Porqué Jorge Bergoglio escogio el nombre de Francisco.



Es de trascendental importancia el nombre de Francisco que escogio el Papa argentino para ejercer el pontificado  en Roma. Las explicaciones dadas por algunos, referidas a una especial sencillez de vida y de preocupacion por los pobres es insuficiente y precaria.

 


Hay algo de eso, pero se trata de algo mucho más profundo. Se trata de obedecer el mandato que Jesucristo en la iglesia de San Damian le dio a Giovanni Bernardone, más conocido como Francisco de Asis, el carismático y humilde Cristo de Asis, que en vez de vivir 33 años, quiso vivir 44, y los dos últimos años de su vida como estigmatizado en sus manos, sus pies y en su costado.

Cristo le dijo, personalmente a su siervo Francisco que REPARARA, QUE RECONSTRUYERA SU IGLESIA, QUE ESTABA ARRUINADA.

En un principio Francisco pensó que el Señor le habia pedido que reconstruyera la iglesia física de san Damián y otras, muy deterioradas, pero luego entendio que segun la Biblia la iglesia esta formada por piedras vivas, por ladrillos humanos, que deben comportarse segun la ley de Dios y no segun  la ley del pecado y bajo el poder de las tinieblas.

Entonces comprendio que el mandato divino era y es, reconstruir el edificio moral y espiritual de la iglesia, y no tanto su forma material.

En la Edad Media la iglesia hacia crisis con obispos simoníacos, verdaderos señores feudales, libidinosos, amantes de la buena mesa mas que de evangelizar a los pueblos y de impartir los sacramentos, o de formar sacardotes conforme al corazon de Dios, hombres sabios en la Palabra de Dios y de vida virtuosa y casta. Lo mismo pasaba con los fieles, apegados a sus parcelas de poder y a la violencia, a la riqueza, al vicio, y a la vanidad de la vida, a la soberbia, y a la explotacion de los débiles villanos de cada comarca.

El Papa Inocencio III habia tenido un sueño profetico en el cual se le aparecian los edificios del vaticano en medio de un terremoto y amenazaban con desplomarse. Y de repente aparecia un pequeño hombrecito de sayal pardo caminando y le ponia el hombro a una de las paredes que se resquebrajaba y caía, y empujada por la misteriosa fuerza de aquel poverello, la pared se afirmaba y con ella todo el edificio vaticano se estabilizaba y se borraban todas sus fracturas.

El dia que Francisco vino a Roma en busca de la aprobación de su regla para la Orden de los Frailes Menores, el Papa lo reconoció como aquel hombre providencial que salvaria a la iglesia de la destrucción moral y espiritual.

Asi es que tras ser examinada esa regla por los cardenales y por el pontífice fue aprobada y permitio el crecimiento y desarrollo de la Orden Franciscana, que dio un vuelco etico a la sociedad medieval y renacentista, otorgo a Roma varios Papas notables por su virtud y al mundo de los teólogos una lumbrera como san Buenaventura, discípulo personal de san Francisco.

De esta manera, Jorge Mario Bergoglio, y los cardenales que lo eligieron reconocen la existencia de una crisis general dentro de la igleisia catolica. Crisis que para los que saben es mucho mas que la cuestion de los abusos sexuales de los que se habla tanto hoy.

Es una crisis creada por el relativismo, por el colectivismo marxista, por el nihilismo, el ateismo militante, el hedonismo, la erotizacion del medio ambiente, la moda de los divorcios, las herejias teologicas modernistas, el crecimiento de las sectas no cristianas, el escepticismo, la ignorancia religiosa, la irreverencia sistematica de los indoctos a la autoridad de Dios y la de la iglesia, etc.

A todo ello se junta la indisciplina  de sacerdotes y de monjas, que adoptan estilos de humanismo naturalista que no son el humanismo cristiano abierto a la Trascendencia que es lo propio de la tradición cristiana. 

Los valores espirituales se invierten, los gobiernos ignoran la Doctrina Social católica, y se hunden en soluciones sociales cuya moralidad es discutible, por negarse a aplicar las nociones de Bien común que se definen con gran sabiduría en las Encíclicas Sociales que se cacarean como conocidas, pero de las cuales solo se conoce su titulo.

La Iglesia necesita un lider que viva los valores y el estilo de vida de Francisco de Asis, y el de Francisco de Sales, y el de San Francisco Javier. Y un lider que sea seguido por una jerarquía de intelectuales consagrados, como son los cardenales y los obispos de la iglesia de todo el mundo. Si la iglesia, que es comunidad de personas que siguen a Jesucristo se reconstruye en todos los planos, el mundo entero se beneficiara, pues el mundo necesita la luz divina que la comunidad de los creyentes transporta a traves de la historia. Ella es el vehículo del Emmanuel, su principal instrumento de acción en el mundo. Por ella Cristo dio su sangre y su vida en la cruz.

Porque Jesucristo ama a su iglesia y a la humanidad, se preopcupo por ella y le envió a San Francisco en el siglo XIII, ahora nos ha mandado a Juan Pablo II, a Benedicto XVI y a Francisco.

¿Seremos capaces de reconstruirnos moralmente, luchando contra la corriente de la cultura antidios que nos inunda por todos lados? Si se ora, se trabaja y se estudia se podrá, pues el esfuerzo de salvar a la iglesia no es solo de la jerarquia, es de todos los pueblos cristianos del mundo. Hacer esto de un modo adecuado es salvarse a si mismo. De modo que, tal como dijo el Francisco de Asis, y como dijo este papa argentino, MANOS A LA OBRA. Si Dios esta al lado de los creyentes, ¿quien podrá derrotarnos?

Pero el desarrollo de virtudes y la lucha contra el maligno de todos los dias sera parte de nuestra batalla todos los dias, y hay que buscar los remedios espirituales de la tradición cristiana, la Biblia, la plegaria de todos por todos, los sacramentos, la meditación, el discernimiento de los valores, el conocimiento de las propias debilidades.

Y algo muy sentido por el San Francisco de la Edad Media, la conciencia de pecado, y el no creerse inocente de la situacion actual del mundo. Si el mundo y la iglesia estan mal es porque nosotros, cada uno de nosotros, ha equivocado el camino. El culto al ego y de la ignorancia voluntaria es demoníaco, solo Jesus-cristo es el camino, y la verdad y la vida. 

Lo que no excluye el camino de Budha, o el de Mohamed, o el de Krishna. Que son expresiones diversas de ese único gran camino del Verbo de Dios encarnado por las enseñanzas de san Juan el evangelista, el águila de Patmos. 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Porqué Jorge Bergoglio escogio el nombre de Francisco.


Es de trascendental importancia el nombre de Francisco que escogio el Papa argentino para ejercer el pontificado  en Roma. Las explicaciones dadas por algunos, referidas a una especial sencillez de vida y de preocupacion por los pobres es insuficiente y precaria.

 


Hay algo de eso, pero se trata de algo mucho más profundo. Se trata de obedecer el mandato que Jesucristo en la iglesia de San Damian le dio a Giovanni Bernardone, más conocido como Francisco de Asis, el carismático y humilde Cristo de Asis, que en vez de vivir 33 años, quiso vivir 44, y los dos últimos años de su vida como estigmatizado en sus manos, sus pies y en su costado.

Cristo le dijo, personalmente a su siervo Francisco que REPARARA, QUE RECONSTRUYERA SU IGLESIA, QUE ESTABA ARRUINADA.

En un principio Francisco pensó que el Señor le habia pedido que reconstruyera la iglesia física de san Damián y otras, muy deterioradas, pero luego entendio que segun la Biblia la iglesia esta formada por piedras vivas, por ladrillos humanos, que deben comportarse segun la ley de Dios y no segun  la ley del pecado y bajo el poder de las tinieblas.

Entonces comprendio que el mandato divino era y es, reconstruir el edificio moral y espiritual de la iglesia, y no tanto su forma material.

En la Edad Media la iglesia hacia crisis con obispos simoníacos, verdaderos señores feudales, libidinosos, amantes de la buena mesa mas que de evangelizar a los pueblos y de impartir los sacramentos, o de formar sacardotes conforme al corazon de Dios, hombres sabios en la Palabra de Dios y de vida virtuosa y casta. Lo mismo pasaba con los fieles, apegados a sus parcelas de poder y a la violencia, a la riqueza, al vicio, y a la vanidad de la vida, a la soberbia, y a la explotacion de los débiles villanos de cada comarca.

El Papa Inocencio III habia tenido un sueño profetico en el cual se le aparecian los edificios del vaticano en medio de un terremoto y amenazaban con desplomarse. Y de repente aparecia un pequeño hombrecito de sayal pardo caminando y le ponia el hombro a una de las paredes que se resquebrajaba y caía, y empujada por la misteriosa fuerza de aquel poverello, la pared se afirmaba y con ella todo el edificio vaticano se estabilizaba y se borraban todas sus fracturas.

El dia que Francisco vino a Roma en busca de la aprobación de su regla para la Orden de los Frailes Menores, el Papa lo reconoció como aquel hombre providencial que salvaria a la iglesia de la destrucción moral y espiritual.

Asi es que tras ser examinada esa regla por los cardenales y por el pontífice fue aprobada y permitio el crecimiento y desarrollo de la Orden Franciscana, que dio un vuelco etico a la sociedad medieval y renacentista, otorgo a Roma varios Papas notables por su virtud y al mundo de los teólogos una lumbrera como san Buenaventura, discípulo personal de san Francisco.

De esta manera, Jorge Mario Bergoglio, y los cardenales que lo eligieron reconocen la existencia de una crisis general dentro de la igleisia catolica. Crisis que para los que saben es mucho mas que la cuestion de los abusos sexuales de los que se habla tanto hoy.

Es una crisis creada por el relativismo, por el colectivismo marxista, por el nihilismo, el ateismo militante, el hedonismo, la erotizacion del medio ambiente, la moda de los divorcios, las herejias teologicas modernistas, el crecimiento de las sectas no cristianas, el escepticismo, la ignorancia religiosa, la irreverencia sistematica de los indoctos a la autoridad de Dios y la de la iglesia, etc.

A todo ello se junta la indisciplina  de sacerdotes y de monjas, que adoptan estilos de humanismo naturalista que no son el humanismo cristiano abierto a la Trascendencia que es lo propio de la tradición cristiana. 

Los valores espirituales se invierten, los gobiernos ignoran la Doctrina Social católica, y se hunden en soluciones sociales cuya moralidad es discutible, por negarse a aplicar las nociones de Bien común que se definen con gran sabiduría en las Encíclicas Sociales que se cacarean como conocidas, pero de las cuales solo se conoce su titulo.

La Iglesia necesita un lider que viva los valores y el estilo de vida de Francisco de Asis, y el de Francisco de Sales, y el de San Francisco Javier. Y un lider que sea seguido por una jerarquía de intelectuales consagrados, como son los cardenales y los obispos de la iglesia de todo el mundo. Si la iglesia, que es comunidad de personas que siguen a Jesucristo se reconstruye en todos los planos, el mundo entero se beneficiara, pues el mundo necesita la luz divina que la comunidad de los creyentes transporta a traves de la historia. Ella es el vehículo del Emmanuel, su principal instrumento de acción en el mundo. Por ella Cristo dio su sangre y su vida en la cruz.

Porque Jesucristo ama a su iglesia y a la humanidad, se preopcupo por ella y le envió a San Francisco en el siglo XIII, ahora nos ha mandado a Juan Pablo II, a Benedicto XVI y a Francisco.

¿Seremos capaces de reconstruirnos moralmente, luchando contra la corriente de la cultura antidios que nos inunda por todos lados? Si se ora, se trabaja y se estudia se podrá, pues el esfuerzo de salvar a la iglesia no es solo de la jerarquia, es de todos los pueblos cristianos del mundo. Hacer esto de un modo adecuado es salvarse a si mismo. De modo que, tal como dijo el Francisco de Asis, y como dijo este papa argentino, MANOS A LA OBRA. Si Dios esta al lado de los creyentes, ¿quien podrá derrotarnos?

Pero el desarrollo de virtudes y la lucha contra el maligno de todos los dias sera parte de nuestra batalla todos los dias, y hay que buscar los remedios espirituales de la tradición cristiana, la Biblia, la plegaria de todos por todos, los sacramentos, la meditación, el discernimiento de los valores, el conocimiento de las propias debilidades.

Y algo muy sentido por el San Francisco de la Edad Media, la conciencia de pecado, y el no creerse inocente de la situacion actual del mundo. Si el mundo y la iglesia estan mal es porque nosotros, cada uno de nosotros, ha equivocado el camino. El culto al ego y de la ignorancia voluntaria es demoníaco, solo Jesus-cristo es el camino, y la verdad y la vida. 

Lo que no excluye el camino de Budha, o el de Mohamed, o el de Krishna. Que son expresiones diversas de ese único gran camino del Verbo de Dios encarnado por las enseñanzas de san Juan el evangelista, el águila de Patmos. 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE