Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Filosofía   ·   Cultura   ·   Novela   ·   Literatura   ·   PYME



"Cocktail de anarquismo y comunismo: El estandarte de CCH"


Inicio > Política Nacional
02/03/2013


1378 Visitas



                                “EL PESAR NUESTRO DE CADA SEMANA”


 

En su edición de hoy se honra en presentarle a usted mi estimado lector:

 

“COCKTAIL DE ANARQUISMO Y COMUNISMO: EL ESTANDARTE DEL CCH”

 

Un comentario acerca de la situación que se ha suscitado en las últimas semanas con respecto a los CCH´s.

 

Primero lo primero: El plan de estudios.

 

El plan educativo en el CCH está orientado a que el alumno aprenda más por su cuenta, es decir que sea un poco más “autodidacta”  a diferencia del plan de estudios de la ENP. Dicho así, coloco el siguiente párrafo tomado de la página de CCH.

  • Para el primero y segundo semestres son cinco asignaturas obligatorias (además de cursar la materia de Computación en el primer o segundo semestres, según se asigne en la tira académica).
  • Para tercer y cuarto también estudiarán seis asignaturas en cada uno de ellos.
  • Para quinto y sexto llevarán siete asignaturas por cada uno de los semestres, las cuales podrán ser elegidas por ellos mismos, de acuerdo con sus intereses profesionales.
Debo decirles que tuve amigos inscritos en CCH, casi todos en Vallejo, pero de una cosa estoy segura, pocas veces, (más bien nunca) escuché a alguno de mis conocidos (en dicha institución) expresarse preocupados o con pendiente de alguna materia o profesor, la mayoría de sus comentarios se enfocaban en que casi no recibían clases, que la mayoría de sus profesores no eran …. Eficientes en sus labores de enseñanza.

Pueden buscar el mapa curricular de CCH y se darán cuenta que después del 4° semestre ya no es obligatorio tomar un idioma o matemáticas, el alumno escoge materias optativas en base a sus intereses profesionales.

 

No soy quien para atacar al plan de estudios del CCH, para decir que está bien o mal en el, ya que eso sólo depende del alumno, y en parte de los docentes que deben orientar a los estudiantes para que los métodos de aprendizaje de éstos brinden mayores y mejores resultados. La mejoría de estos resultados depende a mi parecer de la comunicación entre las tres esferas integradoras de la educación en cualquiera de sus niveles:

 

  • Alumnos
  • Maestros
  • Padres de familia
 

Cada una de ellas igual de importantes que la anterior, todas con el mismo peso, todas dependiendo la una de la otra, no sólo a nivel bachillerato sino desde el inicio de la carrera escolar de cualquier alumno, vamos, desde el jardín de niños.

 

Ahora bien, lo que sigue: Las protestas de las últimas semanas.

 

Desde el pasado 5 de febrero se presentaron disturbios en el Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Naucalpan.

 

 

Desgraciadamente lo que algunos medios señalan que comenzó con una riña, culminó en una dirección incendiada con gasolina, y la toma de las instalaciones por parte de supuestos alumnos, por las medidas que el director de dicha institución Benjamín Barajas implementó, medidas que sólo se comentan como: pedir credencial en la entrada del plantel y comparar la venta de dulces con narcomenudeo, derivando en  la “injusta” expulsión de 6 estudiantes en días previos a los mencionados.

 

Después se suscitó lo que todos ya vimos y RE- vimos (recalco el RE aunque suene raro), el avance de manifestantes a las oficinas de dirección general de CCH en Ciudad Universitaria y la toma de estas con lujo (vergonzosamente) de violencia, rompieron vidrios, robaron papelería, pintaron paredes, dejaron carros de los trabajadores dentro de dichas instalaciones, entre alguno que otro desmán.

 

El caso es que se convocaron mesas de diálogo a las cuales no acudieron los supuestos estudiantes (si es que tienen derecho a ser llamados así), no llegaron, sólo enviaron a un chico (que a mi parecer no sabe hablar ni leer apropiadamente) a leer un comunicado donde expresaban lo mucho que querían que se tomara en cuenta su opinión, para la resolución del conflicto.

 

Pasaron los días y los “valientes”estudiantes siguieron apareciendo con la cara encapuchada pidiendo la restitución de sus 6 compañeros expulsados, se convocaron a otras mesas de diálogo y no llegaron, dejaron a la directora general de CCH como novia de pueblo. Mientras que profesores y alumnos de dicho plantel juntaron firmas para expresar su rechazo.

 

Pasaron más días, y ni los “estudiantes” ni la UNAM se dignaron a decir porque se había desatado este conflicto, se comentó que se debía a la implementaciones que se pretenden realizar al plan de estudios del colegio, cosa que la máxima casa de estudios negó. Y mi pregunta es si no es por la reformas al plan de estudios, ¿Por qué decidieron tomar estas medidas radicales los estudiantes?

  

Si tanto quieren que se les tome en cuente ¿Por qué no muestran la cara, por qué no fueron a las mesas de diálogo?

 

Hoy en la mañana vi las noticias y algo peor: ahora eran estudiantes del CCH Sur quienes marcharon a rectoría, y lo peor de todo, no sólo iban ocultando la cara la mayoría de ellos, sino que en sus pancartas y a modo de estandarte tenían consigo banderas con el símbolo del anarquismo y del comunismo. A su paso dejaron pintas en casas, daños a coches y a una cámara de UNO noticias.

 

Si no mal recuerdo mis clases de historia el comunismo es un sistema POLÍTICO, ECONÓMICO Y SOCIAL BASADO EN BIENES COMUNALES SIN PROPIEDAD PRIVADA.

 

Por su parte el anarquismo no reconoce ninguna forma de gobierno, la cree innecesaria y hasta nociva, no reconoce NINGÚN SISTEMA POLÍTICO.

 

 Y lanzo otra interrogante: ¿No es incoherente mezclar en una marcha (supuestamente estudiantil), con (supuestos) estudiantes que (supuestamente) deben saber historia (y por ende lo que es comunismo y anarquismo) dos estandartes ideológicos totalmente diferentes?

 

Desde mi punto de vista me parece vergonzoso que expresen su rechazo e indignación mediante actos violentos, y dañando propiedad no sólo de particulares sino de la propia universidad, de SU UNIVERSIDAD, que no se dignen a dar la cara y expresarse como lo haría un verdadero universitario, como lo haría alguien que disfruta del conocimiento, lo valora y lo busca, no como un grupo de vándalos sin educación, me parece una aberración y por demás una completa sandez que utilicen la bandera del anarquismo y del comunismo al mismo tiempo, dos ideologías completamente distintas, la anarquía como medio de solución para un universitario es una ofensa para su institución, es una manera indigna, absurda y primitiva de resolver los problemas.

 

México está plagado de personas que hacen lo que quieren, ¿Para que queremos más parásitos de ese tipo?, un verdadero estudiante se daría cuenta de que lo único que este país necesita es gente preparada, que sepa lo que tiene que hacer, como y cuando, que sea inteligente, y coherente, honesta, estos jóvenes no deben de sentirse orgullosos de si mismos por sus absurdas protestas deberían ponerse a estudiar, y si algo del sistema universitario no les satisface deberían buscar otros medios para expresarse, porque la violencia no los enaltece o los hace poderosos, los rebaja y los hace una vergüenza para la máxima casa de estudios de este país y una de las mejores del mundo.

 

La educación es lo único que nos queda a nosotros los jóvenes para demostrarle a los políticos que podemos cambiar a México, que podemos reemplazarlos por gente más preparada y menos egoísta que ellos, la educación es nuestra única salvación en este barco que poco a poco se hunde, y si nosotros los estudiantes no somos capaces de organizarnos, unirnos y armarnos intelectualmente ¿Qué le quedará a México, qué será de su futuro?  Nada, eso quedará y la culpa no será de los políticos, o de los delincuentes, será de nosotros mismos por permitirles hundirnos más, por dejarlos hacer lo que quieran, y todo porque nosotros ;el futuro no somos capaces de ser coherentes en algo tan básico como portar una bandera de anarquismo y una de comunismo al mismo tiempo.

 

Quiero pensar que no son estudiantes que son farsantes, impostores enviados por quien sabe quien y para quien sabe que, porque de ser estudiantes, será una gran decepción, un desalentador aviso de nuestro futuro como nación y de las personas que lo integraran. A los buenos estudiantes les pido ignoren mis comentarios, y los aliento a que sigan siendo dedicados, nos hacen falta personas como ustedes, amen aquello que estudien y trabajen y las oportunidades se abrirán por si solas.

 

Por cierto, la UNAM hoy cortó definitivamente las mesas de diálogo, diciendo que no permitirá actos de violencia. Estaremos a la expectativa, agradezco su atención, les deseo una grandiosa semana, no  dejen de hacer lo que les corresponde y no pierdan la fe en si mismos y en lo que son capaces de lograr.

 

 

 

 

 



Etiquetas:   Educación   ·   Políticas Sociales   ·   Reforma Educativa

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18560 publicaciones
4700 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora