Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Filosofía   ·   Novela   ·   Literatura   ·   PYME



¿Qué le está pasando a la educación en México?


Inicio > Ciudadanía
24/04/2013


3299 Visitas



“El pesar nuestro de cada semana”


En su edición de hoy, se honra en presentarle a usted estimado lector:

¿Qué le está pasando a la educación en México?

Mi opinión con respecto a los incidentes que se han presentado en el ambiente educativo mexicano (que de educativo sólo tiene el nombre).

Hace un par de meses les compartís mi opinión sobre la situación tan patética que atravesaban los CCH´s y digo patética porque es increíble como un pequeño grupo de “estudiantes” armaban sus desmanes en Ciudad Universitaria con todas las comunidades y ventajas del mundo sin que absolutamente nadie les impusiera un alto, un fuerte golpe de esos que te detienen cuando estás haciendo algo estúpido, como esos que de seguro nos ha dado nuestra madre o padre, un golpe de esos que te hacen reaccionar.

 Y el golpe no sólo debería llevárselo ese miserable grupo de…. Mejor complete cada uno de ustedes el sinónimo que se les ocurra para denominar a estos jóvenes y no tan jóvenes, ¡Ah! ¿Qué creyeron mis estimados, que sólo me refería a los atolondrados de la UNAM y de la UAM? Pues no.

Estas últimas semanas el ambiente educativo mexicano ha sufrido (de nuevo) movilizaciones, marchas, desmanes, y acciones que sólo dificultan su progreso.

Hace una semana eran los maestros de Guerrero que por enésima vez hacen lo que se les pega la gana, se largan y dejan a miles de niños sin clases, esta semana son los de Michoacán, y seguramente y así como vamos la semana entrante serán los de Oaxaca o algún otro estado de la República.

No soy una persona que crea en la violencia, soy partidaria del diálogo, pero todo tiene sus límites y esta vez esos límites se han visto rebasados en demasía, en exceso y seguirán así gracias a la corrupción  impunidad que imperan en nuestro país.

 Los maestros justifican sus faltas en base a la protesta por la nueva reforma educativa (que por cierto es la fecha en la que nadie sabe con certeza que cambios traerá), nos dicen que ya no será gratuita la educación, que no quieren que les hagan exámenes, que están violando nuestros derechos y no debemos permitirlo. Para mí y para muchos de ustedes ese argumento representa una completa falacia,  porque ellos son los primeros en violentar los derechos no sólo de los ciudadanos que no pueden circular por las carreteras o abrir sus negocios, sino peor aún, han violentado el principal derecho de nuestros pequeños: LA EDUCACIÓN.

Los estados donde se han dado dichas movilizaciones son aquellos con los peores índices en cuanto a nivel educativo se refiere, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, ahora resulta que Chiapas. Y si de por sí tienen mal nivel educativo, imagínese usted como estarán ahora que no tienen clases.

Ahora bien, una persona coherente pensaría que si los maestros no hacen bien su trabajo, pues obviamente los estudiantes harán todo lo posible por contrarrestar dicho efecto negativo. ¡Oh sorpresa! Tampoco está pasando eso. Nuevamente los “estudiantes” de CCH hacen de las suyas, esta vez han tomado las instalaciones de rectoría de la máxima casa de estudios que tiene México, estos infames entraron con lujo de violencia y DE COBARDÍA a las instalaciones consideradas como patrimonio de la humanidad, y dañaron el inmueble y el mural de Siqueiros.

Ahora bien, han pasado cinco días y no han logrado sacarlos, pues con tal de no permitir el uso de la violencia mediante la fuerza pública, el rector José Narro Robles ha entablado diálogo con ellos, por llamarle así a la extraña forma de exigir la devolución de dichas instalaciones. Aunado a ello y en “solidaridad” con los vagos… perdón con los “estudiantes” que tomaron rectoría otro grupo de vagos… “estudiantes” (perdonen uds. Es un tic que me ha dado últimamente), han tomado las instalaciones de rectoría de la UAM Iztapalapa.

Les reitero, no creo en el uso de la violencia, pero el diálogo tiene sus límites, y tanto estudiantes como maestros los han rebasado, el problema no es manifestarse, el problema es que en su afán de defender nuestros derechos son  ellos mismos los primeros en violentarlos, no es justo que las demás personas tengamos que pagar las consecuencias de los desmanes de esta gente.

No es justo que cada jueves o cada que se les pega la gana los “maestros” hagan sus marchas impidiendo a los negocios, los turistas y a los niños moverse libremente, continuar con sus vidas y mejorar su calidad educativa, no debemos hacer caso omiso a lo que pasa en los estados, porque tarde o temprano nos afectará a todos, esos niños que ahora no tienen clases, que no sabrán leer ni escribir, sumar, restar, dividir, etc. Son el futuro de México, y si no estamos educando a nuestro futuro, si no nos importa lo que será de ellos entonces ¿Qué nos espera como país? ¿Quién sino los jóvenes y niños preparados nos salvará de la espiral en la que estamos cayendo? Estamos mandando al Demonio la única esperanza que tiene este país que es su juventud y la preparación de ésta.

Peor aún, los estudiantes de la UNAM, UAM o de donde sean no tienen perdón en cuanto a sus acciones vandálicas se refiere, por que se supones que ellos tienen más cultura y educación y preparación que muchos ciudadanos de nosotros, que tienen un amplio criterio y capacidad de pensamiento, es una vergüenza que los estudiantes utilicen al anarquismo como bandera ideológica, y mucho peor es que ni siquiera saben que significa el anarquismo en sí.

 Las personas que han tomado dichas rectorías no merecen llamarse estudiantes, porque ha quedado claro que no profesan ningún amor por el conocimiento, que no valoran la cultura ni el saber, que no utilizan el raciocinio , y por lo visto que no valoran el privilegiado lugar que tienen y que sin embargo no se merecen, esa gente no merece que se le tomen consideraciones, y a mi punto de vista no se les debe permitir deliberar hasta cuando devuelven o no las instalaciones, tal y como se les ha permitido a los paristas de la UNAM, ellos no tienen derecho a decidir eso, ellos no tienen derecho a afectar a los miles de estudiantes que el próximo 29 de abril ejercerán su pase reglamentado y que ahora se han visto afectados por la situación.

Finalmente la culpa es de nosotros, porque hemos permitido que en México cada quien haga lo que se le hinche la gana, en este país no tenemos una cultura de la legalidad, porque simple y sencillamente las leyes se las pasan y pasamos por el arco del triunfo, llámese políticos o ciudadanos, maestros o estudiantes. Es una pena que nosotros mismos estemos interfiriendo en la única posibilidad de progreso que tenemos, que es la educación, es una lástima que una vez más nos neguemos el derecho de crecer como país, permitiendo a estos vándalos hacer lo que quieren cuando quieren. La educación y la cultura desarrollan nuestra parte humana y racional, y si no creemos en ellas no creemos en el diálogo, ni en las instituciones, ni en el orden o el respeto. El un hecho que la política y los políticos están putrefactos hasta los huesos, pero eso no significa que la educación tenga que ser de mala calidad, al contrario debe ser lo mejor posible, por el bien de esos niños y de nosotros como nación.

Agradezco su atención, esperemos que ni estudiantes ni ciudadanos sigan afectados por las movilizaciones, esperemos que las cosas retornen a la normalidad y que este grupo de vándalos de la UNAM y UAM y maestros sean sancionados por los daños económicos y materiales que han dejado a su paso. Ojalá que algún día las instalaciones de la UNAM sean tomadas por personajes con Juan Rulfo o Rosario Castellanos, como José Emilio Pacheco u otros intelectuales (como los de la imagen) que hicieron de la protesta un arte por la revolución de ideas que planteaban en vez de la violencia y argumentos absurdos que imperan en nuestros díaS. Esperemos que los trasfondos políticos ya no dañen más a la educación.

Bonita semana.



Etiquetas:   Educación   ·   Vandalismo   ·   Derecho Civil

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18559 publicaciones
4700 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora