Hacia la igualdad de género. Davos II



 

.

Este Índice, aún hoy vigente, contempla las diferencias nacionales en los siguientes indicadores: 

- Económicos (Participación Económica y Oportunidades): se tiene en cuenta 

  • % de fuerza laboral femenina respecto a la masculina
  • Igualdad de salarios de mujeres y hombres para trabajo similar
  • Ingresos esperados por mujeres en relación a los de los hombres
  • Mujeres legisladoras, oficiales senior y directivos respecto a hombres en igual posición
  • Mujeres profesionales y técnicas respecto a hombres en igual posición. 

- Educacionales: se considera

  • % de alfabetismo de mujeres respecto a hombres
  • % de mujeres en educación primaria respecto a hombres
  • % de mujeres en educación secundaria respecto a hombres
  • % de mujeres en educación terciaria respecto a hombres

- Salud: 

  • % de mujeres respecto a hombres por fecha nacimiento
  • Esperanza de vida de las mujeres respecto a hombres

- Empoderamiento Político: 

  • Mujeres parlamentarias respecto a hombres
  • Mujeres ministras respecto a hombres
  • Número de años con una mujer como Jefe de Estado o Gobierno

Al respecto me parecen reseñables 4 cosas: 

  • Es muy positivo que se mesure la participación de las mujeres en términos de igualdad y que a través de ello se puedan instrumentar políticas de mejora.

  • Al establecer un Índice Global se tiene que ser muy escrupuloso con los indicadores incluidos toda vez que ello va a tener influencia en las políticas que van a realizar todos los países al respecto.

  • Se han considerado algunos indicadores poco acurados en la evaluación de la verdadera situación de la mujer respecto al hombre. Por ejemplo, el empoderamiento político de las mujeres difícilmente se puede medir con el número de parlamentarias en `democracias´ donde existe seguidismo político de partido en votaciones y decisiones o con el número de puestos de ministras si desde el Consejo de Ministros se coartan o imponen decisiones. ¿Qué de importante son estos nombramientos para la reducción de las diferencias de género?

  • A su vez es extremadamente difícil encontrar indicadores globales para permitan valorar en todos los países la complejidad de las relaciones humanas en relación a la igualdad de género, con lo cual mejor tener este Indicador Global de Diferencias de Género que ninguno.

Pues bien, los resultados para 2012 de este Índice indican que los países con mayor igualdad de género a nivel global son por orden: Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia. Entiendo que a muchos lectores no les parecerán nada extraños estos resultados al respecto. 

Lo extremadamente curioso de los resultados observados es la evolución desde el inicio de la crisis de la igualdad de género en España: ha pasado de ser el 10º país a retroceder al número 26

En cuanto a los Indicadores todos se han deteriorado (económicos, educacionales, salud y políticos). 

Lo más grave es que el indicador donde España sale más mal parado es el de Participación Económica y Oportunidades de las Mujeres: hoy España ocupa el número 75 de entre los 135 países considerados. Lo cual habla muy mal de las oportunidades de las mujeres en nuestra sociedad: somos el país número 14 en PIB y en igualdad de oportunidades económicas para las mujeres el país número 75 !

Es por ello y porque los agentes económicos parecen seguir una tendencia errónea en este sentido, que creo que es necesario que el Gobierno lidere una iniciativa para promover la igualdad de oportunidades e igualdad de salarios en similares puestos de trabajo para las mujeres, que bien podrían ser por ejemplo algunas bonificaciones fiscales para empresas en caso de cumplimiento de igualdad de salarios entre hombres y mujeres en puestos iguales e igualdad de género por puestos de trabajo.  

El indicador que menos ha retrocedido lógicamente es el político, toda vez que es fácil influir en su evolución a través de nombramientos diversos.  

Así pues, desde España bien se haría en tomar en consideración estos datos. No es justo que las mujeres no tengan las mismas oportunidades que los hombres y ello debería ser rectificado de inmediato (dada la situación de partida actual) mediante las oportunas políticas.

Según mi opinión, la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres también debería ser compatible con el igual acceso a los mejores puestos y remuneraciones de las mejores y más adecuadas personas en cada momento, sean hombres o mujeres.

Seguramente, inicialmente la igualdad de oportunidades puede suponer que muchas mujeres vean mejoradas sus oportunidades y vayan ocupando los puestos de los hombres. Y ello podría jugar en contra de los hombres jóvenes ya que los puestos serían para hombres mayores o para mujeres. Al respecto, quizás sería también conveniente facilitar una mayor concurrencia entre mayores y jóvenes, hombres y mujeres, para no entorpecer el desarrollo de los hombres y mujeres jóvenes de mayor talento y así contribuir al mejor recambio generacional posible.  

Para acabar creo que es necesario hacer hincapié en un aspecto fundamental: las mujeres aportan a la sociedad capacidades y visiones de enorme valor añadido, que son muy diferentes de las de los hombres, las cuales difícilmente éstos las podrían nunca realizar. Por esta razón, creo que es esencial para el país que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres y que los mejores puestos sean para los mejores en cada momento, preservando la igualdad de género. 

Nos ayudará a mejorar nuestras capacidades presentes y futuras.    



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Hacia la igualdad de género. Davos II


 

el World Economic Forum de Davos del año 2006 se estableció la necesidad de establecer un Índice Global de Diferencias de Género para poder capturar la magnitud de las disparidades existentes entre los diferentes países y así poder instrumentar medidas para intentar conseguir la igualdad de género global y medir luego los progresos realizados con su implementación.

Este Índice, aún hoy vigente, contempla las diferencias nacionales en los siguientes indicadores: 

- Económicos (Participación Económica y Oportunidades): se tiene en cuenta 

  • % de fuerza laboral femenina respecto a la masculina
  • Igualdad de salarios de mujeres y hombres para trabajo similar
  • Ingresos esperados por mujeres en relación a los de los hombres
  • Mujeres legisladoras, oficiales senior y directivos respecto a hombres en igual posición
  • Mujeres profesionales y técnicas respecto a hombres en igual posición. 

- Educacionales: se considera

  • % de alfabetismo de mujeres respecto a hombres
  • % de mujeres en educación primaria respecto a hombres
  • % de mujeres en educación secundaria respecto a hombres
  • % de mujeres en educación terciaria respecto a hombres

- Salud: 

  • % de mujeres respecto a hombres por fecha nacimiento
  • Esperanza de vida de las mujeres respecto a hombres

- Empoderamiento Político: 

  • Mujeres parlamentarias respecto a hombres
  • Mujeres ministras respecto a hombres
  • Número de años con una mujer como Jefe de Estado o Gobierno

Al respecto me parecen reseñables 4 cosas: 

  • Es muy positivo que se mesure la participación de las mujeres en términos de igualdad y que a través de ello se puedan instrumentar políticas de mejora.

  • Al establecer un Índice Global se tiene que ser muy escrupuloso con los indicadores incluidos toda vez que ello va a tener influencia en las políticas que van a realizar todos los países al respecto.

  • Se han considerado algunos indicadores poco acurados en la evaluación de la verdadera situación de la mujer respecto al hombre. Por ejemplo, el empoderamiento político de las mujeres difícilmente se puede medir con el número de parlamentarias en `democracias´ donde existe seguidismo político de partido en votaciones y decisiones o con el número de puestos de ministras si desde el Consejo de Ministros se coartan o imponen decisiones. ¿Qué de importante son estos nombramientos para la reducción de las diferencias de género?

  • A su vez es extremadamente difícil encontrar indicadores globales para permitan valorar en todos los países la complejidad de las relaciones humanas en relación a la igualdad de género, con lo cual mejor tener este Indicador Global de Diferencias de Género que ninguno.

Pues bien, los resultados para 2012 de este Índice indican que los países con mayor igualdad de género a nivel global son por orden: Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia. Entiendo que a muchos lectores no les parecerán nada extraños estos resultados al respecto. 

Lo extremadamente curioso de los resultados observados es la evolución desde el inicio de la crisis de la igualdad de género en España: ha pasado de ser el 10º país a retroceder al número 26

En cuanto a los Indicadores todos se han deteriorado (económicos, educacionales, salud y políticos). 

Lo más grave es que el indicador donde España sale más mal parado es el de Participación Económica y Oportunidades de las Mujeres: hoy España ocupa el número 75 de entre los 135 países considerados. Lo cual habla muy mal de las oportunidades de las mujeres en nuestra sociedad: somos el país número 14 en PIB y en igualdad de oportunidades económicas para las mujeres el país número 75 !

Es por ello y porque los agentes económicos parecen seguir una tendencia errónea en este sentido, que creo que es necesario que el Gobierno lidere una iniciativa para promover la igualdad de oportunidades e igualdad de salarios en similares puestos de trabajo para las mujeres, que bien podrían ser por ejemplo algunas bonificaciones fiscales para empresas en caso de cumplimiento de igualdad de salarios entre hombres y mujeres en puestos iguales e igualdad de género por puestos de trabajo.  

El indicador que menos ha retrocedido lógicamente es el político, toda vez que es fácil influir en su evolución a través de nombramientos diversos.  

Así pues, desde España bien se haría en tomar en consideración estos datos. No es justo que las mujeres no tengan las mismas oportunidades que los hombres y ello debería ser rectificado de inmediato (dada la situación de partida actual) mediante las oportunas políticas.

Según mi opinión, la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres también debería ser compatible con el igual acceso a los mejores puestos y remuneraciones de las mejores y más adecuadas personas en cada momento, sean hombres o mujeres.

Seguramente, inicialmente la igualdad de oportunidades puede suponer que muchas mujeres vean mejoradas sus oportunidades y vayan ocupando los puestos de los hombres. Y ello podría jugar en contra de los hombres jóvenes ya que los puestos serían para hombres mayores o para mujeres. Al respecto, quizás sería también conveniente facilitar una mayor concurrencia entre mayores y jóvenes, hombres y mujeres, para no entorpecer el desarrollo de los hombres y mujeres jóvenes de mayor talento y así contribuir al mejor recambio generacional posible.  

Para acabar creo que es necesario hacer hincapié en un aspecto fundamental: las mujeres aportan a la sociedad capacidades y visiones de enorme valor añadido, que son muy diferentes de las de los hombres, las cuales difícilmente éstos las podrían nunca realizar. Por esta razón, creo que es esencial para el país que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres y que los mejores puestos sean para los mejores en cada momento, preservando la igualdad de género. 

Nos ayudará a mejorar nuestras capacidades presentes y futuras.    




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE