Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Crisis Económica   ·   Música   ·   Colombia



Héroes


Inicio > Historia
06/04/2013

1370 Visitas



Desde posiciones propias de una perspectiva etnológica o del materialismo histórico más vulgarizado (el materialismo cultural de Marvin Harris, pero también el economicismo más vulgar) se ha considerado que el papel del individuo en la Historia es puramente marginal: la Historia sería una disciplina sólo comprensible desde los factores económicos o sociales meramente objetivos, dejando de lado perspectivas idealistas como la de Thomas Carlyle en su obra Los héroes (1841). Cabría a lo sumo realizar una historia de los grupos humanos, ya sea una historia de los mujeres o historia de los negros en Estados Unidos, pero no una historia de las grandes personalidades: los protagonistas de la Historia serían así sustituibles unos por otros, irrelevantes. Como diría Engels, si el lugarteniente Napoleón hubiera sido asesinado en Tolón, otro lugarteniente habría llegado a ser primer cónsul.




Sin embargo, hemos de considerar esta perspectiva como miserable (en el sentido de La miseria de la filosofía de Marx), puesto que la Historia, pese a que posee un carácter determinista y objetivo (la Historia es irreversible como la teoría de la evolución de Darwin), su proceso se realiza al nivel de los sujetos humanos. Y dentro del conjunto de la Humanidad, determinados sujetos han alcanzado una mayor importancia que otros, siendo insustituibles en el proceso de la Historia Universal. Una Historia Universal que no es mera recolección de datos, res gestae, sino relato e interpretación de la misma, memoria res gestarum, incluyendo relatos que, aun siendo literarios, poseen un trasfondo histórico: no olvidemos que Juan Bautista Vico, autor de la Ciencia Nueva, afirmó que los poemas homéricos poseen carácter histórico y son útiles para entender el período clásico griego.



Desde esta perspectiva, podría recuperarse la idea del héroe, pero entendido de manera distinta a como lo usó Carlyle (por otro lado desde una perspectiva sesgada, destacando a Lutero o al introductor del calvinismo, Knox, en Escocia): aquellos personajes que son insustituibles en el proceso de la Historia Universal, al ser capaces de movilizar a grandes grupos humanos y dirigirlos, pueden ser considerados como héroes. No cabe duda que el primero que merece esa consideración es Alejandro Magno, quien al ser coronado como Zeus alcanzó un carácter divino que, como dice Quinto Curcio, le hizo trascender la distinción entre griegos y bárbaros, convirtiéndose así en el dominador de todo el mundo conocido. Jesucristo obtendría sin duda esa categoría, puesto que el Cristo histórico que padeció bajo Poncio Pilatos nada sirve sin el Cristo de la Fe, el iniciador de una tradición cristiana ecuménica que hoy siguen más de mil millones de personas en todo el mundo.



En el ámbito hispánico, cabría destacar al Cid Campeador, campis doctor como nos recuerda Menéndez  Pidal, un caballero cristiano que actuaba como mercenario o guerrillero en tiempos de Alfonso VI con moros y con cristianos indistintamente, pero que con el Poema de Mío Cid, obra al parecer de algún miembro de la corte de Alfonso VIII un siglo después, se convierte en el héroe católico por excelencia, que se sobrepone a los abusos del poder, guiando y aglutinando a la España cristiana en el proceso de reconquista sobre el Islam. Un personaje análogo en el ámbito hispanoamericano sería el Che Guevara, que lejos de ser un simple comunista, se convierte en adalid de la causa de la América Hispana frente al imperialismo y que es indigenista, defiende al indígena como sujeto de la liberación (fue considerado en consecuencia un teólogo de la liberación). Sería asimismo imperdonable excluir de esta categoría a Cristóbal Colón, cuyo viaje de 12 de Octubre de 1492 rumbo a Asia topó con un nuevo continente, América, transformando así nuestro mundo de forma dramática: Colón inició la época moderna al propiciar con sus viajes la transformación del ecumene clásico iniciando así lo que hoy es nuestro mundo globalizado.

En resumen, podríamos decir, corrigiendo a David Bowie y su famosa canción Héroes, que nosotros no podemos ser héroes sólo por un día, sino que quien se convierte en héroe lo es para siempre, pues ha cambiado de forma decisiva la Historia Universal.





Etiquetas:   Filosofía   ·   Historia Universal

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20666 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora