Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   Mundo   ·   España   ·   Italia    ·   Cambio Climático



El nivel educativo lo explica todo.


Inicio > Política Internacional
21/04/2013

1239 Visitas



 Como que a la comentocracia nacional en Mèxico le hace "cus-cus".


Entre la comentocracia nacional ha flotado la cosquilleante pregunta de cómo explicar un fenómeno como el de Hugo Chávez en Venezuela, pero como que le sacan al bulto y no se atreven a entrarle al análisis ni a llamar a las cosas por su nombre. La verdad es que no es tan difícil comprender qué es lo que sucede, en todo caso el problema sería aceptarlo y difundirlo como tal porque está muy peliagudo soltar a boca de jarro el hecho de que la gran mayoría del pueblo es analfabeta o cuando menos analfabeta funcional, es decir, que sabe medio leer y escribir lo básico pero que no maneja lectura de comprensión, y  mucho menos acostumbra zambullirse en el basto y diverso mundo de la literatura o de cualquier otro tema. Resulta que en el no tan lejano año de 1955, hace apenas 58 años, lo que hoy en día han dado en llamar "La República Bolivariana de Venezuela" tenía poco más del 70% de analfabetas, un porcentaje exageradamente alto que convierte a ese pueblo en una masa muy fácilmente manipulable y maleable. Así pues, cualquier mediocre y mugroso microbusero (espero que no se note mucho el que no tengo en muy buen concepto que digamos a los microbuseros) medio analfabeta con cinco centavos de saliva barata, mal articulada y peor presentada, aunque atractiva para el pueblo, puede engañarlo de lo lindo con el burdo y torpe cuento de que mientras dormía se le apareció el recién finado líder en forma de un pajarito rojo y le transmitió mensajes sobre la forma en la que debía conducirse al país. También se pueden aventar la puntada de decir que el citado dictadorzuelo influyó, “desde el Cielo”, en la elección del Papa Francisco. No se ha visto hasta ahora que en un país como Finlandia con un promedio de lectura de 75 !Sí!  75 libros por año per cápita, es decir por mollera, político, empresario o persona pública alguna haya intentado salirle al pueblo con un cuento medianamente parecido. Ya me imagino cómo le iría al pobre loco que lo intentara, pero en Venezuela, país mayoritariamente iletrado e inculto (para todo fin práctico) se puede decir tranquilamente eso y mucho más. !Vamos! No vayamos tan lejos, aquí en nuestro México, un Jefe de Gobierno Capitalino, torpe y mentiroso, pudo afirmar tranquilamente en su conferencia de prensa matutina (mientras estuvo en el poder) que se estaban realizando gestiones para comprar al equipo de béisbol de Primera Liga, Los Azulejos de Toronto, cuando ni los propietarios del equipo tenían el menor interés en vender ni existía contacto o gestión alguna para ello, construir una  costosa e inservible ciclovía con unas subidas y bajadas que ni los más experimentados profesionales del ciclismo podrían abordar ni de broma sin cuando menos romperse la maceta o de plano matarse, asegurar que Carlos Salinas de Gortari, el villano favorito de aproximadamente la mitad de los mexicanos, a casi ya 20 años de haber terminado su sexenio y terriblemente no golpeado, sino vapuleado por su sucesor, el Dr. Ernesto Zedillo Ponce de León, continúa moviendo los hilos del poder en México tras bambalinas, también puede decir, sin rubor alguno, que se opone a que particulares mexicanos refinen gasolinas que en un 80% les tenemos que comprar a las grandes transnacionales norteamericanas (propiedad de particulares por cierto) o cualquier otra estupidez que se le ocurra y nuestro pueblo le aplaudirá ciegamente defendiendo a capa y espada todas y cada una de sus patrañas. Y qué decir de nuestra actual mentira preferida; se nos presenta, una y otra vez, una "reforma educativa", ya elevada, con bombos y platillos, al rango constitucional con el apoyo de casi todas las "oposiciones" cuando no está ni siquiera elaborada la ley secundaria que le dé respaldo ni forma de instrumentarla, los maestros y directivos escolares tengan siquiera una vaga idea sobre sus contenidos y alcances, muchísimo menos esté ya operando en los salones de clases.   Con todo, nos tragamos tamaña pildorota completita sin siquiera atrevernos a cuestionar ni el "A, B, C".

Ni los supuestos "cerebritos" hacen el menor ruido. ¿Estarán acaso bien maiceados?

 Lo curioso es que tales disparates distractores, el teatrito barato y burdo, no sólo pasan desapercibidos para la gran mayoría del pueblo, sino para nuestros insignes "intelectuales" que tienen encomendada la tarea de traducirnos el complejo mundo y explicárnoslo con peritas y manzanas para que nos resulte un poco más digerible y que también tanto se vanaglorian y enorgullecen de su "categoría" de académicos y de pertenecer a un cerrado y selecto grupo de exquisitos. ¿Será que ellos también forman parte del gran show y por eso tienen publicitados espacios en la radio y la televisión? o como que a nuestra comentocracia nacional le hace "cus-cus" poner el dedo en la llaga.  Enciende uno el televisor, sintoniza  de tales programas y todo lo que escucha son elogios para el presidente Peña Nieto, su equipo y el PRI, no paran de cantar loas por todo lo alto cacareando sin disimulo ni decoro alguno "lo bien que se han hecho las cosas" cuando en realidad todo lo que hemos visto son grandes enunciados presentados con palaciego oropel, eso sí, con la sumisa complicidad de los líderes de las dos principales "oposiciones" (PAN y PRD) que aún no se han llevado al terreno de los hechos y por tanto no es posible verlos, medirlos ni calificarlos. No es comprensible semejante actitud por parte de "la academia", aunque... cabe la posibilidad también, de que exista una generosa, bien articulada (off course) y mejor distribuida, producción nacional de chayotes y que éstos estén de a peso y a la orden del día.  Eso, en un país donde decenas de miles de "maestros" de primaria y secundaria se dedican, durante meses, al más salvaje vandalismo tomando carreteras federales durante jornadas completas con las evidentes afectaciones de todo tipo a la ciudadanía, incendiando gasolineras o vehículos, tomando por la fuerza congresos estatales y cuanto desmán o delito de cualquier calibre  se les ocurra, es campo más que fértil para controlar y manipular a las grandes masas al antojo del poder. !Así de fácil!  y así de trágico.  Y si no me creen pueden preguntarle al señor Martí Batres Guadarrama, flamante legislador en funciones de grandes luces,  quien esto twiteó:

Martí Batres ‏@martibatres 2min

8. Rechazamos la campaña de satanización y desprestigio que se hace en contra de profesores para justificar una reforma regresiva.

Retwitteado por MaR

Si estos son los encargados de la elaboración de nuestras leyes pues ya cualquier otra cosa nos podemos esperar. !Vaya! Puede venir también un turista electoral de super lujo !Perdón! Consejero Nacional del IFE, Francisco Guerrero, a decirnos tranquilamente por televisión que técnicamente hablando la instrumentación de las votaciones fue ejemplar y que lo único malo que vio en las elecciones de Venezuela estuvo en la promoción del voto a boca de casilla y el enorme gasto gubernamental en la campaña del candidato oficial, con todo, el "estudioso" que lo "entrevista" se queda tan fresco como una lechuga, como si tales "minucias" no fueran de una gravedad tan espeluznante que obligarían a cualquier observador imparcial a cuando menos cuestionar severamente la legalidad y validez de tan singulares elecciones. En América Latina es posible hacer desde el poder, o desde los llamados poderes fácticos, que nos son otra cosa más que minúsculos grupos con poder para presionar al gobierno por cualquier vía: económica, política, social, violenta, etcétera para que este se allane ante sus intereses con frecuencia ilegales y mezquinos, mas eso no debe extrañarnos ni sorprenderlos EL  NIVEL EDUCATIVO DEL PUEBLO Y AUTORIDADES LO EXPLICA TODO, por cierto, la corrupción, en cualquiera de sus manifestaciones, forma parte del nivel educativo y cultural.

 



Etiquetas:   Educación   ·   Gobierno

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19284 publicaciones
4837 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora