Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Escritores   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría



El relato todo lo cambia, hasta que no se cree más


Inicio > Política Nacional
25/03/2013


1584 Visitas



Una agrupación kirchnerista, a modo de "escrache" hacían bajar cuadros a los niños, con la foto de Macri, Grondona y Tio Sam, sin embargo en el Día de la Memoria, no recordaron a Julio López, Luciano Arruga y otros desaparecidos en democracia.




Destacar una parte de la realidad, quizá por que conviene a determinados fines, no es mentir, si al menos no se niega la parte no destacada de esa realidad. Esa parte, aveces, es poco importante y por eso se obvia y otras en cambio, es el lado oscuro, pero en algunos casos brilla tanto, que cuesta no verla.

Esta fue una práctica habitual durante todo el gobierno de Néstor y luego de Cristina Kirchner.

Desde el comienzo fue aceptado,  qué se destacara la "militancia" de Néstor y Cristina en los 70' (de la cual nadie puede mostrar ni una foto) , pero se omitieran sus primeros "exitos" profesionales  por cierto comprobados, de su Estudio de Abogados durante la Dictadura con la aplicación de la Circular 1050. Hasta ahí nadie había mentido (mucho o de un modo grotesco), destacaban lo que le era útil a sus fines y omitían lo que podía ser cuestionable. Pero, cuando empezaron a negar esa parte de la historia- su historia- entonces también empezaron a mentir.

Ese método, de primero omitir, pero luego cuando surgían versiones de sus críticos y detractores, negar, se convirtió en una práctica.

Lo que ocurre, es que los primeros 5 años de los 10 que lleva gobernando el Kirchnerismo (ósea, la mitad) no tuvo críticos o detractores de peso el kirchnerismo, ni en los medios de comunicación, ni en la Oposición ( muy diezmada luego del la crisis 2001-02) y mucho menos de la sociedad, que sufría el efecto postraumático del crac.

En realidad lo que hacía la diferencia, es que tenía a Clarin de su lado.

 El multimedios en todo su esplendor, con el Fútbol, las ficciones, los programas de entretenimiento, el cable diseminado por todo el país y todos sus medios de noticias, no era critico del gobierno. Es natural que un medio cualquiera que sea y de cualquier envergadura, en el comienzo de una gestión no se muestre decididamente crítico, porque existe esa "luna de miel" del gobernante con la sociedad, 100 días dicen algunos, en los que realmente no hay mucho para exponer. Sin embargo el multimedios cuidaba sus lectores, al menos en Diario La Nación, donde varios periodistas cuestionaron a Néstor Kirchner e incluso hasta arriesgaron a pronosticarle "6 meses de gobierno". Pero no era la regla general del multimedios, que por un lado vivía un romance con la nueva gestión y por otro, no paraba de conseguir beneficios (Ley de Patrimonios Culturales promulgada por Duhalde y reglamentada por Kirchner, Beneficios en Papel Prensa, Prórrogas de Licencias por 15 años, negocios en común con David Martinez y  la Unificación de los Cables, además de mucha pauta publicitaria)

El gobierno kirchnerista, representaba al peronismo, tenía los Sindicatos combativos, con el mismo método que a Clarín (omisión por beneficios) cumplía los Tratados Internacionales de DDHH, aceptaba las demandas internacionales por Lesa Humanidad y con esto, más un discurso progresista y de Izquierda, seducía a agrupaciones de derechos humanos y partidos de ese sector.

¿Qué podía salir mal?

La ambición desmedida en cuanto a tributos impositivos, de ese nuevo recurso económico por aquel entonces, que era la soja ( hoy prácticamente el único) . El aumento constante y permanente del 10% de retenciones, al 35% cuando le entregó el gobierno a Cristina, que había implementado Néstor Kirchner, lo enfrentaba cada vez más con los sectores agrícolas. Pero no con todos, solo con la mayoría, que integraban los pequeños y medianos productores, que producían menos del 20% del total, y se les aplicaba puntualmente cada uno de los aumentos. A diferencia de los grandes grupos económicos que acaparaban el 80% de la producción del cultivo,  y que con las "ventas y rendiciones a futuro" siempre estaban uno o dos aumentos atrasados.

Claramente la administración de Néstor favorecía a esos grupos de poder económico y los críticos comenzaron a aparecer.

Clarín debía optar entre seguir siendo condescendiente con la gestión y perder lectores a manos de Perfil y Critica de la Argentina (además de credibilidad) o girar a la crítica y en 2008 lo hizo. "Paro histórico del Campo" tituló el "Gran diario argentino" en sintonia con "La Guerra Gaucha" que se veía en la portada de sus competidores.

Para el "relato kirchnerista" allí comienza la historia de Clarin y el Gobierno. (y no antes)

Todos omiten los 5 años anteriores y los pocos que reconocen algo de lo que aquí citamos (hechos de la realidad por otra parte, no interpretación) justifican esa cercanía, por una cuestión de asimetría, poniendo al gobierno como el más débil.

Está claro que no era el más débil el gobierno, porque salvo a Clarín y a Editorial Perfil, en estos años cooptó a todo el resto de los medios, total o parcialmente. Y es evidente que Grupo Clarín también tiene su peso y fortaleza, porque aunque reducido en algunos aspectos, sigue batallando en lo judicial.

Pero en esta columna trato de mostrar la percepción de la realidad, que tiene la sociedad, a partir del método comunicacional que practica el gobierno. Y cómo en función de esa percepción se acepta lo "dado" y se "ignora " lo omitido, aunque en verdad se lo conozca (aunque sea en parte)

Fueron muy pocos los criticos de la gestión de Néstor Kirchner  de su historia real y del relato que comunicaron, luego de la "sucesión matrimonial" nada menos que en la presidencia del país y por último de la  gestión de Cristina.

Entre los críticos (y visionarios) y que hoy siguen siéndolo,  se puede citar al periodismo independiente y progresista (estos últimos cuando advirtieron que el discurso de izquierda era relato). A Majul, Lanata, Caparrós, Montenegro, Viau ( que hoy dejo de existir, mis mayores respetos) entre otros pocos periodistas,  a editorial Perfil y a Bergoglio.

Sin embargo como estos críticos, fueron críticos fundados en hechos, no en posiciones de conveniencia, hoy que siguen siendo críticos y se siguen sosteniendo en hechos, parecen menos críticos, por no tener el fundamentalismos opositor. Pero lo que realmente los diferencia (nos diferencia) es que no valorizaron a Néstor, ni para utilizarlo en detrimento de Cristina, ni para justificar la ausencia de crítica de esos años. De hecho desde mi visión, si bien el escenario político- económico internacional, que le tocó enfrentar a Cristina es mucho más complejo y difícil que el que le tocó a Néstor, el modelo es el mismo (asistencialismo a la pobreza, manteniendolos pobres y beneficios a las corporaciones) solo que Cristina no lo pudo sostener, porque las corporaciones fueron voraces, el asesoramiento que tiene es menos profesional que el que tuvo él, además el recurso de la inflación, se utilizó desmedidamente y  en combinación  con el dólar controlado, hoy le juega en su contra y la lleva a una devaluación de una vez, para sincerar la pérdida de poder adquisitivo del peso, o en cuotas, si piensa en las elecciones y le siguen entrando algunos dólares.

Pero sin entrar en análisis económicos, ni en la posición de la prensa, que es natural que sea crítica, lo destacable, es la critica de hombres como Bergoglio que no eran parte de la prensa, su opinión fue de peso y además hoy es inapelable (más allá de la alusión al "diablo" de Néstor)  porque es el Papa.

Sin embargo con Bergoglio también hay un relato, dos en realidad.

Uno, el del kirchnerismo que de repudiar al Sacerdote, en su función de Obispo, Arzobispo, Cardenal y hasta últimamente, como religioso "retirado", pasó a prácticamente idealizarlo. No me quiero quedar en la anécdota, de todos los voceros, funcionarios, periodistas, militantes y medios, que no tienen y nunca tuvieron voz y pensamiento propio y están limitados al discurso que baja Cristina ( sino, no cobran). Lo que quiero resaltar, es la actitud  absurda y vergonzante de la propia presidenta. Y la califico así, porque fue una actuación, que no creyeron ni sus propios militantes.

 "Hay que ganarse a este Papa" dijo, luego de analizar el cuadro de situación José Pablo Feinmann en contraposición a Horacio Gonzalez, para el cual "es un retroceso político, que oscila a la derecha".

Igualmente estás dos posiciones"intelectuales" , una de cooptación y la otra de rechazo, no dejan de ser dos reverendas pavadas, aplicada una u otra en la realidad,  sabiendo que del que hablan, es de Bergoglio. Que como buen Jesuita, puede superar los rechazos y no se va a dejar usar.

Bergoglio  en estos días, más que el Papa Francisco, se convirtió (lo convirtieron) en San Francisco de Asís pero que en lugar de pastorear, andaba en colectivo y subte. 

Hizo milagros y no los vamos a negar, logró dividir el discurso kirchnerista (por 2 días al menos,  hasta que se alinearon y recularon) y también que TN y 6-7-8 coincidieran en su figura. 

Y justamente ahí comienza el otro relato, el opositor  del Kirchnerismo. 

En ese relato el religioso es de lo más modesto, fue un arriesgado durante la dictadura, nunca se calló nada con respecto a la corrupción del gobierno y fue elegido por el Vaticano, para cambiar la Iglesia.

¿Si fue durante tanto tiempo, el máximo referente de la Iglesia Católica en Argentina y no la pudo cambiar, que les hace pensar, qué va a cambiar al Vaticano?

Se espera de una iglesia, más allá que sea católica o de otro culto, un fuerte compromiso social en una sociedad como la nuestra, empobrecida e injusta. La Iglesia Católica se reduce en ese compromiso, solo a un sector de su estructura, a algunas agrupaciones, con más voluntad de fieles, que de la jerarquía religiosa y a un programa anual como el de Caritas Diocesana . Por lo demás, la Iglesia Católica en el país, era y es tan rica, en alguna de sus partes, como el Vaticano, tiene una fuerte división social con Iglesias y Curas para ricos y pobres, donde mayoritariamente no se mezcla la gente. Hay catedrales e Iglesias ricas, donde sus clérigos, no son distintos, a las señoras gordas, con cirugías  botox y copetudas, que dan una limosna importante para lavar sus culpas. Tuvo pedofilos judicialmente comprobados como Grassi y colaboracionistas de la Dictadura. Está subsidiada por el estado y a la vez subsidia centros educativos y universitarios. En este aspecto, la mayoría de los lugares de educación son de excelencia, pero pregunto ¿qué se espera de un centro educativo y formador católico? Creo que uno de los principios, es justamente el compromiso social, ser inclusivo y de puertas abiertas a todos. Para que esto se cumpla, un requisito ineludible es la "gratuidad".

Bueno, en Argentina, pasa todo lo contrario, la mayor parte de los colegios católicos e incluso su coqueta universidad, con sede en Puerto Madero, son de los sitios más caros para estudiar.

Esto sucede hoy, pero también sucedía, cuando Bergoglio era el máximo responsable de la estructura eclesiastica  nacional.

 La educación católica es cara y hasta prohibitiva para algunos sectores. Los bautizos, Comuniones, confirmaciones y casamientos, tienen un costo, que va de mayor a menor, dependiendo lo  modesta o glamorosa que sea la Iglesia. En los barrios pobres y marginados ese servicio es gratis, pero es pobre y lo realiza, ese sector de la Iglesia  que asume el compromiso social y pastoral. 

Por eso muchos hoy destacan a Bergoglio y su compromiso en tal sentido, naturalizando que hay una iglesia que no lo tiene, que es clasista, que divide a las personas según su condición social, en suma que es "cheta" como diríamos en Buenos Aires. 

Cómo si toda la iglesia, no debería tener el mismo compromiso, el mismo servicio a los necesitados y marginados, a los adictos, que tiene por ejemplo el Padre Pepe, uno de los tantos "Curas Villeros" que apoyaba el actual Papa. 

También para no ser injustos, debemos incluir a los misioneros  a los jóvenes de las acciones católicas, pero que son privados y solo son conducidos por religiosos en sus obras. 

La Iglesia como estructura, no demuestra esa misma entrega.

Fue así y es así la Iglesia Católica (aunque hay otras religiones menos inclusivas todavía) y lo cierto es que Bergoglio, no supo, no quiso o no pudo cambiarla.

Hoy en el día de la Memoria, no quería dejar de recordar estos conceptos, que no son más que hechos, que todos podemos verificar en la realidad. 

También en el día que nos dejó Suasana Viau una profesional del periodismo " de ese periodismo que se escribía sobre los hechos y no sobre relatos"  como la describen sus colegas, no quería dejar de citar, en su honor, estas realidades de la Iglesia y de Bergoglio, aunque no sean políticamente correctas.

Esta es la misma iglesia que se opone al aborto sabiendo que se practican más de 500.000 al año, no se pueden controlar y miles de mujeres mueren, porque los hacen en lugares de bajos recursos.

Esta es la misma Iglesia que se oponía al Matrimonio Igualitario, que el gobierno  levantó como bandera de diversidad, sabiendo  que ya existían miles de familias "ensambladas" y sin los mismo derechos que las familias tradicionales.

Esta misma Iglesia, hoy es el lugar de encuentro del Kirchnerismo. 

Seguramente la mitad de ellos, no conocen otra canción que la de "Los soldados de Perón, de Evita, de Néstor y ahora de Cristina" y no creo que sea adecuado cantarle al Papa " Somos Los soldados de Francisco" 

El Rosario es largo y las canciones de Iglesia, se cantan con más dulzura, de la que muestra La Cámpora aveces. 

Personalidad política agresiva y de divisón,  para evitar por ejemplo: que la gente de verdad ( no el aparato rentado o motivado), que no está de acuerdo con el gobierno, se exprese, como pasó hoy en la Plaza de la Memoria. (Con la gente de la Izquierda, Felix Díaz y familiares de Víctimas)

Esta es la misma Iglesia que los kirchnerista criticaron, con los mismos y más conceptos que los que expuse antes. La misma a la que le negaron 14 pedidos de audiencia con la presidenta, a su representante, el que  hoy  es Papa.

Se entiende el cambio, Bergoglio tiene hoy un 94% de imagen positiva, hasta en los encuestadores oficialistas. Pero la historia del gobierno, con él y con la Iglesia, no empezó este 2013, aunque el relato si.

El mismo relato que hoy decidieron sostener en el acto oficial de la Memoria del 24 de marzo, omitiendo completamente en todos los discursos a : Julio López, Luciano Arruga, las más de 600 mujeres desaparecidas por Trata de Personas, los más 900 gatillo fácil en los últimos años, todas muertes y desapariciones con anuencia del Estado (osea, delito de Lesa Humanidad) y en Democracia.

El relato de ayer ubica a Néstor y Cristina militantes de Montoneros en los 70´

A Montoneros, como heroicos soldados de una revolución social y política armada.

Y todos los que son kirchneristas en esas líneas, por eso la bandera que apareció hoy en los actos de "Montoneros Volvimos" como si todos hubieran sido parte de una revolución en el pasado

Sin embargo la historia real dice que los Montoneros se fueron con millones al exilio, sus cúpulas y  que abandonaron al genocidio, a toda su militancia.

Cobardes.

Que mientras Bergoglio  se arriesgaba ocultando militantes y hacía salir del país a otros en dictadura, Néstor y Cristina hacían su primera fortuna ejecutando y desalojando familias de sus casas, como mandatarios de la Circular 1050 en su Estudio de Abogados.

Ahora también aparecen documentos, que relacionan a Verbitsky el máximo detractor en el periodismo (si es que todavía hace periodismo) de Bergoglio. En esos documentos se evidencia un pago, por escribir un libro, en plena dictadura, para un sector cultural de la Fuerza Aérea.

Alfonsin, Pérez Esquivel; Fernádez Meijide y varios más, arriesgaron todo en dictadura, para presentar Habeas Corpus de los detenidos ilegales y en cambio otros, que hoy se exhiben como revolucionarios,  lo único que hicieron en esos años, fue dinero. 

Farsantes.

El relato todo lo cambia, hasta que ya no se cree más. 













El mayor de mis respetos a Susana Viau que hoy nos dejó, quien con una larga trayectoria, actualmente, era una destacada columnista política en el diario Clarín. Antes se había desempeñado en el desaparecido diario Crítica y en Página/12.















Etiquetas:   Política   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Sociedad   ·   Historia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18752 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora