Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Música   ·   Internet



Sistema Nervioso Central: parte uno.


Inicio > Biología
24/01/2013


3437 Visitas



Si mi queridos lectores, es nervioso, es central y es sistema. Ahora abordemos un poco sobre esta sorprendente maquina que, de cierta forma la mayoría de los vertebrados compartimos, en especial a los humanos nos hace sentir, pensar, razonar, pero ante todo, tener conciencia de  que existimos como seres pensantes.


Primero la parte básica, los mamíferos tenemos el sistema nervioso, el cual para su estudio, se ha dividido en sistema nervioso periférico (SNP), el cual está compuesto por los nervios y la médula espinal. Atendiendo el sentido en el que viaja la información, los nervios pueden ser de dos tipos, aferentes que reciben información del medio que nos rodea y envían esta información hacia el cerebro. El otro tipo de inervación es eferente, es decir, estos nervios se encargan de mandar señales provenientes del cerebro hacia la periferia. Un buen ejemplo, muy simplificado, sería mientras la inervación aferente percibe que tenemos la mano puesta sobre el fuego, la inervación eferente manda la señal para que la mano se retire del fuego.

La otra parte complementaria e indispensable del sistema nervioso, se ha nombrado central, sistema nervioso central (SNC) y lo integran, el tallo cerebral y el encéfalo, que a su vez se divide en cerebro y cerebelo. Acá es donde procesamos la información, es decir es el centro de mando, no solamente se procesa información sensorial, como la temperatura, la textura de las cosas, el sabor de los alimentos, también se procesa información sobre la actividad vital de nuestro cuerpo, como mantener constante la frecuencia cardíaca, asegurarse de que la respiración y la presión arterial se mantengan en parámetros aceptables y compatibles con la vida. Controla también los ciclos circadianos, que nos dicen cuando dormir y cuando despertar, además que procesa todas las sensaciones que experimentamos, cómo, miedo, ira, amor, hambre, etc.

En los organismos superiores, el SNC se encuentra protegido en una caja ósea (el cráneo) y envuelto por una triple capa celular (las meninges), así mismo, se encuentra bañado por el líquido cefalorraquídeo, que brinda un medio con las condiciones osmóticas adecuadas, además de servir como amortiguador en caso de que se produzca un choque en el cráneo. Podemos basar nuestro estudio del SNC en la parte macroscópica y funcional, en cualquier libro de anatomía podemos encontrar que el cerebelo se divide en dos hemisferios y que el cerebro se divide en el tálamo, hipotálamo, bulbo olfatorio, corteza, etc. Sin embargo, la finalidad de este breve ensayo es mostrar un poco más a detalle al sistema nervioso central. Llegar al detalle celular, que es donde se efectúa la diversa gama de funciones. 

A nivel celular, podemos encontrar dos tipos de células, las neuronas que son las células que típicamente conocemos, con un cuerpo relativamente redondo, del cual parten muchas prolongaciones, la de mayor tamaño es nombrada axón y las de menor tamaño, se conocen como dendritas. Estas prolongaciones le sirven a la neurona para comunicarse con demás neuronas y células, el segundo tipo de celular es conocido como células gliales, la cuales son muy particulares, por principio de cuentas, llegan a ser hasta diez veces más numerosas que las neuronas y mantienen su capacidad de reproducirse durante toda la vida. Hasta hace poco se pensaba que las neuronas no se reproducían, sin embargo hoy sabemos que las neuronas si se reproducen, pero a una velocidad mucho menor que las demás células, con los problemas degenerativos que implica una perdida acelerada de neuronas. Regresando a las células gliales, tenemos que podemos distinguir a los astrocitos, con forma de estrella, los cuales rodean profusamente a las neuronas. También podemos diferenciar a los oligodendrocitos, que sintetizan la mielina, una proteína que cubre los axones. El tercer tipo de célula glial, es la microglia.

 

En un principio se pensó que la única función de las células gliales, era dar sostén a las neuronas y nada más. Pero diversos estudios han mostrado que las células gliales, en especial los astrocitos y la microglia, aparte de dar soporte a las neuronas, también mantienen en optimas condiciones el medio osmótico, manteniendo en optimas condiciones las concentraciones de sodio, potasio, calcio, cloro de demás iones. Por otro lado los oligodendrocitos sintetizas mielina, la cual cubre los axones, haciendo con esto que los impulsos eléctricos se propaguen de forma mucho más rápida. Imagina que los impulsos nerviosos se propagan como la energía eléctrica por cables, haciendo escalas en cada poste de luz, en el caso del uso de vainas de mielina, equivaldría a que el impulso la energía se propagara de estación en estación, saltando miles de postes de luz. De esta forma la información se trasmite de forma más eficiente y mucho más veloz.

 

Ya en materia de comunicación las neuronas se comunican mediante la sinapsis, la cual clásicamente se establece entre el axón de una neurona y la dendrita de otra, pero existen sinapsis entre axones, entre el axón y el soma e incluso entre dendritas. Las sinapsis pueden ser tanto eléctricas como químicas. En el caso de las eléctricas, las membranas de las neuronas que participan, se encuentran casi fusionadas, con una serie de canales iónicos los cuales se abren y permiten el paso de iones, estos canales son conocidos como uniones “brecha” (gap junctions). Las propiedades eléctricas  inherentes de este tipo de comunicación restringen en gran medida su distribución, en cambio en la sinapsis química se libera una molécula que establece contacto con la neurona postsináptica, interactuando con los receptores específicos para esta molécula. Una de las ventajas de la sinapsis química es que el mensaje se puede amplificar mucho más veces que en el caso de las eléctricas, además que en el caso de la sinapsis química la información es unidireccional y en la eléctrica no.

 

Por ahora dejaremos hasta aquí la primera parte, en la comunicación celular, aun nos quedan pendientes muchos temas, como la naturaleza de los neurotransmisores, su síntesis, sus efectos y los fármacos que se usan para alterar el funcionamiento del SNC.



Etiquetas:   Comunicación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20666 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora