Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Liderazgo   ·   Dirección de Empresas   ·   Economía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Perú   ·   Twitter   ·   Adolescentes



Reformas de vivienda: cómo elegir albañiles y fontaneros.


Inicio > Ciudadanía
17/03/2013


1044 Visitas



Cuando se realiza una reforma en el hogar lo más importante es elegir bien el profesional o los profesionales a los que se encarga la obra. Muchas veces con el fin de ahorrar dinero se recurre a empresas que ofrecen realizar todos los trabajos: albañilería, fontanería, electricidad etc. Esta opción puede parecer muy cómoda y es la que normalmente se elige, sobretodo si el presupuesto que dan es bajo. Sin embargo esta fórmula encierra grandes riesgos, ya que es muy difícil que todos los profesionales que intervienen sean buenos. Debe tenerse en cuenta que este tipo de empresas, con el fin de incrementar su beneficio recurren a los operarios más baratos sin valorar adecuadamente su cualificación profesional.




El consejo más útil para organizar una reforma en la vivienda es seleccionar personalmente a cada profesional y hacerlo pidiendo todo tipo de referencias sobre trabajos realizados anteriormente. La organización y contratación de los trabajos resulta más compleja, pero el resultado final es mejor y se evitan problemas que en muchos casos son irreparables.



En cualquier caso existe una normativa que regula este sector de actividad y los derechos que tienen los consumidores cuando surge algún conflicto con la empresa que realiza la obra.



Presupuesto para la reforma de vivienda



Antes de contratar los trabajos de reforma, debe pedirse a la empresa u operario que lo realice un presupuesto por escrito. Este documento debe incluir entre otros los siguientes datos:



  • Nombre y apellidos o denominación social, domicilio, identificación fiscal del prestador del servicio
  • Nombre y domicilio del cliente
  • Descripción del servicio solicitado y dirección del lugar donde debe ser realizado
  • Cantidad, calidad y precio de los materiales a emplear
  • Precio de la mano de obra por hora, día o medida de superficie
  • Fecha aproximada de inicio y finalización del servicio
  • Precio total del trabajo a realizar, impuestos incluidos
  • Duración de la garantía de la obra
  • Plazo de validez del presupuesto
El presupuesto debe ser firmado por el cliente y la empresa que realiza la reforma. En caso de no aceptarse el presupuesto, el cliente deberá pagar por la realización del mismo si se advirtió previamente por escrito a este respecto.



Si durante la realización de la obra aparece algún defecto oculto o surge una avería no prevista, deberá informarse al cliente por escrito a la mayor brevedad posible para que acepte el correspondiente incremento del coste de la obra. El consumidor si lo desea puede renunciar al presupuesto previo, pero este extremo debe figurar por escrito de cara a las posibles consecuencias legales.



Factura de una obra de reforma de vivienda



Una vez finalizadas los trabajos la empresa debe entregar al consumidor una factura en la que se incluyan los siguientes datos:



  • Número de factura
  • Nombre, domicilio, número o código de identificación fiscal del prestador del servicio
  • Nombre y domicilio del cliente
  • Descripción del servicio realizado
  • Precio total con desglose de materiales, mano de obra e impuestos
  • Duración de la garantía
  • Fecha y firma del prestador del servicio y del cliente
Por último la empresa debe poner a disposición del cliente los documentos que acrediten el origen, naturaleza y precio de los materiales utilizados.



Consideraciones finales



El presupuesto como la factura son documentos que permiten al consumidor presentar la correspondiente reclamación si surge algún problema, tanto durante la realización de la obra como con posterioridad dentro del periodo de garantía. Pero lo deseable es que no exista ningún problema, ya que en muchos casos hasta la mejor solución genera conflictos y alarga el tiempo de realización de la reforma con el consiguiente perjuicio para el consumidor.



Por ello es necesario insistir de nuevo en la importancia de elegir bien a los profesionales que realizan los trabajos. En este sentido puede ser útil exigir por escrito que la obra la realice directamente el operario contratado y no otro que pueda sustituirle una vez iniciada la reforma. Debe tenerse en cuenta en este sentido que las empresas aceptan muchas veces la realización de trabajos que coinciden en el tiempo, lo que les obliga a recurrir a otros operarios que no siempre están suficientemente cualificados.



Este artículo se ha publicado también en Suite101 



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18296 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora