De nuevo, más corrupción

En este país todo parece ser mentira hasta que un medio de comunicación publica los documentos concretos. Al principio nadie del PP cobraba los sueldos en dinero negro pero, poco a poco, algunos van hablando y se aclara el panorama. A otros les da por sacar a relucir ‘lágrimas de cocodrilo’. Y al final de la calle, Luis Bárcenas espera a todos con los ‘recibí’ correspondientes, por lo que sabremos quiénes se embolsaban dinero descontrolado e incontrolado. "Todo el mundo ha negado estas prácticas", dice Cospedal. ¿Y qué esperaba usted, señora?

 

. Al principio nadie del PP cobraba los sueldos en dinero negro pero, poco a poco, algunos van hablando y se aclara el panorama. A otros les da por sacar a relucir ‘lágrimas de cocodrilo’. Y al final de la calle, Luis Bárcenas espera a todos con los ‘recibí’ correspondientes, por lo que sabremos quiénes se embolsaban dinero descontrolado e incontrolado. "Todo el mundo ha negado estas prácticas", dice Cospedal. ¿Y qué esperaba usted, señora?
De negar la existencia de una financiación ilegal del PP hemos pasado a la existencia de una contabilidad oculta con dinero negro. Y no solo existe esta última sino que muchos ya dan fe de cómo recibían los sobres periódicamente, sobre todo tras un trabajo no habitual como los resultados electorales. El caso Gürtel fue el origen de estas prácticas usureras y ventajosas; de ellas se han aprovechado los de siempre. No sé si Mariano habrá trasladado sobre, o no; sin duda no lo necesita, pero en este país de corrupción casi generalizada entre la clase política ya no se puede sacar la cara por nadie. "Puedo asegurar que todas las personas y averiguaciones que hemos hecho nos llevan a pensar que no ha sido así", según la señora Cospedal.Lo mejor que ha dicho Cospedal en estos últimos días es que se va a llevar a cabo una investigación interna dentro del PP. Se trata de revisar cuentas y, a ser posible, todas. Las de ahora y las de antes. Hay que retomar el caso Gürtel de nuevo, porque quedaron muchos flecos sueltos que afectan a algunas comunidades autónomas. Bárcenas debe hablar sin más dilación y enseñar los ‘recibí’ que están en su poder. No sé si tiene que devolver, o no, el dinero de la cuenta suiza con los 22 millones, pero debe pagar por ello. De eso no tengo duda. Si la alarma social que han creado los recortes no ha cesado, ahora la ciudadanía está más molesta, incluso indignada. Mientras que en el ámbito político aparecen ‘ovejas negras’ por todas partes y se reparten beneficios de todo tipo, el contribuyente está harto de este tipo de políticos que chapotean en el albañal. No solo no han sabido hacer de la política una actividad digna sino que la han ennegrecido aún más. Ya se sabe que las tormentas amainan pero ésta no hay que dejar que desaparezca sin más. Ya me dirán lo contentos que estarán los funcionarios y quienes cobren del dinero público. No han recibido extra navideña, les han rebajado el sueldo, les han subido el IRPF, llevan varios años congelados y les han retrasado las jubilaciones. Ahora se comprueba que tanto recorte no ha servido para salir de la crisis sino para que muchos se llenen los bolsillos sin ruborizarse: a ver cuánto han cobrado el señor Montoro y otros diputados. Cualquier ciudadano está muy interesado en conocer ese dato, así como si las ‘lágrimas de cocodrilo’ de Sáenz de Santamaría tienen algo que ver con los sobres. ¡Joder, qué tropa!

Se ha demostrado que el señor Rajoy tiene menos credibilidad que un concejal en campaña electoral. ¿Apostamos a que se tapa la corrupción del PP como tantos otros casos que conocemos? Sin embargo, a un ciudadano no influyente le echarían el código penal encima. ¡Qué democracia, Dios mío!

Jesús Salamanca Alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales