Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Crisis Social   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Música   ·   Colombia



Bicentenarios equívocos


Inicio > Política Internacional
07/05/2011

1551 Visitas



Cuando la Selección Española de Fútbol estrenó su condición de Campeona del Mundo el 11 de Agosto de 2010 ante México en el denominado Trofeo Bicentenario, fueron muchas las voces que se alzaron al otro lado del Atlántico, protestando por la poca importancia que en España le habían otorgado al evento. 


 



Y en efecto, lo que para la Real Federación Española de Fútbol era un amistoso que proporcionaba ganancias monetarias, y que para los internacionales españoles era un quebradero de cabeza por tener que abandonar sus pretemporadas o vacaciones, para México era un acontecimiento de primera magnitud: se trataba ni más ni menos que la conmemoración del bicentenario del nacimiento de México como nación independiente que se había separado de España. Dado el precedente del año 2008, en el que el bicentenario del 2 de mayo de 1808 pasó desapercibido e incluso con tonos ocres de afrancesamiento, no era de extrañar que en España esta perspectiva hispanoamericana sólo fuera mantenida por unos pocos. Hagamos la honra a nuestros hermanos hispanos y tomemos en consideración sus bicentenarios.

 







Y la mejor honra que podemos hacerles es criticar el planteamiento de sus celebraciones tal y como las han llevado (o van a llevar) a cabo. Así, lo primero que hay que decir es que en 1810 no se produce el nacimiento de la nación mexicana. El 16 de Septiembre de 1810 el sacerdote Miguel Hidalgo proclamó en el virreinato de Nueva España en su famoso «Grito de Dolores», no la actual República Federal de México, sino a sí mismo como «capitán general de América». Incluso en 1821, cuando Agustín de Iturbide proclama la independencia definitiva de España, él mismo se proclama Emperador de América Meridional. Habrá que esperar a mediados del siglo XIX para ver nacer los Estados Unidos Mexicanos, la actual República de México.

 







Lo mismo sucede con otros bicentenarios ya proclamados. El de Ecuador, celebrado el 10 de Agosto de 2009, está conmemorando en realidad el bicentenario de la formación de una Junta defensiva en nombre de Fernando VII, similar a las que se estaban formando en España para combatir la invasión francesa y a las autoridades oficiales que se habían afrancesado, dentro del contexto de la Guerra de Independencia de España.

 





Idéntica consideración hay que sostener sobre los bicentenarios de Venezuela, Colombia o Argentina en 2010.Doscientos años atrás se formaron sucesivas Juntas en nombre de Fernando VII en Caracas el 19 de abril, Cartagena el 22 de mayo, Buenos Aires el 25 de mayo, y Bogotá el 20 de julio, preludio de repúblicas tales como las Provincias Unidas de Nueva Granada, inspiradas en el Virreinato de Nueva Granada existente desde el año 1717, o la República de Venezuela heredera de la jurisdicción de la Capitanía homónima. El bicentenario que celebrará Paraguay el próximo 14 de mayo es en realidad también la conmemoración de una junta formada en el nombre del rey ausente y contra quienes querían poner la provincia en manos de la corona portuguesa.

 





¿Qué sucedió entonces en América hace doscientos años? Sencillamente, que los tres siglos de presencia española habían formado «naciones para la independencia y la libertad», como dijo Ricardo Levene en Las indias no eran colonias en 1951. Pero esas repúblicas tomaban sus límites de los virreinatos formados por España y no las de las naciones resultantes a día de hoy; en el límite, toda América.

 





Sin embargo, una vez roto el vínculo común de la Monarquía Hispánica, los distintos líderes criollos, en virtud de querer todos imponer su propio proyecto de unidad continental, lo que provocaron fue la disgregación de las unidades virreinales y la formación de nuevas y artificiosas naciones, que sólo se consolidarían varias décadas después.Tras la muerte del Libertador Simón Bolívar, en 1830, se desgajarán del tronco de la Gran Colombia, Nueva Granada (después República de Colombia), Venezuela y Ecuador. La actual Argentina es un producto de mediados del siglo XIX, que sólo pudo ver la luz tras décadas de anarquía federalizante de las provincias frente al unitarismo de Buenos Aires.

 





Quienes hoy día, por los motivos que sean, festejan  los bicentenarios de sus naciones en lo que no fueron sino manifestaciones unívocas en defensa del Rey de España, proceden con una confusión flagrante entre lo que son las categorías históricas de partida, que se identifican con la morfología política hispanoamericana actual, y el material historiográfico que para nada acepta semejante superposición.

 





No deberían olvidar quienes, henchidos de patrioterismo, han festejado estos equívocos bicentenarios, que el único hecho valorable que puede vincular sus atomizadas naciones entre sí y ofrecerles así una mínima importancia en la Historia Universal, es la lengua española, identidad común de todos los pueblos hispanos que no feneció con los proyectos de la unidad continental, sino que se ha convertido en una realidad de más de 400 millones de hispanohablantes, en clara competencia con el inglés en Estados Unidos.



Etiquetas:   América Latina

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20666 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora