Gané un hijo - Opinión de Padrastro sobre lo actual y la Ley Amor de Papá

A modo introductorio, me puso bastante feliz y triste la aceptación de la Ley "Amor de papá". No tengo nada en contra de ellos, notable trabajo han logrado, solo que voy a expresar mi punto de vista desde otra perspectiva. Ellos, lamentablemente y en muchos casos, han perdido a sus hijos, pero "habemos" otros que los hemos ganado. Benjamín me dice papá inconscientemente y tío papá de modo más consciente. Él tiene claro que tiene un papá fuera de nuestra casa, con sus reglas, pareja y modo de vida y que con nosotros tiene su hermanita, casa y familia. Voy por la igualdad de procesos y oportunidades, pero primero por los niños.

 

. No tengo nada en contra de ellos, notable trabajo han logrado, solo que voy a expresar mi punto de vista desde otra perspectiva. Ellos, lamentablemente y en muchos casos, han perdido a sus hijos, pero "habemos" otros que los hemos ganado. Benjamín me dice papá inconscientemente y tío papá de modo más consciente. Él tiene claro que tiene un papá fuera de nuestra casa, con sus reglas, pareja y modo de vida y que con nosotros tiene su hermanita, casa y familia. Voy por la igualdad de procesos y oportunidades, pero primero por los niños.
 

Antes de seguir leyendo, le pido se informe sobre tuición compartida. Ventajas y Desventajas... Wikipedia sirve para ello.

 

Este avance que se ha logrado, define la igualdad en un proceso de tuición, lo que me parece muy justo para los adultos. Respecto a mis puntos de desacuerdo y consejo social, están los siguientes:

 

1.       No estoy de acuerdo en los padres que no pagan pensiones o que tratan de intervenir en las casas que no son suyas intentando imponer sus crianzas y/o entregando bienes (salvo en casos ameritables como carencias económicas o cuando existe consentimiento). Acéptenlo, su hijo vive con otra persona con la que pasa más tiempo que con ustedes, con la que se desarrolla una nueva relación de cariño y amor y, además, la casa no es suya. Cada Rey en su Reino. Aún así, hay malos padrastros así como padres muy respetuosos (por el otro lado). Muchos dicen que padre es el que cría y, les parezca o no, así es. El que no cría se convierto solo en progenitor.

 

2.       Invito a los padres que no deseen ser solo progenitores a que se acerquen al padrastro o madrastras y traten de tener una buena relación. Los humanos somos por esencia solidarios y es más fácil que les abran las puertas de su casa así que por medio de la ex-pareja. Eso se traduce finalmente en una mejor convivencia y felicidad para el niño. Cuando no vive con su hijo, necesita aliados. No metan las patas tomándose el codo porque, la confianza cuesta ganarla y es casi irrecuperable cuando se rompe. Si se pasan de listos, tendrán doble candado. Mucho ojo.

 

3.       Usar a los niños como palanca de negociación es condenable al infierno. Muchas mujeres más que hombres usan a sus hijos para obtener ventajas (económicas en la mayoría de los casos) de padres que son responsables y que pecan incluso de ingenuos. Estimada mamá, si tiene a su cargo al niño, NUNCA lo aleje de su padre (a menos que sea un tema de protección a la integridad del menor). Solo logrará que le guarden rencor en el futuro y, los hijos, son tus peores jueces y verdugos. Si usted hace esto, espero que se de cuenta y ceda la tuición al padre (si es que es buen padre y proveedor). 

 

4.       No estoy de acuerdo con que un niño viva en dos casas. Las desventajas son muchas cuando las parejas rearman sus vidas. El niño pasa a ser un nexo entre dos familias, pero también un candado de oportunidades. No me parece sensato que un niño pase 6 meses en una casa y 6 en otra si es que son muy distantes. Se desmedra la calidad de vida del niño ya que pierde sus espacios de desarrollo social por lapsos: Colegio y vecindario. Piensen en el bien de su hijo y, si lo aman, denle algo de estabilidad y la posibilidad de generar conexión social estable con personas de su edad. No intermitente. Si no cambia de colegio, siempre será en desmedro de sus horas de sueño cuando los padres viven distantes. Eso acarrea una posibilidad no menor de problemas físicos. Un buen acuerdo puede ser que viva en una casa, visite la otra fines de semana por medio y en vacaciones (del niño) el rol sea el contrario. Una suerte de 2/3 v/s 1/3 del tiempo.

 

5.       Todos saben a lo que se enfrentan cuando se involucran con una mujer u hombre con hijo, pero cuando los actos están hechos, una nueva separación sería un shock más para el menor. Piense bien las cosas y si su ex pareja ya rearmó su vida, no le desee mal. Espere y apoye, si es que puede, para que su relación funcione fructifique ya que ello le dará estabilidad a su hijo. Ganará un papá o una mamá adicional... y abuelos y tíos, etc. Más personas que amarán a su hijo.

 

Entonces, basado en esto, puedo decir que los fines que busca la ley Amor de papá, tiene cosas buenas y malas, las cuales detallaré dos principalmente:

 

1.       Es bueno que exista igualdad a la hora de escoger a quién ejercerá el cuidado personal del niño. Padres y Madres tienen los mismos derechos ante la ley en esto y me parece razonable que un tercero (juez) dictamine quién será el tutor legal en base a evidencias y buscando el mejor interés del niño. En esto, le gana sin discusión a la antigua ley que da prioridad a la madre sin mayor

 

2.       La figura de tuición compartida tiene muchas desventajas para los niños. Es justa para los adultos, pero da inestabilidad a la vida de un menor (en el futuro será una inestabilidad estable). Pensemos en ellos.

 

Para cerrar, y a modo de conclusión, considero que debemos respetar los acuerdos, tratar de ser más comprensivos, conocer nuestros espacios, límites y los de los demás para saber donde somos visitas y donde somos dueños de casa pues, así, podremos siempre buscar el mejor bienestar de los niños, no de los adultos. Seamos sinceros, ya metieron las patas al unirse, pero su hijo no tiene la culpa. No hablen mal de sus ex parejas ni de las parejas actuales de ellos. Todo lo contrario (si es que es posible) ya que eso le dará a entender al menor que vive o visita la casa de buenas personas que, finalmente, son quienes lo aman y lo cuidan.

 

Amemos a nuestros hijos ya que si ellos no pierden a sus padres, solo les queda ganar un papá y/o mamá adicional que, seguramente, ustedes querrán que los amen de igual manera. Al menos así lo hago, amo a Benjamín tanto como a Fernanda (su hermanita) ya que ambos son mis hijos, solo que Benja, tiene un papá más.

Mauricio Hidalgo Barrientos

Director de Carreras Informáticas

Instituto Profesional Santo Tomás – Sede Santiago

 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales