Morituri te salutant

Ya tenemos nuevo récord; en este mes de febrero, por primera vez en la historia, se han superado los cinco millones de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo. En concreto, en España hay en total 5.040.222 parados, tras aumentar en 59.444 personas el número de parados en el ya citado mes de febrero. Tras conocerse las cifras, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, resaltó que ha sido el menor aumento en un mes de febrero desde 2008, algo que deberíamos celebrar con caviar y cava. Lo que pasa es que se olvida la señora secretaria de Estado de Empleo que también partimos del nivel de paro más alto de toda nuestra historia reciente, por lo que la masa laboral que nos queda por destruir en el país es cada vez más pequeña. De hecho, durante el último año, el número de personas desempleadas se ha incrementado en 328.124, lo que supone un aumento del 6,96%. Esto supone el 26% de la población activa, lo que quiere decir que en España trabajan unos 15 millones de personas que sustentan a los 40.000.000 de habitantes que hay. Escalofriante.

 

. En concreto, en España hay en total 5.040.222 parados, tras aumentar en 59.444 personas el número de parados en el ya citado mes de febrero. Tras conocerse las cifras, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, resaltó que ha sido el menor aumento en un mes de febrero desde 2008, algo que deberíamos celebrar con caviar y cava. Lo que pasa es que se olvida la señora secretaria de Estado de Empleo que también partimos del nivel de paro más alto de toda nuestra historia reciente, por lo que la masa laboral que nos queda por destruir en el país es cada vez más pequeña. De hecho, durante el último año, el número de personas desempleadas se ha incrementado en 328.124, lo que supone un aumento del 6,96%. Esto supone el 26% de la población activa, lo que quiere decir que en España trabajan unos 15 millones de personas que sustentan a los 40.000.000 de habitantes que hay. Escalofriante.
Sin embargo, a pesar de la dura situación que viven las familias en este país, la Comisión Europea no está nada contenta con las reformas del gobierno español. Al parecer, España tiene que reducir todavía más el déficit. Por eso, la Comisión Europea propone al gobierno de Mariano Rajoy nuevas subidas del IVA y sobre los carburantes, así como proseguir con la reforma laboral y con la de las pensiones, retrasando la edad efectiva de jubilación. Médicos con 70 años y un bisturí; profesores con 70 años dando clase a niños de 7; peones con 70 años a diez metros de altura sobre un andamio; pescadores con 70 años tirando de redes. Un panorama idílico.

Es evidente que cualquiera vale para gobernar así. Si existe una situación de déficit en un país, basta con aumentar los impuestos, recortar las ayudas sociales, bajar los sueldos, quitar las pagas extras, cerrar hospitales y aumentar la edad de jubilación. Es decir; basta con exprimir a los ciudadanos como en la época del feudalismo. Está claro que así, con ese tipo de medidas, el déficit queda controlado, aunque cinco millones de personas se mueran de hambre y el resto subsista con sueldos miserables con los que difícilmente pagan los impuestos a los que son sometidos. Porque, en definitiva, es fácil sacar, extraer, robar dinero al prójimo.

Nuestros gobernantes nacionales, locales, autonómicos y europeos gobiernan así. Y cobran por gobernar así. Cobran por hacer lo que cualquiera de nosotros sabría hacer. No entra en sus limitadas cabecillas tomar otro tipo de medidas para fomentar el empleo o reducir la miseria al tiempo que se controla el déficit y la crisis. Y, por supuesto, no entra en sus limitadas cabezas tomar medidas contra los bancos y sus enormes agujeros negros, o rebajar el número de políticos, o recortar en coches oficiales, o en dietas, o eliminar a tanto asesor, o atajar la corrupción y recuperar el dinero robado. Y no entra en sus lindas cabezas porque ellos forman parte de esa élite de intocables, de esa élite de personas ajenas al contagio de la miseria, porque ellos son, precisamente, los que la reparten, los que con su dedo deciden quién vive y quién muere. 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales