Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela   ·   Contaminación   ·   Cambio Climático   ·   Investigación   ·   Ciencias



15 seguidores

Funcionaritis


Inicio > Política Nacional
03/02/2013

1599 Visitas



En estos últimos años, tal vez por eso de la crisis, ha aparecido en la sociedad española un nuevo tipo de enfermedad; la funcionaritis. Esta enfermedad la padecen cada vez más personas, y consiste en un deseo irrefrenable de convertirse en funcionario a toda costa. Una de las características principales de las personas que padecen esta enfermedad es que les es indiferente el trabajo a realizar. Les da lo mismo si son funcionarios en educación, en la policía, como bomberos, en hacienda, en el ayuntamiento o en sanidad. Este desinterés por el trabajo a realizar se debe a que, en realidad, no pretenden realizar trabajo alguno, ya sean maestros o médicos de cabecera. La funcionaritis la sufren con frecuencia personas que han estado trabajando en el sector privado cobrando un pastón y que ahora se encuentran en el paro. Este tipo de personas, curiosamente, maldicen a los funcionarios mientras estudian oposiciones para convertirse en uno de ellos.


Es evidente que ser funcionario es un privilegio. Y no es un privilegio porque, como piensan algunos, los funcionarios tengan muchas vacaciones y un sueldo fijo a final de mes. Ni las vacaciones son tantas ni el sueldo es para echar cohetes, teniendo en cuenta sobre todo el tipo de trabajo y la responsabilidad que implica. Ser funcionario es un privilegio porque se realiza una función para el beneficio de una sociedad. Los médicos, los bomberos, los policías, los profesores,… todos ellos y muchos más realizan una función básica y fundamental para el buen funcionamiento y el bienestar de la sociedad, una función que, por otra parte, en la mayoría de las ocasiones no está suficientemente bien valorada. Los médicos, los bomberos, los policías, los profesores se enfrentan a menudo con la inutilidad de los políticos que dificultan su tarea y, para más vergüenza, con el desprecio de los ciudadanos para los que trabajan. Y, a pesar de que ser funcionario en España es un trabajo ingrato, se levantan cada mañana para seguir realizando una labor que casi nadie estima. Ante cualquier crisis económica, sus conciudadanos les critican por su “envidiable” situación laboral, pidiendo en los foros que se eliminen funcionarios y que se les rebaje el sueldo, sin preocuparse de que la mayoría de los funcionarios tienen sueldos ya bastante miserables. Eso sí, esas mismas personas exigen a los gobiernos que cuando se ponen malos les atiendan en la Seguridad Social de puta madre. Sin embargo, nadie se acordaba de los funcionarios cuando la mitad de la población española se compraba un Mercedes y un pisito en la playa trabajando a la sombra del boom inmobiliario.

En el funcionariado, como en todos los ámbitos laborales de este bendito país, hay buenos y malos trabajadores. Lo que sucede es que hay funcionarios que antes que nada son policías, médicos o profesores, y hay profesores, médicos y policías que antes que nada son funcionarios. Tanto a esos como a los que ahora quieren ser funcionarios sin importarles su trabajo, sobra decir que no solo habría que prohibirles la entrada a la función pública sino incluso al propio país. 



Etiquetas:   Funcionarios Públicos   ·   Crisis Económica   ·   Crisis Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18176 publicaciones
4630 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora