Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Naturaleza   ·   Ecología   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Corrupción



Contacto, pero sin tacto... ¡Que corra el aire!


Inicio > Empresas
16/02/2011

2879 Visitas



Cercanía, contacto, empatía, socialización... son términos que se imponen en un mundo en el que la comunicación nos conecta. El desarrollo de relaciones, la seducción a través de los mensajes, el intercambio de información y opinión, en definitiva, la proyección de un modelo de socialización masiva, ha dibujado un nuevo campo para las relaciones entre marcas y usuarios, y entre usuarios entre sí.


 

Vivimos en un mundo interconectado, donde los valores sociales se confunden en un caleidoscopio de relaciones cruzadas. Los individuos convivimos en un ecosistema de interacción permanente, en el que las redes sociales han ocupado un papel preponderante y cohesionador.

 

¿Pero, queremos realmente convivir en este modelo de socialización tecnológica hiperdesarrollada?

 

Si analizamos los datos de evolución de las diferentes plataformas de comunicación 2.0, podemos llegar a la conclusión errónea de que así es.

 

El crecimiento exponencial a lo largo de los últimos años, de redes como Facebook o Twitter, parece indicar que los individuos hemos sido abducidos por la propuesta de convertirnos en rebaño social a través de la red.

 

Aposentados tras la barrera tecnológica de los muros y los time lines, las personas convivimos en ese escenario de contactos multiplicados por cien, en el que emociones y sensaciones se virtualizan, donde da la sensación aparente de que corremos el riesgo de ser contribuyentes de nuevo dibujo social: una sociedad multiconectada y emocionalmente castrada.

 

Castrada porque la comodidad de sentirnos protegidos al otro lado de la pantalla nos evita exponernos socialmente. Aislados del mundo tangible, vivimos acumulando experiencias y emociones que nos llegan vía adsl, acostumbrándonos a un onanismo emocional altamente peligroso.

 

El ser humano se supone que es un ser social. Pero, la realidad también nos demuestra que todo tiene su límite, y que siempre tratamos de mantener una distancia de separación que marque nuestro territorio exclusivo y personal.

 

Y esa es la clave. La evolución hacia modos de contacto sin tacto, no es sino una simple respuesta a una realidad 1.0: mantener la distancia con los demás nos hace sentir libres.

 

De esta forma, las redes sociales no triunfan por ser un canal que favorece la proximidad entre personas, sino que, precisamente, son todo lo contrario: son el espacio de alivio que nos separa de los demás.

 

Viendo el vídeo experimental realizado por KLM, comprobamos cómo esta afirmación es cierta. Las personas necesitamos espacio para sentirnos cómodas. Hasta tal punto, que una marca como KLM, ofrece dicho espacio como argumento de valor añadido .

 

Así pues, seamos conscientes de nuestra realidad. Ahondemos en los aspectos positivos que nos aporta el nuevo modelo de comunicación... Pero hagámoslo siendo conscientes de que el principal valor de los contactos no está en la cantidad de ellos, sino en su calidad... o, lo que es lo mismo, el valor del veradero contacto sigue estando en el tacto.











Etiquetas:   Marketing

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21275 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora