Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Colombia   ·   Salud



¿Yo estoy a Salvo y Tu?


Inicio > Política Nacional
10/03/2013


1144 Visitas



Siempre he tenido la teoría de procurar en la medida de lo posible no utilizar determinantes posesivos en primera persona del singular, por ejemplo: mi carro, mi casa, mi esposo, porque eso hace que nos identifiquemos con todo y además que al sentirlo propio tengamos expectativas. Pero sin miedo a equivocarme hoy quiero referirme a “mi gobernador”. Son muchos los puntos positivos que existen para vertebrar el gobierno de Luis Alberto Monsalvo, destacando líneas de acción concretas.






Él se propone cambiar el departamento del Cesar en Colombia y no espera que las condiciones sean óptimas para hacerlo, ha tenido el criterio para ser mucho más igualitario que otros gobernantes, ha dado participación, ha reconocido la presencia de los sectores populares y les ha dado cabida en las esferas de dirección. 





Una de las causas de la pérdida de gobernabilidad, es la ilegitimidad de las administraciones, poco representativas, con una imagen deteriorada ante los ciudadanos, situación que no es la de mi gobernador. 





No es fácil desmontar una cultura como expresión de un corpus de ideas en el que se mueve todo el mundo y en el cual nos formamos todos, evidentemente sino se logra establecer una crítica a fondo de los presupuestos intelectuales de esa manera de ver el asunto y también de sus presupuestos prácticos, porque estamos hablando de una persona que ejerce un poder en el plano de su desenvolvimiento político.





Los ciudadanos hemos comprobado con esta administración que sí es posible generar cambios que renueven los viejos esquemas y no podemos ni debemos desistir aunque nos digan que esa no es nuestra lucha, la debilidad del hombre es la duda, nuestras armas son las palabras. Solo con perseverancia y veracidad podremos seguir logrando que las soluciones que se buscan aún sean las más acordes con los sanos criterios de contenido departamental y así seguiremos dejando de aplaudir cualquier cosa que nos parezca una solución para pasar a aplaudir y levantarnos con orgullo por verdaderas acciones significativas. 





Con este gobierno hemos comprobado que podemos generar resultados propios, veraces y eficaces, que nos lleven a un óptimo final dejando atrás la violencia política que nos ha llevado a la desgracia social. En política de manera lamentable normalmente las palabras y los hechos colisionan constantemente, mientras que con Luis Alberto Monsalvo van de la mano. Por eso no dudo en decir que: Yo estoy a Salvo, ¿y tú?













Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora