Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Psiquiatría   ·   Escritores   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis



No hay escicion en la Asociación de Hoteles de Cancun


Inicio > Política Nacional
19/03/2013

960 Visitas



Confesiones.


 

No hay escisión en la Asociación de Hoteles de Cancún.

 

Cuando los criterios no coinciden, el dialogo puede tomar diversas rutas, normalmente el contraste significa enfrentamiento, sin embargo no necesariamente siempre tiene que terminar en ruptura.

La renovación de la presidencia de la Asociación de Hoteles de Cancún, al término de la brillante gestión de Rodrigo De La Peña, significo un profundo debate interno en torno al proyecto subsecuente.

De La Peña tuvo en su gestión la habilidad y la sapiencia de incorporar todas las expresiones, mantener una relación de representatividad que privilegio lo colectivo, sin caer en la tentación de favorecer a ningún grupo, pero eso es una virtud personal que no viene por descontado con el cargo.

Siendo así su sucesión planteo un espacio de debate, donde lo más importante tenía que ser el perfil del comportamiento, en consecuencia con la gestión de Rodrigo De La Peña, más que una designación por escalafón.

Nos referimos esencialmente a los propósitos, porque más que una transición de personas, de lo que se trato fue de un planteamiento más amplio de construcción de escenarios y liderazgos.

Una diferencia entre continuar en un esquema que parece está agotándose  o apostar por la innovación, de forma que se puedan generar condiciones de promoción, inversión y gestión acordes a la realidad.

Encaminadas estas por un lado a resolver los problemas propios del sector, pero también para asumir un papel más protagónico en las decisiones que involucran a la actividad y no dependen de sus propietarios.

Fue este el tema y no el nombre del sucesor, el que genero una discusión entre los principales propietarios de hoteles, los que residen en Cancún y que por su posicionamiento personal en otros ámbitos, son los mandones de la actividad.

A pesar de la enorme cantidad de establecimientos hoteleros que hay en Cancún, la influencia del sector recae en un grupo selecto de propietarios, que son quienes dictan los temas de la agenda.

Estamos hablando de José Chapur, los hermanos Arroyo, los mismos De La Peña, Abelardo Vara, Fernando García Zalvidea y Pedro Pueyo, como los más importantes y definitorios, quienes deciden no solo la presidencia de su asociación, sino como apuntábamos las líneas de acción.

Fue en ese escenario que la mayoría se decanto por Roberto Cintron, para tomar la estafeta de la asociación, cargo que además ya había ocupado en el pasado y que de alguna manera representa la continuidad de lo que podríamos llamar el conservadurismo.

Fue esta la línea y no el nombre de Cintron, no se trata de un asunto personal, lo que ocasiono la oposición de Pedro Pueyo propietario de la cadena Oasis, quien semanas atrás había hecho un llamado a sus colegas del grupo elite, para buscar nuevas formas de comportamiento.

Cuando hablamos de nuevas formas, por supuesto que lo que se ponía sobre la mesa no solo era una necesidad de renovación, también una visión autocritica capaz de reconocer los retos del destino turístico y cómo afrontarlos.

Porque es una realidad que Cancún aun y con su posición de privilegio, requiere de una transformación que le permita adaptarse a las condiciones actuales de la situación del mercado turístico mundial.

Tratándose de una disyuntiva de competencia, al destino le urge cambiar de la posición de sobrevivencia, causada por las crisis económicas, a un estado de mayor competitividad que se refleje no solo en la ocupación sino en los márgenes de utilidad.

Para ello Pedro Pueyo ha planteado y el mismo lo ha hecho en sus hoteles, actividades innovadoras que complementen la oferta y le otorguen valores agregados al polo turístico.

Es una búsqueda por significar y diferenciar, sin embargo el esfuerzo no puede ser de uno solo, aun y cuando sea propietario de cuatro mil cuartos de hotel, esa tendría que ser una dinámica colectiva.

Pero al parecer los intereses y las visiones en este caso se contraponen y el campo de discusión fue la Asociación de Hoteles de Cancún, entendida esta como un punto de encuentro que representa los intereses compartidos del sector más trascendente de la economía regional.

Pero cuando no hay consenso y las ideas caminan por rutas diferentes, el nivel de la representación se afecta en función precisamente de no poder englobar de manera conjunta todas las aspiraciones de sus miembros, más aun de los más influyentes.

Siendo así finalmente Pedro Pueyo no ha tomado la decisión de separar a Grupo Oasis de la Asociación de Hoteles de Cancún, para iniciar un nuevo camino a través de otras formas de representación que si coincidan con su intención.

Eso no quiere decir que no insista en buscar un nivel diferente de gestión y representatividad, lo que de suyo significa una alternativa para el sector sea o no en la Asociación de Hoteles más importante del país.

Claro que bien vale la pena aclarar que no se trata de un pleito de carácter personal, mucho menos el resultado de una batalla intestina por el acaparamiento de la representación o su poder, al final de cuentas este depende de la fuerza de sus socios.

Simple y llanamente se trata del surgimiento de una nueva ruta en la búsqueda de otras formas, que implican decíamos un papel mas protagónico en las decisiones, tanto las de negocios como las oficiales, porque todas inciden en el desarrollo del sector.

En este espacio siempre hemos ponderado la unidad del sector hotelero de Cancún, su capacidad para enfrentar todo tipo de crisis y salir avante de ellas, sin embargo unidad no significa unanimidad.

Pero lo importante en este caso, no es lo que la Asociación pueda o no perder en materia de la fuerza de su representatividad, sino que ante la diferencia de criterios, los esfuerzos de Pedro Pueyo por su cuenta, sirvan para fortalecer el desarrollo turístico de Cancún.

A pesar de sus detractores, nadie puede escatimarle a Pedro Pueyo su extraordinaria aportación al crecimiento de Cancún,  a la congruencia de sus ideas y la honestidad para expresarlas.

Pero sobre todo la certeza de saber que desde donde lo haga y como lo haga, Pueyo seguirá siendo uno de los principales promotores del desarrollo turístico de Cancún.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Turismo   ·   Empresas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18750 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora