visitas



La literatura, como todas las artes, refleja en imágenes escritas aspectos de la realidad o la fantasía, que anidan en el corazón del artista. En efecto, la mano de los creadores obedece con fidelidad extrema a las órdenes de un alma sensible que, modificada por los hechos que la afectan, impulsada por los pensamientos que la atormentan, incentivada por amores hiperbólicos o abrumada por dolores paroxísticos, debe canalizar de manera imperiosa su carga,  para no estallar.  Y lo hace.  Lo hace casi siempre en forma de expulsión violenta y espasmódica de ideas confusas, sin orden ni método, sólo para drenar sus impulsos indomables. Así se completa la primera fase del proceso artístico y el pintor, escultor, escritor, compositor o sea el creador que fuere, baja la intensidad de su ritmo cardíaco y recupera parte del sosiego.


A partir de ese momento, con los elementos volcados, con la piedra en bruto, comienza el artista a desarrollar la segunda parte de su obra: El cincelado grueso, luego el fino y por último el perfeccionismo sutil. En el caso de los escritores, este proceso de pulido consiste en perfeccionar los aspectos sintácticos y ortográficos. A continuación se trabaja sobre los aspectos sobrantes, confusos o incompletos, que le otorguen suavidad al tacto, amalgama de conceptos y coherencia de ideas. Finalmente, en dominio de su más agudo sentido artístico, procede a las correcciones más sutiles, a la crítica más severa y a la lectura virgen y ávida de sensaciones, como la de cualquier lector.

Estos procesos son necesarios e irrenunciables, si se tiene el afán de crecer en el mundo del arte, sin detenerse en la meseta del conformismo.

El arte es ilógico, caprichoso y venático, pero nada existe que pueda torcerlo de su rumbo.

 

Prof. Mario Valdez



Etiquetas:   Literatura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18846 publicaciones
4744 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora