Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Moralidad   ·   Dignidad



Otra vez faltan huevos...


Inicio > Política Nacional
04/04/2013

760 Visitas






Existe certeza de que el camino al desarrollo económico y social en México tiene como primera estación una educación de calidad, mientras seamos el peor país en aprovechamiento escolar la competitividad será muy baja, hablando en términos macroeconómicos, y los bolsillos de cada uno de nosotros seguirán llorando por una moneda, esto para pensar en lo individual.

No existe una sola duda que para tener buenos pronósticos en la vida es necesario para un apersona cursar una carrera universitaria, el pronóstico sería de éxito rotundo si, además, la educación fuera de calidad, que empezara con buenos cimientos en la primaria, bases sólidas en la secundaría, una preparatoria o vocacionales que guíen al muchacho de manera correcta y una universidad que los haga autosuficientes o capaces de trabajar en cualquier empresa, sacarla adelante, y que les paguen bien por sus servicios.

Y sin embargo en México se empieza mal desde el preescolar, pocos maestros saben detectar habilidades de los niños y educarlos de acuerdo a sus capacidades, en la primaria no les enseñan ni a escribir correctamente su nombre y menos a desarrollar un pensamiento analítico, las secundarias son para aprender a echar novio, la prepa, a los y las que llegan, para embarazarse o casarse, y los poquitos que cursan una carrera universitaria siempre tienen el temor de estar desempleados o ganar muy poco por sus servicios profesionales, a veces, que no le alcance ni para comer.

En ese sentido dio gusto escuchar el discurso del presidente Enrique Peña Nieto en Veracruz donde hablaron de Educación de Calidad, dijo que no habrá ningún poder que pueda echar para atrás la reforma educativa, que viene un Instituto de Nacional de Evaluación Educativa, que los buenos maestros serán el centro de su atención porque se busca tener mejor calidad.

En ese mismo evento el que se llevó las palmas fue su Secretario de Educación, Emilio Chuayfette, quien sentenció que cada maestro que falte para protestar por la reforma educativa recibirá como primera sanción el descuento del día que no de clases y si sigue faltando en forma reitera será corrido de su empleo.

La pregunta es, ¿será cierto, actuaran con todo el rigor de la ley?, la duda tiene su origen en que todos  los gobiernos anteriores siempre tuvieron miedo a los maestros, no se atrevieron a mejorar la educación porque cedieron a los chantajes del SNTE o de la CNTE, de Elba Esther Gordillo o de los otros facinerosos que actuaban igual, o peor.

A lo lejos este gobierno se ve de más empuje, se nota que la reforma educativa se impulsó con un riesgo calculado y hasta con elementos en la mano para meter en orden a quien se opusiera, veremos si pueden correr a la gran mayoría de los maestros de Oaxaca que tienen más de 12 años en protestas, que el mínimo motivo lo aprovechan para no dar clases, que en todo ese lapso no han dado un solo ciclo escolar completo.

También hay que observar el trato que le dan a los maestros violentos de Guerrero, a los paristas de Veracruz, y hasta a algunos grupos de maestros en Tamaulipas y la gran mayoría de los Estados que buscan reflectores a como de lugar y también protestan a la mínima provocación.

En México, por supuesto, hay maestros suficientes para cubrir las plazas vacantes, que gustosos acudirían a concursar para dar clases en esos Estados o donde vayan haciendo falta, entonces lo único que se hace necesario es que se decida el gobierno y que aplique la ley a rajatabla para poner orden y generar progreso.

Porque además no se vale que por maestros pésimos los niños oaxaqueños, o de Guerrero, de Chiapas, de Veracruz, y de muchos Estados más sigan condenados a no poder tener empleos de calidad y de grandes seguir en la pobreza extrema, a que no les alcance, a veces, ni para comer tres veces al día.

Hablando de comer tres veces al día, algo pasa que otra vez el precio del huevo se disparó y en las tiendas en las colonias alcanza el costo de hasta 40 pesos el kilo y en las de conveniencia la tapa de dos kilos la entregan a cambio de 60 pesos.

La primera impresión es que los comerciantes están tanteando a las autoridades de la Secretaria de Economía y de la Profeco, o tal vez si haya escasez del producto y por eso es caro, o quizá sea que a ambas partes les faltan huevos y el pueblo es el que sale pagando lo platos rotos.

Ándele, igualito que en el tema educativo, parece que todo se reduce a que faltan huevos y por eso no se hacen, o no se hicieron, las cosas de manera correcta.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com





Etiquetas:   Economía   ·   Educación   ·   Pobreza

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora