Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Moralidad   ·   Poesía   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela



La situación financiera de los Municipios, asunto de Estado


Inicio > Política Nacional
11/01/2013

843 Visitas



Confesiones.


 

La situación financiera de los municipios, asunto de Estado.

 

Los últimos reportes de la Secretaria de Hacienda Federal señalan que la mayoría de los Estados y Municipios del país, están virtualmente en quiebra, sin embargo ante ese catastrófico escenario, la postura es no rescatarlos de su quebranto.

Por un lado la coyuntura va a hacer inviable que muchos gobiernos estatales y sobre todo municipales puedan sostener su operación mínima, pero tampoco se podría esperar que el Gobierno Federal salga al rescate de todos.

Además de que en términos prácticos eso sería imposible financieramente hablando, hacerlo representaría perdonar los despilfarros y corrupción que provocaron la circunstancia actual.

El escenario puede dividirse básicamente en dos vertientes, el monto de los adeudos y el volumen de los mismos en relación a su capacidad de ingreso, es decir, que hay unos que deben mucho y otros que aparentemente no deben tanto, pero que de acuerdo a sus ingresos tampoco pueden pagar.

En cualquier caso, se trata de un asunto de viabilidad y operación, si bien no puede pretenderse que un gobierno del nivel que sea se maneje y administre como una empresa, porque sus objetivos son diferentes, tampoco se trata de abusar como evidentemente ha sucedido.

Las empresas privadas fundamentan su sentido en los estados de rentabilidad, es decir pérdidas y ganancias, ingresar más de lo que se gasta para generar una utilidad.

En el caso de los gobiernos el contraste se señala en que parte importante del presupuesto se destina a rubros que no implican retorno de la inversión, como la asistencia social y la prestación de servicios, que en todo caso se consideran a fondo perdido.

Para un gobierno la utilidad se enmarca, en la inversión productiva que genera condiciones para el desarrollo económico, en la adecuada prestación de sus servicios, en el pleno equilibrio financiero, pero sobre todo en la satisfacción ciudadana.

En el equilibrio ideal, los gobiernos tendrían que ejercer presupuestos en base a los que pueden gastar, sin sobrepasar esos parámetros, aun considerando los aspectos que incluyen el concepto de fondo perdido, lamentablemente la dinámica se tergiverso y cundió como pandemia.

La tendencia a aumentar el personal con fines políticos, materialmente convirtió a los gobiernos de todas las corrientes políticas con presencia nacional, en agencias de colocación partidistas.

Las nominas infladas infieren un exceso de gastos adicionales que nada tienen que ver con la función oficial, estamos hablando del gasto superfluo que implican los beneficios de los funcionarios.

Si a esto le sumamos el terrible flagelo de la corrupción, que de entrada y por definición, solo como base de cálculo cuesta un diez por ciento del presupuesto, mas los recursos que se desvían con fines electorales, no hay forma de cumplir con una expectativa esencial.

Bajo estas consideraciones, asumiendo que son de observancia general, salvo algunas particularidades individuales que corresponden a situaciones específicas, el país está quebrado.

Lo está porque aun y cuando hoy contamos la mayor cantidad de reservas internacionales de nuestra historia, como lo hemos apuntado en diversas ocasiones, tenemos un Gobierno Federal rico y Estados y Municipios pobres.

Las reservas internacionales otorgan estabilidad financiera y permiten mantener un tipo de cambio competitivo, sin embargo la situación real al interior es muy diferente y ese contraste es una bomba de tiempo a punto de estallar.

Podríamos coincidir en que no sería prudente utilizar esas reservas internacionales para pagar las deudas locales, pero eso no significa que el Gobierno Federal no tenga que responder a la expectativa.

Si no lo hace y pronto, los mercados internos pueden llegar a sufrir un colapso que lleve a una crisis nacional, si vemos lo que está pasando en la comunidad europea, el antecedente tiene el mismo origen, gobiernos en esta caso nacionales, que en el impulso de políticas populistas de corte electoral, gastaron más de lo que podían.

En México la diferencia está señalada en que el dispendio provino de las entidades, de tal suerte que el contexto que influye en los parámetros de estabilidad monetaria no se afecto.

Pero esa circunstancia no garantiza la posibilidad del colapso, las condiciones están dadas para la irrupción de una crisis, independientemente de la insatisfacción ciudadana colectiva, ante la falta de respuesta de sus autoridades locales.

Claro que también es perfectamente comprensible que el nuevo Gobierno Federal no quiera solapar la corrupción que provoco esta quiebra, no al menos sin llamar a cuentas a los responsables.

Esta es sin duda una gran disyuntiva que sin duda es el principal dolor de cabeza del Secretario de Hacienda Luis Videgaray, porque sabe que de una forma u otra esto tiene que resolverse, pero que al hacerlo, se componen actos indecorosos.

En este argumento nada tiene que ver la reforma fiscal pendiente, ese es otro tema que en todo caso se relaciona con la capacidad de cobrar mejor los impuestos y que además estos correspondan a la realidad nacional.

No es pues un asunto que tenga que ver con los ingresos, sino por el contrario con los egresos, el dinero de los Estados y los Municipios fue mal gastado y se sobrepaso el límite, el hoyo pudo taparse temporalmente con endeudamientos que hoy hacen imposible sostener a esos gobiernos.

Ejemplos hay muchos y muy variados en toda la geografía nacional, Quintana Roo no es la excepción, los casos más importantes los de los Municipios de Benito Juárez y Othon P. Blanco, el primero por su monto el quinto más grande del país y el segundo porque plantea insolvencia.

En el caso de Cancún, adicionalmente hay que remarcar que el ingreso esperado por concepto de impuesto predial en diciembre pasado, quedo un cuarenta por ciento debajo de la expectativa, que de cuatrocientos millones de pesos se redujo a solo doscientos cuarenta.

Como se puede prever este déficit presupuestal va a limitar considerablemente la operación municipal, que además no podrá cumplir con una buena cantidad de frentes abiertos, sobre todo de inversión en obra pública.

Este tipo de circunstancias como decíamos, son las que generan la comprensible y por demás justificad insatisfacción ciudadana, ante el incumplimiento de la atención de sus demandas.

Pero es que en el pecado se lleva la penitencia, porque el factor principal que explica la disminución del pago del predial, no solo se origina en la situación económica individual, sino en la falta de confianza ciudadana, que se niega a seguir financiando la corrupción.

Porque no podemos dejar de lado que en Cancún, se dirime una investigación por el desvió millonario de recursos, que resultaron en el desfalco de las arcas municipales y por ende su frágil posición económica.

Al final de cuentas, como sucede en casi todo el país, la situación es la misma, lo que se impone es el esfuerzo para resolverla, sobre todo con la antelación suficiente para evitar el riesgo de una complicación general mayor.

La situación financiera de los Estados y Municipios por tanto, quiéralo o no el Gobierno Federal es ya un asunto de Estado y de la mayor prioridad, como tal hay que atenderlo, con todo y que ello suponga decíamos arreglar la más  grande corrupción posible.

Se trata de un asunto de liderazgo, el Gobierno Federal tiene que asumir su papel de conductor nacional, no puede desajenarse del compromiso pretextando que esto no forma parte de su responsabilidad, es un asunto de Estado.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 

 

 



Etiquetas:   Política   ·   Gobierno

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4732 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora