Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Religión   ·   Padres   ·   Cuentos   ·   Aprendizaje   ·   Reflexión



Ellos y nosotros


Inicio > Política Nacional
28/04/2013

1176 Visitas



¿Cuál es la discrimacion "buena"?


 

       Hace no mucho tiempo, tuve de pareja a una chica que en aquel entonces trabajaba de camarera. Por su condición de mujer, aguantaba por desgracia más de una impertinencia por parte del público masculino que acudía a su local a diario. La cintura, mano izquierda y maestría con las que mi amiga tenía que enfrentar cotidianamente al "personal", eran dignas de elogio. Pero ella era una magnífica empresaria (y lo es) y camarera, y sabía poner a cada uno en su sitio y además, milagrosamente, no perder clientela en la maniobra.

 

      En consecuencia, la mujer se quejaba amargamente, y con razón, del trato que ella recibía por parte de algunos clientes. Lo achacaba, y creo que acertadamente, al machismo que aún resiste, por desgracia, en demasiados ámbitos de nuestra sociedad.

 

      Pero, ay, entre muchas virtudes, mi ex tenía algún defectillo que otro... ¡Quién no!  Creía, o eso decía, que en lo que se refiere a las razas, no todas son iguales... Algunas, según ella, son más iguales que otras, por decirlo tan finamente como lo dijera Orwell. Resumiendo, que aunque ella trataba por igual a todo el mundo, articulaba a menudo el peligroso discursito racista que tan bien conocemos por estos lares. Como si no hubiera gente de todo pelaje y condición en absolutamente todos los lugares del mundo...

 

      Entonces... ¿Cuál es la discriminación que está bien y cuál es la que está mal? ¿El machismo es malo y el racismo es bueno?

 

       En 1969, el Hombre llegó a la luna. En principio podría parecer que se trataba de la Gran Hazaña del Descubrimiento de nuestro satélite. Y en realidad lo que descubrimos fue la Tierra, nuestro propio planeta. El amanecer de la Tierra desde la luna cambió para siempre, si bien es verdad que al parecer no en todos nosotros, la percepción de quiénes somos realmente los humanos, y de qué lugar ocupamos en el universo. También nos mostró la fragilidad de nuestro planeta. Descubrimos que desde el espacio no se aprecian las fronteras. No existe tal cosa. Y sí, en cambio, una serie de recursos, no infinitos, que habrá que gestionar, lo más inteligentemente posible. 

 

      Si la Visión actual de la humanidad es así, y todo indica que es así (a la prueba fotográfica de 1969 me remito, y a otras posteriores, también), entonces, ¿alguien me puede convencer por favor de que las IDEOLOGÍAS no son algo obsoleto, interesado y una forma parcial de percibir limitadamente la realidad? Son una auténtica COARTADA para justificar desmanes y adjudicar victorias, por supuesto, a LOS MÍOS. Cuando se producen daños a terceros a causa de una ideología, esta adquiere, además, todas las características propias de una ENFERMEDAD MENTAL.

Si la Visión actual es ésta, ¿cuál sería entonces la Misión hoy en día, y más concretamente en España? 

      Puesto que los políticos que nos gobiernan, es un decir, hoy en día en España, se hayan instalados perpetua y vergonzantemente en el "ellos y nosotros" y en el "y tú más", si la Jefatura del Estado no lidera una Nueva Transición que nos una e ilusione de nuevo a todos los españoles, ante los terribles retos que se nos avecinan, posible salida del euro y PARO incluidos, los propios ciudadanos tendremos que premiar en futuras elecciones a aquellas formaciones que presenten listas abiertas. Tenemos que EXIGIR la abolición de el Sistema D'Hondt para que todos los votos valgan igual. Y que los refrendos, como forma de participación directa efectiva sean VINCULANTES. Es decir, el cambio se producirá SEGURO. El cambio se producirá de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba. Las hordas de políticos incompetentes y rapaces se irán a su casa y, andando el tiempo, porque la Justicia es lenta pero llega, irán a la cárcel tras ser obligados a devolvernos lo robado. ¿Ingenuidad por mi parte? Bueno, un Estado de Derecho es un Imperio de la Ley. Y yo, afortunada e indudablemente, vivo en uno. Se verá.





    No es que el fin del bipartidismo implique la ingobernabilidad de España. Esto es ingobernable ya, desafortunadamente. La gente entendería perfectamente que el Jefe del Estado, presente o futuro, lidere de manera firme una situación de Emergencia Nacional que exige la participación de todos. Es tan grave y tan inminente un probable colapso que no sirven de nada paños calientes, mentiras y tergiversaciones. Es el final de los partidos mayoritarios en España (se verá) y el fin, por tanto, de los partidismos, subordinados, ahora ya  sí o sí, al interés de todos. Al bien común. Exigimos un cambio democratico y democratizante YA. Y en profundidad. Exigimos una Nueva Transición inmediata, mejor ahora que después.

 



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21239 publicaciones
5198 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora