Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Psicopatología   ·   Psicología   ·   Psicoterapia   ·   Escritores   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Trastorno de Personalidad



Miranda Rights


Inicio > Política Internacional
26/04/2013


1743 Visitas



Al momento de etiquetar un crimen como acto terrorista, la actual degeneración del objetivismo analítico no permite recomendar confianza en versión alguna, en particular, en aquellas versiones prematuras, interesadas, o las "inspiradas" en informaciones de segunda mano o tercera categoría.


El problema de autenticidad, como el de proporción, ha experimentado un crecimiento explosivo desde que los Estados Unidos, en tiempos de Bush Jr. Consiguiera patentar un fenómeno criminal, tan viejo como el hilo negro, con el amenazante y remecedor de, TERRORISMO. Pero los republicanos en EE.UU. no solo lograron reclamar exclusividad del vocablo, sino además dejar involuntariamente la esparcida y aceptada impresión, que este solo es un flagelo con origen lejano. El que no incluye los abusos de autoridad, los crímenes de estado, ni las operaciones destinadas a poner orden, imponer sistema económico o establecer democracias en el mundo entero. Encima de todo, para este bien diseñado fenómeno comunicacional, ha sido tan fácil como quien cuelga adornos en el árbol de Pascua, asociarle temas con beneficios electorales para la fronda conservadora, como la inmigración, y el islamismo petrolero, tan sencillo que hasta tiene inmencionables seguidores en el extranjero.

 

A partir del 11 de Septiembre del 2001, con el daño criminal ocasionado por ese libre desfile de aviones comerciales,  transformados de súbito, en mega aéreas bombas molotov. Cualquier proposición inconstitucional para llegar "al fondo" del origen de cualquier ataque, fueron encontrando un terreno propicio en la opinión pública y nulo espacio para que la oposición demócrata, con o sin razón,  intentara maniobras de reflexión o diplomático dialogo. Fue una oposición condenada al patriotismo instantáneo, reaccionario y desde luego  justificadamente irreflexivo.

 

El shock y la incredulidad despertaron entendibles emociones y entonces,  no se le dio prioridad ni mayor importancia, a la investigación de los huecos de seguridad interior que dejo un aparato defensivo y multimillonario, claramente incapaz o descuidado. Ni desafío critico a un mecanismo anti terrorista lento, visiblemente confundido y muy probablemente irresponsable. Ni tampoco, se puso atención al sabio consejo de la historia, esa que en los cincuenta, termino la casa de brujas del comunismo, con más información y dialogo, que con un montón de balas. Tampoco se aceptó el consenso internacional por respetar soberanías, ni mucho menos una revisión autocrítica de la posible responsabilidad en errores de política exterior, y está bien, que más se puede pedir a un país que inocente ignora, o ignorante acepta, la ploma complejidad y el manejo subterráneo de las relaciones internacionales de sus liderazgos, porque como cualquier otro, no pueden hacer otra cosa.

 

No me gusta conversar de estos temas, es ingrato. La imprecisión de muchas informaciones, las desinformaciones que se inyectan a menudo y sin asco. La reacción brusca de origen en pasiones, algunas espontáneas y otras provocadas pero todas perdonablemente insensatas, no permiten el empleo de la lógica. La deducción se estrella de frente con la inducción y el resultado es un terreno peligroso para opinar, de gran inseguridad en los hechos y mucha desconfianza en la informacion. Pero cuando uno ve la vorágine de volúmenes, artículos, columnas y encabezados, que lejos de ilustrar confunden, siente la obligación de abrir el pico.

 

El pueblo norteamericano en muchísimos aspectos es idéntico a cualquier otro pueblo occidental a la hora de abandonar la razón por el patriotismo, pero es justo. Esta es una debilidad muy bien aprovechada por quienes en la elite, saben que bajo una cortina de nacionalismo, se puede pasar un gato por tres liebres. Y bueno por supuesto, lo hacen. Pero quien crea fuera de los EE.UU. Que la reputación de imperialista y belicoso que se le ha dado en el extranjero, tiene algo que ver con el carácter del norteamericano común, simplemente no lo conoce. El espontáneo y sincero y profundo respeto por los demas, en el que viven y conviven los estadounidenses, es sencillamente ejemplar, dificil de entender por sociedades anacronicas de castas en cualquier otro lugar o epoca. Así mismo es su proverbial generosidad y su popular y conocida filosofia del sueño americano que tiene como lider del mundo libre a Barak Husein Obama.

 

Producto de un socialismo educacional. La casi totalidad de las fundaciones de ayuda y asitencia internacional reciben, a los menos el 50 % de sus contribuciones, del pueblo norteamericano, que son solo es, el 5 % de la población mundial.

 

Su constitución los protege de aberraciones normales en otras partes del mundo, si hasta para juzgar al detenido autor de los crimenes en la Maratón de Boston, tienen el dilema de leerle los Miranda rights (derechos de la Ley Miranda) que para hacerlo simple, le permitiría mantener silencio para no auto incriminarse con sus propias declaraciones.

 

El derecho a criticar es un privilegio y esta aun reservado para aquellos que, o tienen muy pocos, o sencillamente, no tienen ni uno. Pero intentar libremente decir que los EE.UU están desesperados, en declive o cualquier otra paranoia desinformativa anti imperialista, es una ambiciosa e inconfundible estupidez. Los EE.UU. Tienen, solo multiplicado por 3, todos los problemas derivados de una potencia consumidora capitalista-socialista, que cruza, como lo hacen todos los demás, por un periodo de exploración tecnológica, cambio de conducta social de un convivir industrializado y de consumo, en una dimensión totalmente  desconocida en otras épocas , y bueno, la dificultad de tratar de hacerlo , en una bicentenaria y constitucional DEMOCRACIA..



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Educación   ·   Relaciones Internacionales   ·   Nacionalismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

4 comentarios  Deja tu comentario


Luis Alberto Moya Rebolledo, Escritor. porque a pesar que Milton Friedman inundara la cabeza de Richard Nixon con las restricciones al gasto publico, jamas se recorto un centavo en la defensa y hasta se despilfarra. Son una potencia SOCIALISTA, porque el sistema de seguro social, el sistema educacional, el rol competitivo del Estado en los medios de transporte, correspondencia, los infinitos programas de ayuda social dentro y fuera del país, la investigación científica , las prestigiosas universidades comunitarias o del Estado, una fuerza policial homogénea que no divide al joven con vocación de servicio al orden, en oficiales y sub oficiales, un ejercito que no recluta por obligación, ni cierra sus academias militares a los que tienen menos, o las abre solo para los que tienen ciertos apellidos. Un sistema previsional Estatal que asegura al ciudadano no solo dignidad después de una vida de trabajo, pero permite lujo a los jubilados. Un sistema de salud, donde jamas se deja de atender a nadie, donde la urgencia de no ser cubierta , sin tramite la cubre el Estado. Y tantas innumerables protecciones sociales que vienen desde que John Maynard Keynes y FDR, sacaran al país de la depresión mundial del 29 con todos los Bancos quebrados. Para con intervención económica del Estado, se ubicaran como primera potencia financiera del mundo en 1945 y a la fecha .

Ahora corregir la impresión de país guerrero, no es tan fácil. Son un imperio. Pueden y hacen por la razón todo lo que pueden evitar hacer por la fuerza. Y en eso tienes mucha razón , gran sino todo el problema del terrorismo , brota de la poca importancia que algunos en América, le dan al rol de la información . Parecer víctima es un viejo truco, pero que no por viejo deja de funcionar, es igual a levantar candidaturas presidenciales estando en el gobierno, cuando los que la deben levantar son y ha sido siempre, los de la oposición . No esta correcto, no es verdad, no es lógico, pero por Dios como confunde.

Un abrazo.


Luis Alberto Moya Rebolledo, Escritor. Gran Bretaña, mientras fue The Master of the Mint, algo asi como un ministro de hacienda, hasta hoy. El Capitalismo , como concepcion aplicable a la convivencia social, ha recurrido un largo camino. Vale recordar a David Ricardo, que es solo menos importante en el desarrollo de la teoría conservadora que Adam Smith, escribiera su Principio de población , donde en resumen "establece" la necesidad de regular el numero de pobres, con guerras, con políticas publicas, o simplemente con provocadas epidemias, hasta la UDI. De Chile, que se declara un partido del pueblo. Hay un abismo teórico y también monumentales practicas diferencias.

La tercera y ultima, es que los Estados Unidos son un montón de cosas, y se mueven de algún modo "indispensable" en forma simultánea , incluyendo por supuesto, la variable semi independiente que en cada elección, fuera y dentro del país, les pone la historia. Esta es un fenómeno que se ve a menudo viceversa. Son una potencia económica, con deudas monumentales pero reservas incalculables, es parte del capitalismo, pedir prestado al 2% y prestarlo con multas al 25. Son una potencia cultural, porque aun cuando Oscar Wilde los definió como faltos de civilización , hoy todo el mundo los copia y los asocia mas que a Italia con las pizzas , o que Alemania con las Hamburguesas.Son el paradigma de la democracia y se lo merecen , rara vez el presidente y el congreso son del mismo partido y un policía debe cuidarse de invadir alguno de sus innumerables derechos civiles inclaudicables. Son un potencial consumidor que los coloca en posición de negociar el comercio global, influir para incluir la China comunista en el concierto de comercio mundial y de paso , traspasar allá, por lo barato, toda la manufactura americana y de Occidente dejando el crédito como finita alternativa para mantener las economías occidentales y hacer girar así el "ecosistematico" futuro del capitalismo económico.

Son una potencia militar, porque a pesar q


Luis Alberto Moya Rebolledo, Escritor. Bueno Eduardo, gracias por la atención y desde luego, gracias por el comentario. Esta es la única forma de hacer de esto una conversación. Todo lo que tu nos dices es cierto, así de simple. La diferencia tu la pones en la moderación sin juicio que sostiene elevada tu opinión . Eso es mas bien inusual hoy en día , la gente, especialmente los jóvenes , están escribiendo en motocicleta pero leyendo en bicicleta. Esto engendra una variedad tan amplia como el numero de testigos de cualquier circunstancia, no se encuentra denominador común que los represente, ni una comunicación con la historia . Entonces cada efecto o consecuencia se discute como un dilema inédito . Los otros, los encargados de torcer el curso de esta opinión publica sin ilustración ni convergencia, no tienen contrapeso, y quedan así libres de hacer lo que se les antoja con el colectivo. Hay otros fenómenos asociados que empeoran el escenario, como sistemas electorales que elevan al congreso tribunos incapaces o sencillamente políticamente analfabetos.

Ahora dejame intentar conversar tu comentario.

Por parte; La primera imprecisión de los críticos (por poco serios hoy llamados opinologos), es la espontánea sensación, que Estados Unidos a la hora de tomar una dirección que afecte su imagen en el exterior, es UNO monolítico, o al menos, diferente del que bombea, desde siempre, su política domestica o habita sus aldeas, y al que ellos, sin balbuceos o eufemismos, definen con el reverente titulo de; EL PUEBLO. La dirección de la política exterior, respetando lógicamente asuntos impenetrables de Estado, depende del cuadro sinóptico de intereses e intelectos que rodean al presidente de turno, incluyendo a veces, lo que este pueda aportar desde la azotea de sus tribulaciones .

La segunda, es suponer a los Estados Unidos un país capitalista, o algún otro para estos mismos efectos. Desde que Newton, si, Isaac el mismo, corrigiera o estableciera la política monetaria de Gran


Eduardo Gallardón, Felicitaciones por esta excelente reflexión.

Pero la pregunta que muchos nos hacemos a estas alturas es porqué US ha tomado la política de actuar en forma reactiva antes que preventiva.
Y no me refiero a un actuar preventivo en cuanto a la identificación de terrorista sino a generar una política internacional que mejore la imagen de US, y que así éste ya no sea visto como “la fuente del mal”.

No lo sé, pero muchas veces comienzo a creer en la teoría de la conspiración, y pensar que todo esto tiene un propósito más oscuro, y que pretende cambiar la posición del país (frente a sus ciudadanos y organizaciones internacionales) de victimario a víctima de ataques terroristas.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18763 publicaciones
4730 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora