Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Sociedad   ·   Trabajo   ·   Innovación   ·   Vida   ·   Salud Pública   ·   Lectura   ·   Periodismo   ·   Escritores



Reflexión sobre la Renuncia


Inicio > Ciudadanía
06/05/2013

1470 Visitas



Es un acto muy común y corriente. Todos los días alguien renuncia a algo en alguna parte del mundo, pero por no ser importante para los demás pues no trasciende. La renuncia no siempre es mala aunque se le relacione con ello.


Hay renuncias dignas e indignas, necesarias e innecesarias, requeridas y urgentes. En fin cada quien la califica como le da la gana y según convenga a sus intereses y circunstancia.

Renunciar en el sector público es algo muy común por diversas razones. Cambio de puesto para mejorar, despido por política, retiro voluntario y algunas formas más que adornan las salidas de gente mayormente no calificada para desempeñar sus responsabilidades.

La incapacidad, ineptitud, deficiencia son cualidades muy comunes en los servidores públicos mexicanos. Pero desgraciadamente puede más el cinismo, la soberbia, la pedantería, la simulación que la dignidad para reconocer los defectos.

Hablar de la renuncia digna es lo más sabio en este caso. Aunque usted no lo crea que esta enaltece, eleva, satisface al ser humano. Reconocer los alcances y limitaciones de cada uno nos hace ver con claridad el nivel de incompetencia que todos tenemos.

Créanme es muy difícil hacer lo que no se sabe, pues si lo hace siempre sale mal y todo se revierte. Sabedores de la modernidad hablan en tiempo pasado.

La mayoría de la clase política se solapa unos a otros. Todos adolecen del mismo mal aunque sean de diferente ideología, partido o color. Con el dinero publico juegan pero su juego y no permiten que otros tengan la oportunidad mínima de entrar a servir con convicción real.

Con ese dinero nadie juega, excepto ellos. No podemos medir la incapacidad del hombre público pues si demuestra que es capaz, se busca su despido o renuncia.

Se hace por las buenas o por las malas. La gente pensante estorba al progreso público, permite que la mediocridad siga siendo la ciencia del subdesarrollo.

Una renuncia digna no necesariamente es la de más alto nivel. Puede darse en muchos, solo cambia la cobertura y de ahí nace su importancia. Claro no podemos olvidar que un hombre que detenta un cargo público tiene una mayor responsabilidad ante sus gobernados.

Un político de alto nivel que renuncie a su cargo por razones de incompetencia es solo milagroso. Nadie hasta ahora ha enfrentado la incompetencia y hacerse cargo integro de ella. Al contrario se busca la excusa más adecuada para dar la vuelta a las torpezas pensando que el pueblo es tonto.

La renuncia digna está reñida con la demagogia y el engaño, practicas muy socorridas por esta fauna cada vez más abundante. Hay ejemplos muy antiguos que son muy aleccionadores en este sentido.

La renuncia digna nace de la persona que la origina y nunca del jefe o del mando inmediato. Esa tiene miles de aristas falsas que tienen su origen en el que miente a sí mismo. No se da cuenta que esta da tranquilidad, serenidad, claridad de pensamiento.

Alarga la vida pues te lleva a tu lugar apropiado, al que verdaderamente perteneces. Si todos los seres empezáramos por enfrentar la renuncia a los vicios de la mediocridad, el país será otro, la tranquilidad viene sola y gradualmente.

Todos y cada uno en su lugar, al que corresponde, sin mitos, espejismos ni sueños imposibles. Una forma de saberlo esta en tu interior, la conciencia te lo grita y tu corazón lo siente.

Te vuelves más justo contigo mismo y vives más sereno lo que te toque vivir.

El predicador económico.



Etiquetas:   Sociología   ·   Sociedad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19551 publicaciones
4885 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora