Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Sociedad   ·   Feminismo   ·   Machismo



Huellas del Tetragramma en el Universo.


Inicio > Cultura
29/04/2013


1509 Visitas



Dicen los kabalistas desde hace siglos que todo el universo y la vida misma de los seres son expresiòn o manifestaciòn del nombre de Dios de los Hebreos. - Iehova o Iave - tambièn conocido como el Tetragramma, por estar constituido por cuatro letras hebraicas: Yod, he, vau, he. Y porque Zeus, Dios y Deus, tienen cuatro letras tambièn.Gracias a los enormes progresos de la fìsica y de la biologìa hoy es posible dar cuenta de esa vieja verdad kabalìstica y escritural. Pero como las personas tienden a separar lo religioso de lo cientìfico no se dan cuenta de la exactitud del dicho de los antiguos rabinos esotèricos de Israel.


Pues bien. Es un hecho esencial que el nombre de Dios sea un conjunto de cuatro letras en varios idiomas y que el universo, creado por esa Luz Inteligente Infinita o Ain Sof Aur, sea un universo cuaternario tambien.

Los antiguos tenìan muy dèbiles fundamentos para probar su tesis, y no pasaban de una mirada sobre los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua. Y sobre las cuatro estaciones del año. O sobre los cuatro humores y los cuatro temperamentos. El Flemàtico, El Sanguìneo, el Colèrico y el Melancòlico.

Pero hoy podemos decir que la materia tiene cuatro estados equivalentes a esos cuatro elementos, pues las sustancias se nos presentan en estado sòlido, lìquido, gaseoso y plasma. Siendo el plasma un estado de la materia propio del interior del sol y de las estrellas y al interior de las reacciones termonucleares. 

La velocidad de la luz, como un absoluto mensurable, nos recuerda que Dios es Luz y que finalmente toda la materia se puede convertir en pura energìa y luz, como nos dice san Juan en su primera epìstola cap. uno, vers. 5. Y como dice el Deuteronomio 4,24, que nuestro Dios es Fuego consumidor.

Pero la ciencia, leida con ojos de sabio escritural y hermenèutico nos es mucho màs significativa aùn.

Los fìsicos, y en particular los fìsicos nucleares, nos dicen que en el universo existen solo CUATRO FUERZAS o ENERGÌAS ESENCIALES. Que son: La Fuerza Gravitacional, la Energìa Electromagnètica, La Energìa Nuclear Dèbil y la Energìa Nuclear Fuerte.

Las dos primeras son evidentes para todos, pero las dos segundas requieren cierta explicaciòn. Se llama fuerza nuclear dèbil a la que produce el nùcleo de un àtomo radiactivo cuando explota. Es la energìa de los neutrones que se disparan en todas direcciones fisionando a todos los àtomos que encuentran a su paso. Y que ocasionan la dispersiòn instantànea de otros neutrones que expanden los efectos de una reacciòn atòmica.

Y se denomina fuerza nuclear fuerte, a la misteriosa energìa que mantiene a los protones del nùcleo del àtomo UNIDOS, cosa que supera ampliamente la famosa ley que dice que las partìculas de distinto signo se atraen y las de igual signo se repelen. Los protones son de carga positiva y sin embargo permanecen unidos por millones de años, excepto cuando recibe un golpe de un neutron u otra partìcula del nùcleo de otro atomo a velocidades cercanas a la de la luz.

Asì los cuatro estados de la materia y las cuatro energìas esenciales del cosmos nos muestran las huellas del Nombre Sagrado del Creador, YHVH.

Sin embargo, las cosas sagradas deben reflejarse en el àmbito de lo vivo, de lo biològico, para que sea significativo para los seres orgànicos y en particular para los seres humanos.

Pues bien. Los biòlogos de mediados del siglo XX, que descubrieron la estructura bioquìmica del Àcido Desoxirribonucleico o ADN, nos han explicado que este inmenso còdigo informàtico, con un archivo de trillones de datos esenciales para la vida, se basa nada màs y nada menos que el casi infinitas combinaciones de CUATRO SUSTANCIAS que conforman las escaleras del ADN, y que son las molèculas de GUANINA, ADENINA, TIMINA Y CITOCINA. Y son las misma para todos los seres vivos. Sean Vegetales, Animales, Humanos, Unicelulares o pluricelulares, virus o cèlulas eucariòticas, etc. Esas cuatro molècullas, GATC, combinadas de millones de maneras distintas, guardan y transmiten los caracteres genèticos y las funciones de sobrevivencia de cada especie y la fisiologia de la misma cèlula. Y entonces tomamos conciencia de que si el Nombre de Yavè tiene cuatro letras, la vida orgànica por lògica debe reflejar esa tètrada. Y asì es.

Y por eso no es vano agregar que los Pitagòricos y su Maestro, los primeros y remotos padres de la ciencia contemporànea, juraban sus solemnes promesas iniciàticas sobre el diagrama de la sagrada TETRACTIS. Sus intuiciones eran correctas, como las de los profetas judìos con su famoso Tetragramma. 

El Universo y la Vida reflejan el Nombre de su Inteligente Energìa Creadora o de la Mente Divina que le dio el Ser y la Estructura Esencial. Bien por los Kabalistas.



Etiquetas:   Biología   ·   Religión   ·   Física

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18428 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora