Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Literatura   ·   Moralidad   ·   Bioética   ·   Filosofía Social



Construir reformas con trabajo político


Inicio > Política Nacional
16/01/2013

895 Visitas



Confesiones.


 

La prioridad del Presidente de la República se fundamenta integralmente en la aprobación de las reformas que se plantearon a través del Pacto por México, su estrategia es construir esas reformas mediante el trabajo político.

El día de ayer en un hecho inédito, el Presidente Peña Nieto, acudió a una comida con los coordinadores parlamentarios del senado, en las propias instalaciones de esa cámara.

Lo que en una democracia tendría que entenderse como un suceso normal, en la nuestra es una circunstancia extraordinaria, toda vez que desde hace más de una década, el congreso estuvo materialmente cerrado para los dos anteriores mandatarios.

Bajo esa coyuntura, resulta trascendente señalar el cambio de actitud, sobre todo porque infiere una apertura al dialogo y el respeto de las investiduras, se puede no estar de acuerdo, pero eso no significa que los temas no se puedan discutir civilizadamente.

Desde el inicio de su gobierno, el Presidente ha venido impulsando una dinámica de apertura y consideración al posicionamiento de las fuerzas políticas, contrario a lo que se pudo pensar el Presidente no abusa del protagonismo del poder.

No todos los liderazgos se imponen en el autoritarismo, la lectura del equipo presidencial parte de un diagnostico que señala la necesidad de una modalidad que combine negociación hacia fuera y mucha disciplina hacia adentro.

Porque no puede atenderse la agenda política nacional bajo una sola condición, la amalgama de la diplomacia como forma de entendimiento con los rivales por una lado y la aplicación del orden con los propios, por el otro.

De hecho y aunque no se trate de compartir ese poder, al involucrar en las decisiones a las fuerzas políticas formales, el mandatario busca consensos que le permitan desarrollar un plan de trabajo factible.

Sobre todo porque la gran mayoría de los temas que componen la agenda de su esquema, dependen de la consolidación de reformas que necesariamente tienen que ser aprobadas por el legislativo.

El argumento para evitar que la tradicional parálisis legislativa se convierta en un obstáculo insalvable, es precisamente hacer que exista una participación activa de todas las expresiones.

Esto no quiere decir que la apuesta exija la unanimidad, sino mayorías suficientes para lograr que las cosas sucedan, no hay una obligación de que todo lo que se plantea cuente con consenso total, se trata de establecer conformidad en torno a los proyectos.

El aspecto de la unanimidad es básicamente mediático, no es una obligación legal, en estricto sentido eso además llevaría a un desgaste innecesario, concesiones que de suyo ponen en riesgo la esencia misma de los valores democráticos.

Claro que en esa búsqueda siempre se correr el riesgo de que las reformas propuestas se tengan que modificar para la oposición haga sentir su peso específico y de alguna manera eso pueda otorgarles ventajas en la competencia electoral.

En ello el régimen tendrá que desplegar efectivamente toda su capacidad de convencimiento para que esos acuerdos, no signifiquen modificaciones sustanciales que desvíen el objetivo.

Ahora bien, la estrategia presidencial y su tendencia al dialogo ha funcionado en primera instancia, precisamente porque las diversas corrientes representadas en el congreso han consentido en ella.

El signo de madurez mostrada hasta ahora, también tiene que entenderse como un esquema de posicionamiento, no siempre obstruir al gobierno resulta positivo.

La expectativa que ha generado el gobierno esta primera etapa, ha resultado positiva en general, una posición radical podría implicar una sensación de cerrazón que seguramente no beneficia a los partidos de oposición.

La sociedad clama por transformaciones, pero sobre todo porque estas transcurran en el acuerdo responsable, los intereses de grupo, mas aun los eminentemente electorales, son un tema que la sociedad ha reprobado constantemente.

La exigencia pues se relaciona con la búsqueda de resultados y estos solo podrán conseguirse en la comunión de objetivos, aun y cuando ideológicamente existan visiones diferentes.

Si la prioridad es empujar transformaciones reales, la principal tendrá que ser la reforma en materia hacendaria, toda vez que nada podrá lograrse sin los recursos necesarios para llevar a cabo los ambiciosos proyectos gubernamentales.

Los procesos económicos, tendrán que reflejarse en beneficios tangibles para la sociedad, es decir revertir esa sensación de tener un gobierno federal rico y estados y municipios pobres, como ya lo hemos apuntado repetidamente.

Parte fundamental de esta reforma, tiene que ver no solamente en la forma en que se cobran los impuestos, esa seria solo una solución parcial, una reforma fiscal.

Porque en contraparte una reforma hacendaria tiene que atender otros aspectos, que en la integralidad generen condiciones favorables para el desarrollo económico nacional.

En ello es fundamental establecer orden como premisa básica de actuación, de esto se desprende la iniciativa para regular el endeudamiento de estados y municipios, una nueva ley que exija responsabilidad.

Porque la situación que priva en muchas entidades y alcaldías, catastrófica en algunos casos, precisamente ayer el Secretario de Hacienda Luis Videgaray, ponía como ejemplo el asunto del ayuntamiento de Othon P. Blanco.

Videgaray reconfirmo la postura oficial, en el sentido de la imposibilidad real del gobierno federal para realizar rescates financieros, primero porque no habría recursos suficientes para ello, pero también porque no se va a premiar la irresponsabilidad, los excesos y la corrupción.

Tajante el Secretario de Hacienda indica que desde el gobierno federal, no se van a financiar malos gobiernos, decíamos usando a Chetumal capital de nuestro estado como referencia puntual.

La reforma hacendaria deberá orientarse entonces, a generar condiciones, regulando de forma que la autonomía no signifique una herramienta para el libertinaje que cundió como epidemia en diversas regiones del país.

Independientemente de la medición de los acuerdos que conforman el Pacto por México, la velocidad con que se logren, trasciende y por mucho la actitud del régimen y sus contrapartes, porque parece que por primera vez en mucho tiempo se pondera el beneficio general.

Es una suerte de equilibrio y eso es muy positivo, la consideración de que el gobierno necesita el acuerdo de sus opositores para avanzar y la madurez suficiente de los partidos políticos a través de sus representantes en el congreso para actuar en consecuencia.

Saber diferenciar la competencia electoral con lo que eso implica, de la tarea legislativa responsable, donde la intención no es firmar cheques en blanco, pero sí de discutir las propuestas gubernamentales.

Hacerlo en al ámbito de la responsabilidad republicana, que no solo aportaría el consenso necesario que impulse las reformas, sino porque en consecuencia se establece una sana costumbre.

Siendo así en lo sucesivo, la evolución política por definición tendría que transcurrir en esa separación adecuada del aspecto electoral y el gubernamental, como herramienta de entendimiento.

Sin echar campanas al vuelo, porque apenas estamos observando las primeras muestras de voluntad, al menos el escenario se ve positivo, en la medida que se avance bajo estos argumentos, podría pensarse que un retorno al radicalismo será más difícil.

Esto no quiere decir que el fundamentalismo desaparezca en el ejercicio político, ese riesgo siempre estará latente, sin embargo hay elementos para pensar que desde el inicio hay una política de estado para priorizar los acuerdos con trabajo político.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

                                                                    

 



Etiquetas:   Política   ·   Gobierno

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18716 publicaciones
4726 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora