La Candidata Bachelet

Como una profecía autocumplida después de tres años fuera del país y de un silencio casi sepulcral, Michelle Bachelet confirmó hace algunos días su decisión de ser nuevamente candidata presidencial. Esto pese a que su nombre sonaba como eventual candidata a la Secretaría General de las Naciones Unidas, sin embargo, Bachelet decidió repostular a la presidencia. Según la entrevista más extensa que ha dado a un medio -en Radio Cooperativa- desde su regreso a Chile, en un tono mesiánico la ex mandataria explicó su regreso: “Yo decidí que debía responder a esta tremando afecto, confianza que los chilenos depositaban en mí (…) ese compromiso con mi patria con la gente que esperara que yo regresara”[1].  

 

. Esto pese a que su nombre sonaba como eventual candidata a la Secretaría General de las Naciones Unidas, sin embargo, Bachelet decidió repostular a la presidencia. Según la entrevista más extensa que ha dado a un medio -en Radio Cooperativa- desde su regreso a Chile, en un tono mesiánico la ex mandataria explicó su regreso: “Yo decidí que debía responder a esta tremando afecto, confianza que los chilenos depositaban en mí (…) ese compromiso con mi patria con la gente que esperara que yo regresara”[1].  
Ya durante el discurso de proclamación de su candidatura en la Comuna de El Bosque hace algunos días, señaló estar “decidida a convocar una nueva mayoría política y social”. Sin embargo, sabemos que tras ella están principalmente el Partido Socialista, liderado por Osvaldo Andrade, y el PPD de Guido Girardi. Pese a que se han mantenido alejados de las primeras apariciones que la ex directora de ONU Mujeres ha realizado a su regreso al país, han sido junto a Camilo Escalona y Francisco Vidal los grandes promotores para empujar su decisión de repetirse el plato. Algo de lo que ella misma fue contraria durante su primera campaña presidencial, donde aseguró que en su caso no pasaría (tampoco lo cumplió). 

La gran interrogante a responder por Bachelet es ¿qué tendría de distinto a su anterior administración un nuevo gobierno suyo? Si bien la candidata reconoce que Chile ha cambiado en estos últimos tres años y ha avanzado, sin embargo, aún tiene deudas muy sustantivas, principalmente en lo que se refiere al ámbito de la ‘desigualdad’. Algo que ha utilizado como ‘muletilla’ y ha sido parte del slogan de campaña usado por el PS  en gigantografías desplegadas en todo el país, que señalan “Más igualdad, No más abusos”.

La ex directora de ONU-Mujer ha sostenido que durante su gobierno enfrentó el tema de desigualdad y la pobreza con políticas de protección social que permitieron que bajaran ambos índices. Sin embargo, tanto la pobreza[2] como la desigualdad aumentaron durante su administración.

Para la candidata de la Concertación hoy tenemos una ciudadanía más demandante, más clara de sus derechos, producto de la propia democracia, donde los estudiantes movilizados han permitido poner en el tapete que muchos de los problemas que hoy enfrenta Chile no se van a resolver si no somos capaces de enfrentar de manera más profunda y estructurada los problemas en educación. Para esto Bachelet señala que se requiere hacer un conjunto de reformas más orgánica, donde recalca que ‘hoy’ están los tiempos para enfrentar estas dificultades donde el desarrollo llegue a todos. Y sin justificar mayormente que a pesar de tener mayoría en ambas cámaras durante gran parte de éste, no llevó a cabo reformas tan importantes en educación o una tributaria durante su gobierno.

Sobre el tema de la educación la candidata, si bien en un principio se mostró partidaria de ‘avanzar en la gratuidad de la educación en todos sus niveles’[3], a la semana siguiente cambió rotundamente de opinión señalando: “Creo que es regresivo que quienes pueden pagar no paguen (…) Mi opinión personal es que no encuentro justo que el Estado pague la universidad de mi hija si puedo pagarla”[4]. Tomando una postura similar a la del Gobierno del Presidente Piñera en este tema, donde éste ha expresado: No es justo que con los impuestos que pagan los más pobres de nuestro país estemos financiando la educación de los más ricos”[5].

En cuanto a la opinión de la candidata sobre ‘si le parece justa’ la acusación constitucional contra el Ministro Harald Beyer, señaló que: “Es una acusación que fue hecha antes de que yo llegara… la verdad no tengo todos los elementos en mis manos Es una atributo de la constitución. Yo creo que lo que realmente importa que cualquier iniciativa que se pudiera avanzar sea hacia el fin del lucro y sobretodo en que las instituciones funcionen normalmente”[6].  Esta última es una frase que ha sido repetida majaderamente por la candidata del PS-PPD desde su llegada a Chile.

Con respecto a la ‘nueva mayoría’ que aspira construir para volver a La Moneda y el rol del Partido Comunista, la candidata ha sido bastante cauta, señalando que: “Yo creo que cuando nosotros construyamos una nueva mayoría nosotros veremos cuáles son los sectores que puedan constituir parte de esa nueva mayoría[7]. En relación a las declaraciones de Guillermo Teillier (PC), por haber visado el atentado contra Pinochet, la candidata afirmó: “Es algo que sabía todo el mundo y había sido comentado, discutido en muchos proyectos anteriormente y creo que nuevamente, obviamente esta discusión tiene que ver con también el momento eleccionario en que estamos viviendo hoy día”[8]. Esto pese a que muchos desconocíamos la participación del líder del PC en este hecho en particular.

Por último, sobre el emplazamiento realizado por el Presidente Sebastián Piñera a responder a las interrogantes que existen sobre su gobierno, y el tan bullado ‘paso’ de Bachelet, la candidata se justificó señalando: “Todas las personas tienen que responder las preguntas de la ciudadanía siempre, otra cosa muy distinta, yo no he vuelto a Chile a exagerar el clima de crispación, el clima de enojo. Yo no voy a generarle al Presidente mayores problemas.  Yo no  vengo acá a contribuir a un clima de enojo y crispación que no me parece adecuado. El `paso’ era para no contribuir a un clima no adecuado”[9].

Si la posición de Bachelet como candidata es contribuir para que no haya un clima de 'crispación' política, una positiva señal en esa línea sería alinear a sus Senadores para rechazar la Acusación Constitucional contra el Ministro Harald Beyer, la que tras el incidente del ‘copy-paste’ perdió credibilidad ante la opinión pública. 

Con todo, si bien Bachelet ha reconocido que ‘hubo cosas que no hicimos del todo bien’, esta primera autocrítica tendrá que contrastarla con nuevas propuestas para resolver problemas que durante su gobierno no fue capaz de solucionar en materias tales como educación, desigualdad, los abusos o la delincuencia. Por lo demás, no hay que olvidar que fue durante su gobierno que se implementó la peor política pública de la historia: Transantiago. Por ahora en la vieja Concertación sacan cuentas alegres por su retorno, sin embargo, el efecto balcón puede ser el peor enemigo ya que en política todo es posible, incluso que sea derrotada a fines de año.

[1] http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/michelle-bachelet/michelle-bachelet-en-el-diario-de-cooperativa/2013-04-08/095040.html

[2] La tasa de pobreza aumentó en el gobierno de Bachelet de 13,7% a 15,1%. Mientras la desigualdad entre 2006 y 2009 aumentó significativamente, registrándose un aumento en  la diferencia de ingresos del 10% más rico y el 10% más pobre desde 31,3 a 46 veces.

[3] http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=HHyy-dNLP4U

[4] http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2013/04/08/bachelet-dice-que-gratuidad-de-la-educacion-no-puede-ser-para-todos-y-se-aleja-de-las-demandas-del-movimiento-estudiantil/

[5] http://radio.uchile.cl/noticias/124981/

[6] http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/michelle-bachelet/michelle-bachelet-en-el-diario-de-cooperativa/2013-04-08/095040.html

[7] Ibíd.

[8] Ibíd.

[9] Ibíd.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales