Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Escritores   ·   Cine   ·   Libros   ·   Literatura   ·   Estrategias   ·   PYME   ·   Marketing Digital



Cine y Educación


Inicio > Pedagogía
20/03/2013


3223 Visitas



Desde el primitivo inicio de la Cinematografía en exposiciones de luz a comienzos del siglo XIX ha cautivado a las personas a transitar por un mundo paralelo haciendo posible la realización de los sueños más surrealistas, hasta el presente en que el Cine sigue iluminando los ojos de todos los fanáticos del séptimo arte.


El Cine, durante todo el tiempo que tiene de vida, ha sido categorizada con distintos conceptos: Entretenimiento, Arte, Negocio o espectáculo. Pero estos conceptos han ido variando posteriormente desde su aparición más estricta en el año 1895, condicionado por unos contextos tecnológicos, económicos, sociales y culturales. Es evidente que el cine no es pensado de igual manera, no se puede igualar las teorizaciones que se pudieron haber hecho en Alemania en los años 20 o la percepción Hollywoodense de los 90, por lo que, las ideas sobre el cine varían menesterosamente dependiendo de los contextos en el que está inmerso[1].

Por lo tanto, las distintas formas en que el cine es entendido se debe comprender desde las aristas del “contexto de su aparición, desarrollo y posterior revisión”[2] produciendo de esta manera la aparición de distintas teorías cinematográficas, determinadas por la misma implicación histórica, no puede ser entendido un fenómeno sin entender el lugar histórico en el que se produce.

El Arte per se ha sido tratado desde la antigüedad, diciéndose de estas que son “imitaciones si se los considera de manera general. Pero al mismo tiempo difieren entre sí de tres maneras ya por la diferencia de clase en sus medios, o en los objetos, o en la manera de sus imitaciones”[3], estas imitaciones o mimesis hacen referencia a la inspiración de los antiguos artistas al observar la naturaleza, implicando que en el arte siempre se debe tener un punto de referencia, una musa, una fuente de inspiración que en el mayor de los casos son los fenómenos que le acaecen al artista.

De esta manera el Cine, como el séptimo arte, se relaciona tan directamente con el mundo, ya que, los cineastas han visto el mundo para ir creando aquel otro mundo que está lleno de fantasías, fantasmas, héroes. Buscando, en ocasiones, objetos que sobre abunda la realidad misma o, por el contrario, fabrican elemento que le faltan a la realidad. El Cine por lo tanto, se ha ido transformando paulatinamente en un cúmulo de creatividad, aunque en un principio tuvo la necesidad de ver un arte más antiguo; “La relación del cine con la literatura ha constituido un tema y controversia desde los comienzos del arte cinematográfico. Como Beja apunta, desde que el cine surgió como un arte de narración  de historias, ha existido la tendencia a asociarlo con la literatura tanto por parte de los cineastas, escritores y críticos como por parte del público”[4]



Este robo desde la literatura hacia el cine ha configurado un tipo de adaptación para el cine que puede producir estancamiento en la originalidad que se pueda producir desde los guionistas, además, en como el cine va produciendo diferentes adaptabilidades sobre los fenómenos que acaecen a la realidad;  “la adaptación de obras literarias al cine constituyen un interesante campo de estudio para comprender las relaciones entre los dos medios. Desde el comienzo del cine, un medio con apenas cien años de existencia, la industria cinematográfica ha buscado material para llevar a la pantalla en obras literarias ya publicadas. Como McFarlane apunta, tan pronto como el cine empezó a ser considerado un entretenimiento narrativo la idea de “saquear” la literatura en búsqueda de material narrativo se puso en práctica y el proceso ha continuado sin disminución desde entonces. Las razones que se esconden detrás de este fenómeno continuado parecen moverse entre los extremos del craso comercialismo y el noble respeto por las obras literarias”[5]

Más allá de las controversias que se puedan sustentar desde las distintas teorías cinematográficas, este arte se puede utilizar positivamente en el área de la Pedagogía, ayudando de jóvenes como un medio por el cual se facilite la Argumentación y el debate, además, por medio de éste se proporciona herramientas más cercanas a los estudiante para que logren comprender distintos medios de comunicación. El cine se presenta como un medio para que se aprendan sobre distintos contextos históricos e ideológicos, pensándose en que la juventud en la actualidad, en el que están inmersos en un sistema de inmediatez les cuesta poder abstraerse frente problemáticas, este arte se manifiesta como una herramienta media la cual se hace posible un mejor aprendizaje.

La inclusión de nuevas tecnologías en los establecimientos (TICS) refleja la relevancia que tienen las tecnologías en la actualidad para buscar de forma concreta los objetivos de los aprendizajes que los docentes buscan para sus estudiantes; “Recurso que considero indispensable es el uso del cine en el aula. Las ventajas son evidentes y permiten dominar un amplio espectro de contenidos, actitudes y temas transversales que inciden en el currículo instructivo. El alumno actual, se reconoce más con los lenguajes cinematográficos que con los literarios y puede ver reforzado su aprendizaje gracias al uso por parte del educador. No significa lo mismo atender a una explicación sobre las características de los gobiernos totalitarios que visionar El Pianista de Roman Polanski pues este tipo de películas permite la identificación del espectador con el protagonista y, así, el estudiante entra en contacto con una realidad que difícilmente puede llegar a ser concebida mediante la clase magistral”[6]



La relación persistente de las TICS es cada día más necesaria para profundizar los objetivos que se quieren conseguir para los alumnos y alumnas, este medio enriquece la enseñanza de forma inefable, por lo que, se debe aplicar con mayor constancia para que, de esta manera, se logren beneficiar los alumnos, asimismo, esta relación se hace cada vez más obligada en los curriculum educativos; “El educador no debe despreciar ninguna herramienta didáctica, y mucho menos ésta tan cautivadora y poderosa basada en las imágenes, pese a que, desde Platón –como asegura Esther Gispert (2009: 13-14) - la transmisión del conocimiento a través de las imágenes ha levantado sospechas entre algunos educadores. Uno de los principales objetivos del uso en el cine es aprender a mirar y con ello a analizar lo que otros han querido expresarnos a través de las imágenes (Ambrós y Breu, 2007: 117). A mi juicio, esto hay que situarlo en el ámbito de la séptima competencia básica: aprender a aprender. Como dice una cita de Feo Belcari (en Lluis Prats, 2005: 7), el ojo es la primera puerta por la que el intelecto aprende. Además, debemos tener en cuenta que es una tendencia general de la didáctica actual el uso de las nuevas tecnologías, las cuales, sin duda, abren la puerta de las aulas al cine y, por extensión, a la proyección y elaboración de materiales audiovisuales”[7].  

Finalmente, por lo expuesto, se hace evidente la importancia de fortalecer el cine a favor de la pedagogía, ya que, por medio de éste, se hace posible una real asimilación de los contenidos, claro, no basta solo con observar alguna película, sino que, mediante la guía del docente, se profundiza la teoría con los aspectos visuales, acompañando las clases magistrales con los medios audiovisuales, enriqueciendo el aprendizaje de los mismos.



[1] Miguel Fernández Labayen - Pensar el Cine. Un repaso histórico a las teorías cinematográficas



[2] Ibíd.



[3] Aristóteles, Poética 1447a 15 - 19



[4] Maria Elena Rodríguez Martin – Teorías sobre adaptación cinematográfica.



[5] Ibíd.



[6] Ignacio Valdés López – El Cine como pedagogía



[7] Ramón Pérez Parejo – Cine y Educación: explotación didáctica y algunas experiencias educativas, España







Etiquetas:   Cine   ·   Educación   ·   Filosofía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18554 publicaciones
4699 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora