Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Innovación   ·   Tecnología   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Novela   ·   Lectura   ·   Poesía



"El secreto de la diosa", de Lorenzo Mediano. Por Eduardo Rebollada.


Inicio > Literatura
13/03/2013

1246 Visitas



Este polifacético autor zaragozano ha escrito El Secreto de la Diosa, que constituye una avanzada hipótesis de trabajo sobre las relaciones tribales y la lucha por el poder entre sexos, en los albores de la historia.


Cuando hoy en día discutimos agriamente sobre la paridad hombre-mujer, Lorenzo Mediano nos traslada en esta novela hasta hace una docena de milenios, al final del Neolítico, en una Mesopotamia ya plenamente ocupada por el ser humano, donde se vislumbran los cambios climáticos y biogeográficos que habrían de llegar.

La esencia del relato no es tratar acerca de la geografía humana, del paisaje, de los usos del territorio, de los recursos naturales, sino de algo que abarca todo eso: del poder, del pensamiento humano y de las luchas por la supervivencia -no sólo contra los elementos, sino contra los propios miembros de la tribu-. De hecho, en realidad, la protagonista es la tribu -Zewi Khemi- y la vida y la muerte. Los personajes principales, cuya vida vemos avanzar, están claramente diferenciados: por un lado, las mujeres, que se amoldan a la idea de espiritualidad, pero muy pragmáticas; por otro, los hombres, cada vez con menor participación social y que están sometidos a los designios de una diosa femenina en un matriarcado dominado por las portadoras del saber (y de las conchas Cauri), y jerarquizado por Aster, cuyo linaje será la espina dorsal del argumento.

Una buena dosis de imaginación no le ha faltado al autor para explicar el cambio de rumbo de la Historia Universal, pues el varón acabará descubriendo un secreto que tirará por tierra el concepto imperante de la hembra como máxima expresión del poder, por ser capaz de dar vida a otro ser humano y por conocer los imprescindibles rudimentos agrícolas. Mientras, el hombre es un simple mal menor del que se sirve la tribu para conseguir alimento, en todos sus sentidos.

Ahkim, la fuerza, y Koshmar, la inteligencia. Ha sido necesario este binomio para crear el mundo imaginado por el autor. Pero bien podría ser un único individuo, prototipo de un líder, tal y como tendemos a idealizar a los líderes. Son ambos hombres quienes romperán el círculo, yendo de la mano en la historia hasta su desenlace. Reconozco que éste parece un libro escrito por un hombre, aunque se lo haya dedicado a una mujer (a “quien sabe que es su diosa”, según dice en su dedicatoria). Solo un varón es capaz de hacer protagonista al hombre en un mundo de mujeres. Hasta el punto es así que Koshmar, el personaje que más me atrae de toda la novela, al carecer de las virtudes necesarias para ejercer de cazador o de guerrero, desarrolla el pensamiento, analizando el mundo de las ideas que le han enseñado, como haría un filósofo. También es el protagonista, junto con su hermana, del pasaje quizá más impactante. Además, su final como eremita me lleva a pensamientos eternos acerca del hombre y la mujer, del mundo tal y como lo concebimos o vivimos, del ser humano actual... Mediano, dado que no podía ya inventar la ganadería y la agricultura, ha creado en esta novela la última guerra neolítica y ha ideado la cruel esencia de la esclavitud.

A pesar de que los dos personajes masculinos sean el punto de inflexión de la historia, el peso de la trama recae en las mujeres, pues son ellas las que sobrellevan la carga social del grupo, las decisiones, la ideología y el poder. Ellas, que son más creyentes que ellos en su diosa, tienen un secreto que esconden y que solo es conocido por las elegidas, que defienden con gran represión, llegado el caso. Este secreto es descubierto accidentalmente por un tullido que discurre en sus ratos libres, mientras fabrica herramientas y una de las armas fundamentales de la época moderna. El secreto de la Diosa es la esencia de la vida y motivo del desequilibrio y nuevo orden de poder.

Es ésta una novela muy cruda por el modo con que trata el día a día de la tribu. Cierto es que es tan dura como la vida actual, que oímos o vemos con cierta insensibilidad y diariamente en los medios de comunicación. Lorenzo Mediano logra en su redacción ser fiel a lo que considera los comienzos de la Humanidad, pues bien pudiera ser posible lo que cuenta en ella, que no es otra cosa que la apasionada vida del ser humano.



Etiquetas:   Agricultura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19047 publicaciones
4773 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora