Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Lectores



Quinientos años del Príncipe de Maquiavelo


Inicio > Política Nacional
07/01/2013

1683 Visitas



Confesiones.


 

Estamos de vuelta después del periodo vacacional decembrino, saludando con afecto a nuestros amables lectores, con el ánimo renovado y con el agradecimiento permanente.

Dos mil trece será sin duda un año por demás interesante, con una enorme cantidad de temas en la agenda local y nacional dignos de análisis, por ello y como primera colaboración del periodo, comenzaremos con una reflexión, que de suyo sirve para explicar muchas de las cosas que en adelante seguramente comentaremos.

Este año se cumplen quinientos años de la aparición de uno de las más importantes obras de la literatura universal, el Príncipe de Nicolás Maquiavelo, tal vez el más importante tratado sobre teoría política, que aun con el paso del tiempo, mantiene trascendental vigencia.

El contexto de su creación se remonta al año de mil quinientos trece, cuando Maquiavelo se encontraba preso en un monasterio, acusado de haber conspirado en contra de la poderosísima familia de los Medici.

El libro fue dedicado precisamente a Lorenzo II de Medici Duque de Urbino, quien paso a la posteridad como Lorenzo el Magnífico, como un regalo que además pretendió echar abajo las acusaciones en contra de su autor.

Lorenzo de Medici, representa el ideal del hombre del renacimiento, el concepto integral, gobernante, militar, político, diplomático, banquero, poeta y filósofo y por supuesto mecenas de las artes.

En su calidad de Príncipe  de Florencia, Lorenzo el Magnífico se convirtió en el gobernante de la república de Florencia, en su mandato esa Ciudad-Estado alcanzo la cumbre de su esplendor y fue precisamente su muerte, la que causo el rompimiento de los equilibrios en los estados italianos, concluyendo en simultaneo con la época de oro renacentista.

El Príncipe, es fundamentalmente un documento que pretendía describir una especie de catalogo de comportamiento ideal del gobernante, bajo consideraciones pragmáticas, que atienden al más esencial sentido común.

Un tratado que desmenuza a detalle como deberían ser, el comportamiento desde el poder y los efectos que esto produciría en la sociedad, bajo una visión que profundiza en la condición humana.

Ahora bien, más que adentrarnos en el análisis correspondiente al contenido detallado de la obra, lo que trasciende es su implicación, tanto la que se relaciona con sus postulados, como la que dio pie al concepto del maquiavelismo.

Desde su publicación y hasta la fecha, el Príncipe se convirtió en lectura obligada tanto de políticos como de analistas, una referencia obligada que como apuntábamos mantiene una extraordinaria vigencia aun en estos tiempos modernos.

Impecable  y mas que recomendable por ejemplo la edición comentada por Napoleón Bonaparte, en la que además se pueden leer las interpretaciones personales del extraordinario genio político y militar francés en torno de los pensamientos de Maquiavelo.

Maquiavelo además de su vertiente como filósofo y escritor, se desempeño en diversos cargos públicos en Florencia,  destacándose como diplomático al servicio de los Medici.

En su obra Maquiavelo postula la importancia de la colectividad sobre la individualidad, la importancia de la autoridad que debe acompañar al ejercicio del poder, en combinación con virtudes que más allá de la personalidad, deben entenderse como características propias del mismo.

Si bien es cierto que el libro obedeció a un contexto especifico en el tiempo, la pureza de su esencia es atemporal, de tal suerte que como decíamos, se volviera un extraordinario documento de estudio político.

En nuestro país el Príncipe cobro mayor relevancia cuando los civiles reemplazaron a los militares en el gobierno, no puede negarse la influencia doctrinal de la obra en las formas y estilos de la clase política mexicana post revolucionaria.

El pragmatismo en el uso de la autoridad del Estado, que caracterizo a los regímenes priistas antes de la alternancia, es un claro ejemplo de la ascendencia de su lectura.

Incluso en la actualidad con el retorno de esa fuerza política al gobierno, muchos de esos postulados habrán de retomarse en su parte esencial, por supuesto tropicalizados en el tiempo y el espacio.

Simplemente la conformación priista, que privilegia la transmisión del poder a través de sus miembros, es un esquema que se ajusta a una sucesión entre miembros, si bien en este caso no de una familia, si de un grupo que funciona como tal.

Un esquema que se parece y mucho al de una monarquía, en este caso constitucional y sexenal, que adopta los preceptos básicos que imperaron en la época en que se escribió el Príncipe.

Sin embargo la parte más importante del tratado político se encuentra en su hipótesis sobre el autoritarismo, a través de la cual el gobernante debe ser temido antes que amado, sin llegar al punto de ser odiado.

Esta doctrina establece, que el gobierno debe ser el rector del desarrollo de la convivencia social, más allá de sus obligaciones administrativas, en el uso del poder para dirigir, si es necesario interfiriendo en aspectos de cualquier tipo incluidos los económicos.

Estas teorías tuvieron como explicábamos una profunda influencia en la clase política mexicana, que la tradujo a sus necesidades y expectativas propias, para de esta forma implantar un régimen gobernante.

Sin lugar a dudas las diversas interpretaciones de la teoría maquiavélica, sobre todo en el ejercicio de las mismas, fomentaron la distorsión del concepto original, lo que dio pie a pensar que el maquiavelismo como idea, proviene de prácticas inmorales, usadas en su nombre para acceder al poder y mantenerlo.

Hoy el nombre del autor se relaciona con una actitud negativa, prácticamente con el uso y abuso del poder para efectos de la convivencia política, mecanismos como la corrupción, la falsedad pero sobre todo para la maquinación.

Sin embargo esa es una interpretación derivada no de los conceptos, sino de la forma en que políticos de importancia mal utilizaron las ideas para justificar su propio comportamiento.

Los excesos del autoritarismo son responsabilidad de quienes los ejecutan, esto no puede facturarse a una doctrina política que los contempla únicamente para efectos superiores, no para el beneficio personal.

Para Maquiavelo, existían dos tipos de príncipes, los que escuchan y los que no, los que aplican la fuerza cuando se justifica en beneficio de la mayoría y naturalmente del régimen.

Claro que también hay que puntualizar que el hecho de plantear que el gobernante puede realizar acciones inmorales, si estas conllevan la consecución y consolidación de intenciones virtuosas se justifican, ha sido el tema que profundizo la polémica.

Pero con todo y eso, aun en la reprobación, las teorías de Maquiavelo se siguen aplicando de manera general y casi unánime, “si puedes matar a tu enemigo hazlo, sino hazlo amigo tuyo”

Finalmente a manera de conclusión, hay que decir que la obra de Maquiavelo, por supuesto seguirá siendo una referencia obligada, un documento necesario para el estudio del ejercicio político.

Sobre todo en nuestro caso, porque en México su influjo es determinante, los postulados expuestos en el Príncipe son base esencial del comportamiento político y del poder, aun y con sus variaciones e interpretaciones.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18743 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora