Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Lectores



El kirchnerismo no tiene de qué preocuparse


Inicio > Política Nacional
17/03/2013


1814 Visitas



La elección del nuevo Papa, argentino, peronista, futbolero, pobre, de ideas progresistas, conservador y austero en sus hábitos, con una impronta de gran justicia social, pero lo más importante: crítico y cuestionador del discurso oficial, descolocó por completo al kirchnerismo.






No se trata de un hecho menor, en 2004 luego de una homilía en la que Bergoglio se refirió duramente a la "corrupción"  Néstor Kirchner  llegó a decir que "el Diablo podía estar bajo una sotana"

A tal punto fue su indignación (aunque para el kirchnerismo, todo lo que atente contra el relato nacional, popular y feliz, lo indigna de inmediato) que suspendió el tedéum en la Catedral, dejó sin canal de expresión al Cardenal, primero llevó el acto a Santiago del Estero, allí con el interlocutor de la Iglesia no le fue bien.Se hicieron públicas, preferencias privadas, repudiables para un religioso y terminó la relación política eclesiastica.  El recorrido nacional continuó, el interior también existe y se probaron distintas variantes.

 El "Cuervo con Sotana" (cuervo por ser hincha de San Lorenzo) desde su lugar y su humildad, siguió cuestionando.

Bergoglio recorría lugares y sectores, que no solo el presidente, sino luego la presidenta y podríamos incluir a cualquier funcionario (y de cualquier gobierno) solo podían ir, si lo hacían con grandes medidas de seguridad y todo el aparato (de actos oficiales) que separa al orador de la gente (real). 

Para las Pascuas el religioso, "lavaba pies en las cárceles" visitaba la Maternidad Sarda de la ciudad de Buenos Aires, donde nacen miles de bebes "porteños" por un par de días, porque después vuelven a su barrio pobre del Conurbano, ya que allí ese servicio médico es escaso y está saturado. 

Era común verlo dar misas, en calles de barrios complejos en cuanto a delitos, con  habitantes marginados, actividades ilegales, y flagelos sociales, como Constitución. En esas misas y en esos lugares, es donde mostraba con sus palabras, toda la crudeza, la realidad y la distancia exacta que había entre:  el discurso del PRO, con su "preocupación por el Vecino de Buenos Aires" y el discurso del Kirchnerismo de "Hicimos mucho, aunque todavía hay mucho por hacer". 

El cardenal, una voz difícil de  cuestionar y con gran llegada a la sociedad, le mostraba al gobierno de la ciudad, que con su preocupación no alcanzaba y al de la nación, lo mucho que quedaba por hacer, pero sobre todo, lo mucho que se hacía mal.

Fue  literalmente un enemigo del gobierno nacional, porque era creíble y ponía en riesgo el relato. Y una voz incómoda para el gobierno de la ciudad, al que le mostraba en cada oportunidad,  lo que había por fuera la  "marea amarilla" y los globos de colores de sus actos. 

Por eso desde el aparato comunicacional, comenzaron a desacreditarlo, relacionándolo con hechos de la dictadura. Primero hicieron circular una fotografía en la que aparecía ofreciendo la comunión al dictador Videla. No solo era falsa la foto y se trataba de otro religioso: Derisi, sino que además era burda, por la edad de cada quien en los 70´.  Bergoglio, había sido protagonista, de la etapa oscura de la Argentina durante la Dictadura, pero no cómo el kirchnerismo y sus aliados  pretenden hacer creer . 

Todos los que vivimos esa época, lo hicimos desde distintos lugares y lo mismo pasó con la Iglesia. Entre los religiosos hubo Obispos probadamente colaboracionistas de la dictadura, (según denuncias no más de 5 de los 25 que había) otros que trataron de ayudar a las victimas del plan sistemático de desaparición de personas y a sus familiares,  comprometiéndose ellos mismos,  desde lo político e ideológico  y la gran mayoría, ayudaban cuando podían y como el resto de la sociedad, continuaron con su vida. Bergoglio estuvo entre esa mayoría como provincial y Jesuita, pero con algún riesgo y compromiso más.  Así lo  indican versiones de distintos referentes de Derechos Humanos como Alicia Oliveira, que fue protegida y hasta ocultada por él para que no sea detenida (ella vivió con Nilda Garré y asegura que sabía de esto) y Adolfo Pérez Esquivel que lo ubicó como un párroco de llano, alguien que se comprometía con lo social, pero no con lo político y menos con la lucha politico-ideologica, pero que de ningún modo estuvo relacionado a la dictadura.

Verbitsky se hizo cargo del ataque. 

Periodista  destacado en la prensa de investigación de los 90´y que expuso al menemismo, con la llegada del kirchnerismo al poder, se posicionó en el lugar que cualquier periodista de investigación quisiera estar, donde está la información secreta. Sin embargo él lejos de utilizar esa información para exponer al poder, paradojicamente lo defiende y expone a sus enemigos.  Así lo hizo con Bergoglio, recurrió a los conceptos de su libro sobre la Iglesia y su relación con la dictadura y reavivó esas denuncias, que al Cardenal lo llevaron a declarar como testigo en juicios de lesa humanidad, pero que fueron desmentidas no solo por referentes de DD HH como los que mencionamos, sino también, por la misma declaración del religioso, que repitió en ella, lo mismo que en su biografía y lo que dicen esos referentes. 

También hubo otros personajes menores, que en las redes sociales o a través de los programas oficialistas, cuestionaron y reaccionaron negativamente, por la elección del Vaticano.  Agustina Kämpfer, la novia de Amado Boudou, Luis D´Elía y otros voceros oficiales, se expresaron en ese sentido, pero sin ninguna argumentación (más allá de la política - ideológica) con más asidero que las de Verbitsky, que fueron desestimadas. 

Maduro el presidente encargado de Venezuela exclamó que "Chávez  en el cielo, de haber tenido que ver con la elección de un Papa latinoamericano"  Correa el reelecto presidente de Ecuador, dijo "que el líder de la Iglesia Católica sea latinoamericano, pueda hablar español, conozca las ciudades y presidentes de países de la región sepa quién es uno, donde está Ecuador... es algo extraordinario...se trata de una persona humilde que ayudará a superar las injusticias en la región."  Evo Morales por su parte, como presidente de Bolivia insiste en "felicitarlo por el magno nombramiento que lo designa como pastor espiritual y guía principal de la Iglesia Católica", en tanto ratifica la disposición de su gobierno de "mantener y reforzar" las relaciones entre Bolivia y la Santa Sede. Dilma Rousseff  presidenta de Brasil mostró  "su satisfacción política por la elección del cardenal Jorge Bergoglio como nuevo papa e informó que viajaría al Vaticano para participar de la misa del martes próximo".Mujica se ha manifestado no creyente y sin embrago mostró alegría y le dejó un mensaje  para el Papa “es un reconocimiento a América...que se acuerde de los pobres”

En contraposición con estos líderes de la región , de países que se indican, al igual que a la Argentina, como progresistas, con modelos de Izquierda (la "nueva izquierda latinoamericana") Cristina Kirchner envió una misiva formal, correcta, pero escueta en la que le deseó "fructífera tarea pastoral" y solo dejó trascender, además de la felicitación que le envió en su discurso, que irá a la asunción en el Vaticano, donde tendrá la "primera" audiencia privada con un jefe de estado como Papa. 

Me pregunto ¿cual hubiera sido la actitud de cualquiera de esos presidentes, si además de ser sur americano el nuevo Papa, hubiera sido de alguno de sus países? 

Lo dejo a la imaginación.

Pero lo que es real y no tiene nada de imaginación, es la influencia positiva, primero de la visita del Papa a un país y más aún, cuando lo hace, al país que lo vio nacer.

En ese aspecto, hay un hecho memorable y es cuando Juan Pablo ll fue a Polonia ni bien fue erigido Papa , su país, estaba  bajo un régimen comunista.  Los profesionales y técnicos no veían un horizonte para sus conocimientos, por falta de inversiones. Los trabajadores estaban ocupados pero con magros salarios, que no alcanzaban a cubrir el creciente costo de vida. Los artistas, intelectuales y periodistas, se veían sometidos a la falta de canales de expresión y  su trabajo en riesgo, por la censura, porque todo estaba cooptado por el Estado y el que no repetía su discurso, no tenía lugar. Los polacos no querían el sistema comunista y se habían revelado saliendo a las calles en dos oportunidades, de un modo masivo. 

Eran una masa, una multitud que cuestionaba al gobierno polaco y su sistema comunista, que ni siquiera en la practica se cumplía, por los privilegios que tenían unos pocos. 

No había líderes emergentes de esas protestas, salvo un sindicalista, Lech Walesa que protagonizó la huelga de 1970 que terminó en fracaso y con él en la cárcel.

Entre las muchas entrevistas que le hicieron a Walesa, en todas relataba, que lo único bueno que le había pasado en más de una década, fue la visita del Papa. "un Papa Polaco" exclamaba el líder sindical. Años después seguía contando con la misma emoción, que hasta los "comunistas, se arrodillaban y besaban la mano del Papa, aunque no recordaban ni como persignarse".

Pero Juan Pablo ll no había llegado a Polonia, tan solo como el máximo líder de la Iglesia. Fue a un país comunista, su país, sabiendo, que no quería seguir sometido al comunismo. Entonces ocurrió lo inesperado, la foto del Papa con Walesa, el sindicalista pasó de tener cerca de 40 colaboradores, a 10 millones de afiliados en el sindicato.

El fin del comunismo y el sometimiento autoritario en Polonia, se había precipitado. 

"El Papa despertó a Polonia" dijo Walesa

Con la personalidad y la determinación, de carácter de Bergoglio, nada se puede anticipar. En su visita oficial programada para julio a Brasil, es posible que también, venga a  la Argentina.

Puede reunir más gente en la 9 de Julio, que los actos por el Bicentenario o recorrer como lo hizo antes en su función pastoral de Provincial, los barrios marginados y pobres. 

Nadie sabe qué hará. 

Lo único que se puede anticipar con certeza, es que, aunque haya recorrido y cruzado la ciudad en subtes y colectivos. Aunque haya estado en muchos lugares pobres, de un modo casi anónimo, esta vez su visita, no va a pasar desapercibida.

¿Francisco despertará a la Argentina, a sus pobres, a sus sometidos, a la oposición? 

De todos modos, el kirchnerismo no tiene de qué preocuparse, al menos si no se parecen al comunismo polaco.













 



Etiquetas:   Hugo Chavez   ·   Rafael Correa   ·   Visita del Papa

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Pablo Villaverde, Periodismo Creo Eduardo que esa "tarea" es más de la sociedad que del Papa, aunque este sea argentino. Si no hubieran existido experiencias anteriores, podemos decir que "no lo sabemos" pero están ahí para que las revisemos. Los polacos son una muestra de cómo una sociedad enfrentó un régimen, que era represor, censurador, de estancamiento y con privilegios para algunos, pero que además encarcelaba y estaba armado con las Fuerzas de Seguridad de la Nación. Aquí tenemos un sistema democratico, que no puede atentar o someter a la sociedad y que administra, regula y distribuye mal la economía, crea sistemas de privilegios y tiene una alta percepción de corrupción, pero no es comunismo, ¿como no se va a poder cambiar?


Eduardo Tapia, Construcción Civil Buena tarea tiene el Papa Francisco en su tierra natal.Con un kirchnerismo desatado y enquistado en el poder olvidándose de los pobres y solo preocupado de una reelección, con una economía cada día peor, controlando su moneda, pobre Argentina




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18744 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora