Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Internet   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Política   ·   Escritores   ·   Políticas Sociales   ·   Libertad de Expresión



Nuestro derecho (y obligación) a la información


Inicio > Ciudadanía
30/12/2012

1240 Visitas



La anarquía está en todas partes cuando


la responsabilidad no está en ninguna

Gustave Le Bon.

 

 

La ciudadanía de hoy, me parece, dista mucho de la que votaba y tomaba decisiones en los años sesenta, setenta y ochentas. Los hombres y mujeres de hoy, cuestionan más, critican más, señalan más… Cierto es que la tecnología ha favorecido un ejercicio ciudadano que puede resultar muy favorable, y muchos son los ejemplos de ello.

 

Sin embargo, es un ejercicio que demanda un mayor esfuerzo. El servicio público puede (y debe) ser observado con lupa, y ejercido con un alto sentido de responsabilidad; por tanto, se trata de un esfuerzo conjunto: de la ciudadanía, que tiene la obligación de informarse, previo al señalamiento, y del/a servidor/a público/a, que tiene la obligación de proporcionar información válida que sustente su dicho.

 

Es muy amplio el marco normativo de prácticamente todas las dependencias y entidades del sector público, y muchas veces, su contenido está lleno de expresiones que pudieran dificultar su entendimiento. Sin embargo, si como ciudadanos/as tenemos la disposición y ánimo para criticar y hacer aportaciones que redunden en un mejor desempeño del servicio público, también debemos tener la responsabilidad para hacerlo de manera informada. Y eso, hoy, más que nunca, es posible, valiéndonos de la información que se encuentra disponible en internet.

 

No obstante, también es preciso que desde el servicio público se brinde confianza a la ciudadanía, y eso se logra asegurando que la información que se proporciona es, desde luego, la adecuada. Los portales donde se especifica, entre otras cosas, el marco normativo de las dependencias y entidades, debieran de manejarse con sumo cuidado: es el espacio donde ciudadanía y sector público pueden vincularse, informarse y enriquecerse. Debemos tener presente que la juventud mexicana, hoy por hoy más participativa y crítica, se expresa y actúa con fuerza en el ciberespacio; por ello, el contenido de esos portales debe ser claro, preciso y suficiente.

 

De nada vale que se invite a la participación ciudadana si no se brindan herramientas para ello; y en poco beneficia una participación ciudadana mal informada: todos y todas perdemos.  

 



Etiquetas:   Responsabilidad Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21027 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora