Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Empresas   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Economía   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Alimentos



Crisis ecológica. La gran olvidada


Inicio > Medio Ambiente
30/01/2013

1749 Visitas










Vivimos tiempos de cambio, tiempos muy duros donde se unen crisis económica, social y política, a todas las escalas y no solo en nuestro país. ¿Ya está? Ni mucho menos, una crisis ecológica subyace bajo todas las demás, no ocupa las conversaciones de la mayoría de la gente, ni sale habitualmente en los medios, ni siquiera la preocupación por ella es palpable, pero la verdad es que es gravísima y afecta a las cuestiones más básicas de nuestro mundo.

¿En qué consiste? Tras la II Revolución Industrial el modelo socio-económico de los países desarrollados ha ido encaminado a la extracción intensiva de recursos y al vertido al medio de una ingente cantidad de residuos, todo ello a causa de este modelo  que parece tener como objetivo un continuo crecimiento económico, siendo este más un fin que un medio para conseguir el bienestar de los ciudadanos. Esto conlleva tres tipos de consecuencias:

-Disminución de la cantidad de recursos. A más población y más extracción de recursos, siendo la cantidad de estos finita, es evidente que cada vez habrá menos.

-Disminución de la calidad de los recursos. La generación de residuos y los múltiples procesos físicos y químicos, realizados en muchas ocasiones sin ninguna atención al medioambiente, es evidente que alteran sus condiciones naturales.

-Calentamiento global del planeta. Es difícil pensar que al modificarse considerablemente  una variable del medio como es la temperatura no vaya a suceder absolutamente nada.

 

Los habrá escépticos frente a estas reflexiones, incluso habrá todavía a quién esto le parezca cosas de “ecologistas-trasnochados-hipies”, “catastrofistas-interesados”, o algún otro adjetivo descalificativo, pero lo cierto es que los datos científicos están ahí:



Fuente: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. En gris las zonas desérticas, en rojo las muy vulnerables y en amarillo las moderadamente vulnerables. 





Fuente: Appraisal and assessment of world water resources.Igor.A.Shiklomanov. Asia es el mayor consumidor de agua, y aunque sus reservas son muy grandes no es así su calidad, comprometida en muchos lugares del sudeste asiático. Como curiosidad, podemos ver que Europa consume una cantidad de agua similar a la Suramérica siendo sus reservas cuatro veces menores. 



Fuente: http://data.giss.nasa.gov/gistemp/ . Según los “chicos” de la NASA, esta es la evolución de la temperatura mundial desde 1980. 



Fuente: EL PAIS. Imagen de Pekín en Enero de 2013, las concentraciones de partículas llegaron a los 800 microgramos por metro cúbico, una BARBARIDAD. Nadie quiere vivir en un sitio así por mucho crecimiento económico que exista, ¿verdad?

 

Y si alguien duda de la importancia de respetar el medio que nos rodea por su propio valor y afirma que está ahí para que nosotros obtengamos el máximo beneficio económico posible, he de decir que la degradación de los recursos puede acarrear en un futuro graves conflictos sociales y políticos, especialmente graves en aquellos casos en los que el recurso problemático sean las aguas y las tierras de cultivo, y hacía ello apuntan (entre otros) los informes de http://www.clico.org/ , en los que se estudian las posibles en Oriente próximo, el Sahel y el Mediterráneo a causa de los cambios producidos en el recurso agua.

 Para concluir, quiero formular una serie de preguntas con el objetivo de invitar a la reflexión sobre el medioambiente en su contexto más global, ¿A dónde nos llega este “síndrome de Diógenes económico”, esta carrera por la mayor acumulación de capital? , si todo sigue igual, ¿llegará la Tierra al colapso ecológico?, ¿sería mejor buscar la estabilidad y la equidad económica que el mero crecimiento?, ¿es necesario un cambio de mentalidad absolutamente radical en nuestra sociedad? ¿es necesario un cambio en nuestra propia filosofía de vida?. Surgen muchas dudas al respecto, pero lo que está claro es que no podemos olvidar a la crisis ecológica, no podemos olvidar que somos parte de todo lo que  nos rodea.

(Los gráficos de este post los podéis ver en http://elambientoblog.wordpress.com/2013/01/30/la-gran-olvidada/  )















Etiquetas:   Recursos Naturales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22506 publicaciones
5323 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora