Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Crisis Económica   ·   Posverdad   ·   Economía   ·   Sociedad   ·   Trabajo   ·   Pandemia   ·   Salud Pública



¿Sí vale la pena estudiar medicina en Colombia?


Inicio > Política Nacional
04/02/2013

5947 Visitas












Muchos médicos recién graduados se preguntan si valió la pena tanto sacrificio durante su proceso académico de formación en pregrado cuando desean iniciar en firme el ejercicio de sus profesiones y se enfrentan entonces a una cruda realidad jamás imaginada.

Primero deben vencer la dificultad para realizar su servicio social obligatorio, responsabilidad más conocida como “el año rural” pues aparentemente no hay plazas disponibles para la totalidad de los egresados de medicina (http://www.elmundo.com/portal/vida/salud/medicos_en_vilo_por_anio_rural.phphttp://www.federacionmedicacolombiana.com/index.php?option=com_content&view=article&id=147:sorteo-de-plazas-rurales-desata-crisis-en-los-medicos-recien-graduados&catid=43:publicaciones&Itemid=145).

Para algunos de los que encuentran una de esas contadas plazas y pueden desarrollar su servicio social obligatorio, el problema lo encuentran entonces al momento de reclamar el pago correspondiente a la labor realizada durante ese período: algunas de las entidades que los contratan les pagan incumplidamente y en ocasiones ni siquiera les pagan.

Superado el tema del “rural” y cuando quieren hacer una especialidad dentro del país, se encuentran con que no hay suficientes cupos para desarrollar esta segunda fase del proceso académico profesional. Se dice que sólo el 20% de los médicos generales alcanza la posibilidad de tener acceso a una especialidad, lo que quiere decir que cerca del 80% se queda con las intenciones de ser especialista y no logran cumplir con esa segunda fase (http://www.guiaacademica.com/educacion/personas/cms/colombia/posgrados/2013/ARTICULO-WEB-EEE_PAG-12556141.aspx).

A lo anterior hay que sumarle los costos en los que se incurren por parte de los médicos durante su especialidad y no se pueden desconocer los costos que tuvieron que asumirse en el pregrado. Algunas personas que egresan de las universidades tituladas como médicos, con una gran potencial para ser excelentes especialistas, en muchas ocasiones no alcanzan este objetivo porque no hay plazas suficientes para ingresar a la formación de posgrado o porque carecen de los recursos para poder pagar este tipo de formación académica.

Cuando un médico general consigue el sueño de ser especialista, sea que esta fase la haya realizado en el país o en un centro de formación en el exterior, inicia otra experiencia que debe enfrentar: conseguir espacio en el mercado laboral para poder demostrar lo aprendido. Claro que para algunos, ese espacio laboral también se requiere para poder honrar las obligaciones en las que se incurrieron para poder financiar su formación, tanto la de pregrado como la de especialista.

Son muy pocos los casos cuando un médico acaba su especialidad y “le están guardando” un trabajo seguro, esperando su llegada; la mayoría de las veces, la llegada del especialista implica también la búsqueda de sitio y oportunidad de trabajar.

Cuando finalmente estos médicos consiguen trabajar, se llevan otra mala noticia relacionada con el valor de su remuneración y la forma como formalizan su vinculación laboral. No son bien remunerados y en muchas ocasiones ni siquiera tienen seguridad social porque los contratan por prestación de servicios profesionales y no los emplean en la formalidad de un trabajo con todas sus prestaciones sociales ( 

http://www.elheraldo.co/noticias/salud/denuncian-falta-de-especialistas-y-mala-remuneracion-en-ips-universitaria-98617).

Se dan cuenta entonces que tal vez nunca tendrán vacaciones porque no hay empleabilidad de por medio con la entidad donde presta sus servicios y que si no “producen” durante todo el año, no ganan para subsistir. Es innegable que cada vez son menos los médicos especialistas que logran vinculación laboral formal que les garantice todas sus prestaciones de ley y que además sean remunerados de una manera digna en términos de cuantía y oportunidad (http://static.elheraldo.co/sites/default/files/2013/02/02/story/tarifasfeb3.jpg).

Por eso, la pregunta es cada vez más frecuente: después de tanto tiempo de estudio, después de tanto trasnocho durante el pregrado y la especialidad, después de tantas deudas que se generaron y que deben pagarse inevitablemente, después de tanto esfuerzo…¿si valió la pena?













Por Ulahy Beltrán López

ubeltran@hotmail.com

@ulahybelpez














Etiquetas:   Salud   ·   Salud Mental

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19525 publicaciones
4885 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora