Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Elecciones   ·   Ciudadanía



Fin (del discurso)


Inicio > Política Nacional
19/01/2013

880 Visitas




Uno de los historiadores más importantes del Siglo XX - Eric Hobsbawm - afirma que existen "siglos largos" y "siglos cortos". En el caso del siglo pasado, este personaje nos dice que fue un siglo corto, porque comenzó con la Revolución Rusa en 1917 y terminó con la caída del Muro de Berlín en 1989. Es decir, la historia se mide por eventos, y no necesariamente por el calendario con toda la precisión del caso.



Creo que algo similar ocurre en nuestro país en este año. El 2012 fue un "año corto", pues terminó el 30 de noviembre, momento en que Felipe Calderón dejó de ser Presidente de la República y comenzó un "año nuevo" el 1 de diciembre con la llegada de Enrique Peña Nieto a esa posición. ¿Por qué creo que fue un año corto? La razón es sencilla: la nueva etapa de México ya comenzó. El saldo es variado. De inicio, podría decir que estoy profundamente de acuerdo con muchas de las acciones propuestas por el nuevo Gobierno Federal. De hecho, me parece que en estos 22 primeros días de la nueva administración, se ha utilizado bien el discurso político para enviar las señales de por dónde serán ahora las cosas. Identifico dos temas profundamente importantes en el discurso del Presidente Peña y de su gobierno: el primero de ellos tiene que ver con el tema de la seguridad y la procuración de justicia. Coincido con las declaraciones del Procurador General de la República sobre la manera de conducir la actuación de la dependencia que tiene a su cargo. Y en segundo lugar, me llama la atención la "desnarcotización" en la narrativa del Gobierno de la República. Sin duda estos dos temas serán vitales en los próximos años. Además, todo parece indicar que el tópico de combate a la corrupción será también uno de los ejes centrales en la nueva administración.



Por otro lado, me llama poderosamente la atención que el gobierno de Enrique Peña Nieto envíe señales (tanto en discurso como en acciones) positivas y progresistas en el terreno de la educación, defensa de las víctimas y desarrollo social; siempre buscando la inclusión de todas las fuerzas políticas en ello. Prueba de lo anterior ha sido el "Pacto por México" y su consiguiente instrumentación en el Congreso de la Unión. Creo que México necesita urgentemente actores políticos capaces de ponerse de acuerdo y trabajar juntos.



Entonces, las razones para considerar que el nuevo año ya comenzó para México son muchas. Los cambios son de fondo y las prioridades son otras ahora. ¿Esto es bueno o malo? Cada quien hará su valoración, según sus propios intereses. No obstante, debo decir que hay cuestiones profundamente buenas para el país y vale la pena impulsarlas.



¿Cuáles serán ahora los retos que el gobierno tendrá para este 2013 adelantado? Primero que nada, deberá ofrecer resultados en sus primeros cien días de gobierno como lo ofreció en su discurso inaugural. En segundo término, tendrá que tener la capacidad de mantener la "luna de miel" y el bono inicial de capital político para seguir impulsando acuerdos y acciones benéficas para todos, y que además cumplan las promesas que se hicieron de inicio. Esto último no parece estarle costando demasiado trabajo en estos días y los resultados de estos primeros días serán sin duda satisfactorios.



Pero también los partidos de oposición tendrán que encarar retos complicados, especialmente el PAN y el PRD. La duda sobre si deben colaborar o no con el gobierno de Peña Nieto los aqueja profundamente y no atinan a aglutinar sus posturas en torno a ello. El dilema no es si cooperar o no cooperar, sino más bien ¿cómo ser una oposición responsable para el país? Me temo que estos dos partidos no logran superar su división interna que los hace perder capital político de poco en poco. Y por supuesto, todos nosotros también tendremos el desafío de hacer bien las cosas con las herramientas que tenemos a mano. Siempre hemos asumido esa responsabilidad, pero ahora más que nunca, debemos empezar a hacer lo que nos toca. Al final de cuentas, este país es de todos, ¿no?





http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2816925.htm

 

Federico Ling Sanz Cerrada*

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

www.federicoling.com y @fedeling





Etiquetas:   Ejercicio del Poder   ·   Discursos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20437 publicaciones
5093 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora